Pinos de Anchorena

Municipales en conflicto

El atraso en el pago del medio aguinaldo derivó en un paro y en el anuncio de una medida de fuerza por tiempo indeterminado, finalmente desarticulada por la conciliación obligatoria. Durante el 2016, el gremio mantuvo una tensa relación con el Ejecutivo.

20/12/2016
Municipales en conflicto
(Foto: QUÉ Digital)

Si hay algo que caracterizó al 2016, al menos en el ámbito local, fue la sucesión de paros, medidas de fuerza y masivas movilizaciones protagonizadas por los trabajadores municipales, a partir de las irregularidades en el cobro de sus salarios.  En ese marco, el mes de julio fue uno de los más conflictivos, tras el atraso en el cobro del medio aguinaldo, la posibilidad de pago desdoblada y la tensión creciente entre el Ejecutivo y el gremio que nuclea a los empleados.

La polémica comenzó en el inicio de un nuevo mes; en los primeros días de julio, y ante la posibilidad de que el gobierno de Carlos Arroyo abonara el medio aguinaldo de manera desdoblada, el Sindicato de Trabajadores Municipales (STM) se adelantó y dijo que en caso de no tener novedades en un corto plazo, la semana siguiente concretarían un paro total de actividades por 24 horas, sin concurrencia a los lugares de trabajo, aunque con las guardias mínimas garantizadas.

Tras el paro, y luego de que el gobierno hablara de una medida de fuerza “de tinte político” y confirmara que recién el miércoles 20 de julio abonaría el medio aguinaldo, los empleados resolvieron lanzar otro paro por tiempo indeterminado, que sostendrían hasta tanto el gobierno concretara los pagos, en tiempo y forma.

“Hay un malestar generalizado por el atraso en el pago que se debería haber concretado el 30 de junio”, señalaba en ese entonces el secretario de Prensa del sindicato, Luis María Muñoz, quien remarcaba que entre los trabajadores reinaba la “incertidumbre” porque no había certezas respecto al cobro, pese a los anuncios del gobierno.

MUNICIPALES MARCHA 01
PROTESTA MUNICIPALES PARO MUNICIPALIDAD 02
MARCHA PARO MUNICIPALES 02
BOMBOS MUNICIPALES

En ese marco, y tras la intervención del Ministerio de Trabajo, finalmente el paro quedó desactivado, luego de que se dictara la conciliación obligatoria y se acordara un encuentro entre las partes. En el medio, las acusaciones entre Ejecutivo y STM estuvieron en el orden del día: el gobierno habló de decisiones “desacertadas” e hizo hincapié en el impacto de las medidas de fuerza en la Comuna, en tanto el gremio dijo defender “los intereses de los empleados” y cruzó a algunos de los funcionarios.

Algunos días después, finalmente los municipales cobraron el medio Sueldo Anual Complementario (SAC), horas antes de que finalizara el plazo, y de esta manera el conflicto particular fue superado. De todas formas, y por fuera de lo sucedido en julio, lo cierto es que durante todo el 2016 el STM concretó paros -uno de ellos duró ocho días-, asambleas y medidas de fuerza, a razón de prácticamente una por mes y todas motivadas por lo mismo: las demoras y las irregularidades en el pago de los salarios.

En ese contexto, el Ejecutivo debió recurrir en más de una oportunidad a fondos girados por el gobierno bonaerense e incluso llegó a hablar de la posibilidad de emitir bonos para afrontar las responsabilidades salariales.“Pido que tengan un poco de piedad porque no puedo dar lo que no tengo, simplemente por eso”, fue una de las últimas frases del intendente en relación al tema. Sin dudas, y más allá de las particularidades, los dichos de Arroyo resumen -de alguna u otra manera- lo que fue un año por demás conflictivo.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios