Pinos de Anchorena

Pastor detenido: engaños, abusos, esclavitud y religión

Isaías Hurtado ya había sido denunciado en 2012 por fraude, amenazas y reducción a la servidumbre. Las personas que frecuentaban el templo, las víctimas y un perito internacional en sectas cuentan la historia.

19/12/2016
Pastor detenido: engaños, abusos, esclavitud y religión

El pastor chileno Isaías Hurtado, junto a su esposa y tres fieles de su templo evangélico Monte Sion, se encuentran detenidos acusados de trata de personas y reducción a la servidumbre. En 2012 ya habían pasado por esta situación, cuando la Justicia se hizo eco de denuncias por estafas, amenazas, abuso sexual y fraude. Se repite la historia, con la religión en la mira y víctimas vulnerables que depositan no solo su fe, sino también su plata y su cuerpo.

La relación entre sujeto y religión es una cuestión de fe. Ahí donde la lógica no encuentra respuesta, la religión ofrece una alternativa, una certeza. Ahí donde parece que no hay justicia, la religión ofrece  una salvación, esperanza. ¿Cuándo se trata de religión y cuándo de engaño?

Isaías Hurtado, el pastor chileno del templo evangélico Monte Sion que funciona en O’Higgins 333, fue acusado por fieles de haber abusado de esa fe y de haber utilizado argumentos religiosos, condenación y salvación, para estafarlos económicamente, moralmente y espiritualmente.

En 2007 el pastor Hurtado fundó en Mar del Plata el templo evangélico Monte Sion, según afirma, luego de haber tenido una visión de Dios tras pasar cuarenta días en ayuno en una cueva.

Hurtado vive junto a su esposa Patricia Padilla -también detenida- y a sus 8 hijos en un chalet ubicado en Bernardo de Irigoyen al 4600, donde también viven otras personas, fieles que buscan refugio en el lugar y duermen en el altillo o en colchones en una carpa.

Para llegar a más gente y atraer fieles a su templo, Hurtado y su esposa instalaron la radio FM Zion, que funcionaba de manera ilegal en el 101.7 del dial y que recientemente fue clausurada, ya que nunca tuvo habilitación. La radio le sirvió a Hurtado para reclutar fieles; más personas llegaron al templo y su talento, oratoria y carisma hicieron que permanecieran con él y se formara una congregación en torno a su supuesta interpretación de la palabra de Dios.

El templo, la radio y Hurtado se mantienen por los fieles y el diezmo. Mientras más fieles, más diezmo, así funcionan las religiones.

 EL PASTOR DEL SEMEN UNGIDO 

Hurtado (1)

Isaías Hurtado tiene cinco denuncias por abuso sexual; como resultado de estas supuestas violaciones, el pastor tendría dos hijos extramatrimoniales. Estas denuncias fueron investigadas en su momento por la fiscal Graciela Trill.

Hurtado, pastor y profeta, les confesaba a sus seguidores que tenía el semen ungido por Dios y, según dijeron fieles que iban a su templo, solía decirles a las mujeres que era un honor que tuvieran relaciones con él.

La historia es repetida y hasta dicen que es “clásica”: una mujer divorciada, con dos hijas, vulnerable, escucha en una radio que hablan de Dios, que un pastor habla de Dios y se acerca al lugar.

Una mujer denunció que Hurtado engañó a su hija con el argumento del semen ungido para tener relaciones con ella y que, luego de que la chica quedara embarazada en 2010, la echó de la congregación y la “condenó” al Infierno.

Cada persona que se iba del templo era marcada como impía, condenada y se les prohibía a los demás fieles que tuvieran relación con esa gente”, explica la mujer.

Según denuncia la mujer –que prefiere reservar su identidad– Hurtado también estafó a su hija: le quitó 8000 dólares de una indemnización y utilizó sus tarjetas de crédito para sacar pasajes de avión en cuotas –como si fueran diezmos adelantados–, que deberían haber sido utilizados para misiones religiosas, pero “eran vacaciones disfrazadas”. El límite entre religión y engaño.

 DIEZMO Y ESTAFA 

TEMPLO HURTADO TRATA DE PERSONAS 03

Nélida es una jubilada que desde su adolescencia tiene vínculos con la Iglesia Evangelista. En 2010 escuchó la palabra de Isaías Hurtado por FM Zion y comenzó a ir al templo de O’Higgins 333.

En el templo de Hurtado, Nélida se sorprendió por la “desesperación” por el dinero que el pastor tenía. Según explica, el hombre obligaba a que la gente dejara el diezmo con la pena de quedar condenado al infierno si no lo hacían.

Nélida dice que ella siempre colaboró con los templos a los que concurrió. “No por obligación, sino por el deseo personal de cumplir con el diezmo y ayudar a que se cumpla la palabra de Dios”, dice y agrega que en su caso no sintió “obligación” por Hurtado en otorgar dinero.

A los pocos meses de haber estado en el templo, Nélida ya había pagado diezmos adelantados con sus tarjetas de crédito y hasta había otorgado una parte de una herencia que había recibido.

Según denuncia la creyente, sus problemas comenzaron con el pedido de Hurtado a los fieles para que realizaran donaciones y así poder comprar el terreno de O’Higgins 333. Nélida asegura que sacó un préstamo para darle cerca de $12.000 a Hurtado y, en su arreglo, el pastor le tenía que devolver la plata mes a mes. Pero esto nunca ocurrió y el pastor, según Nélida, ignoró la deuda hasta el punto que para ella fue imposible cobrarla.

Así como le pasó a Nélida, también hay casos de fieles que le entregaron propiedades a Hurtado, sueldos enteros y otro tipo de donaciones y diezmos que el pastor, según denuncian, utilizó luego “de manera que no corresponde para un hombre de su status religioso”. El límite entre religión y engaño.

 ESCLAVITUD, SERVIDUMBRE Y EXPLOTACIÓN  

Pablo ingresó al templo de Hurtado en 2009, por recomendación de su hermana, que ya era fiel del lugar. Al poco tiempo de ser parte de la congregación de Monte Sion, Pablo comenzó a vivir en el lugar. Según contó, allí dormían seis personas de diferentes nacionalidades -Chile, Venezuela y Brasil- en un altillo, mientras que él, junto a otros cinco, dormía en unos colchones en una carpa.

Para Pablo, los seis que vivían en el altillo eran “como esclavos” de Hurtado. “No podían salir sin autorización, comían solo una vez a la noche y, si el pastor les conseguía trabajo fuera del templo, después le tenían que dar todo el dinero a él”, asegura.

Pablo dice que dejó de confiar en Hurtado al ver en las condiciones en las que vivían esas personas en la casa y por “otras cosas” que no le gustaban de la forma de vida “que no eran propias de un pastor”. “Yo a algunos, a los menos fanáticos, les decía que nos teníamos que ir. A los más fanáticos no, porque eran capaces de matar por el pastor”, reconoce.

Entre los trabajos que Hurtado les conseguía a sus fieles estaba el de llevar adelante labores en una panadería, recientemente clausurada, o el de ser mano de obra en construcciones. “Hace poco me crucé con un amigo que logró salir gracias a que lo sacó la familia. Le habían lavado la cabeza. Recién ahora se da cuenta de lo que pasaba ahí adentro, de lo que le hacían hacer”, admite Pablo. El límite entre religión y engaño.

 DESENMASCARAR A LOS DIOSES 

TEMPLO HURTADO TRATA DE PERSONAS 05

El abogado Héctor Navarro es perito judicial internacional en casos de sectas y constantemente es consultado por casos en Argentina, Chile, México, Colombia, Estados Unidos, España y otros países. En 2012 fue quien patrocinó las denuncias contra Hurtado.

Este tipo de sectas están progresando en Latinoamérica en la que un supuesto profeta ungido, como el caso de Isaías Hurtado, presume de ser elegido por Dios”, dice Navarro y agrega: “Preocupa porque en estos años han llegado hasta a sacrificar chicos en estas sectas, como ocurrió en Chile, que quemaron vivo a un bebé recién nacido porque era ‘el anticristo’”.

Navarro distingue la diferencia entre religión y secta. Según él, la diferencia se da en cómo la persona luego se relaciona con su familia y en sociedad. Para él “la religión religa, es decir, relaciona socialmente, une a las familias”, mientras que “secta viene de cortar, apartar”

“En las sectas los hacen creer que es su nueva familia. Entonces les dan dos opciones: o la familia se une o es considerada automáticamente enemiga de la secta. Obligan al adepto a alejarse de su familia si la familia no quiere entrar”, dice el especialista.

Navarro aconseja a los familiares de personas captadas que “traten de mantener el vínculo con la persona y que no hagan una oposición manifiesta en contra de la secta, porque la secta le corta totalmente el vínculo”. Y también recomienda nunca, pero nunca “entregar un solo peso a la secta”.

Hay preguntas que uno no puede responderse. La pregunta de Navarro, después de tantos casos que vio, tantas sectas que investigó y a tantos juicios que llegó, es: “¿Cómo puede llegar alguien a caer con un hombre como Hurtado, que dice que tiene el semen ungido, que cree que para una mujer es un privilegio acostarse con él?

“Al tener la excusa divina –intenta responderse-, al decir que la ley de Dios está por encima de la ley del hombre, consigue manipular a personas vulnerables, a quienes les asegura que no cumplir con la ley de Dios es ser pecador y estar condenado al Infierno”.

Para Navarro, el caso del pastor Hurtado es un ejemplo de una situación que se repite en Latinoamérica. “Se ve cómo el pastor esclaviza a los hombres, los alquila como esclavos. Los hace trabajar, los ofrece a terceros para luego cobrar él el dinero”, explica el abogado.

“La gente pareciera que no tiene trabas en su capacidad de credulidad y de ser convencidos”, dice Navarro y finaliza la entrevista con una cita del Premio Nobel de Física Steven Weinberg: “Con o sin religión siempre habrá buena gente haciendo cosas buenas y mala gente haciendo cosas malas. Pero para que la buena gente haga cosas malas, hace falta la religión”. El límite entre religión y engaño.

 LA CAUSA EN LA JUSTICIA FEDERAL 

TEMPLO HURTADO TRATA DE PERSONAS 01

El pastor Isaías Hurtado, su esposa Patricia Padilla y los fieles del templo Joel OpazoLuis CortezCaleb Esteban Alday están detenidos acusados de “trata de persona y reducción a la servidumbre”. Además, fueron rescatadas por las autoridades 10 personas que serían víctimas de explotación. También se allanó el templo y se clausuró la radio FM Zion y la panadería en donde llevaban a fieles a trabajar, sin tenerlos en blanco ni pagarles el sueldo.

Hurtado fue el único en declarar –lo hizo por más de 5 horas- y negó todos los cargos en su contra. El resto de los imputados podrían declarar esta semana, luego de que el lunes y martes aporten testimonios más testigos. Por su parte, el juez federal Santiago Inchausti negó la excarcelación de todos los detenidos y el abogado que los representa, Marcelo Peralta, espera lograr al menos la prisión domiciliaria de la esposa del pastor.

EL TEMPLO MONTE SION DESAPARECIÓ

Luego de que Hurtado fuera detenido, dieron de baja en internet la página oficial del templo, que era www.montesion.com.ar. En esa página se podía escuchar la radio por internet y, además, ver los videos de las ceremonias. También dieron de baja los páginas en redes sociales, como Facebook e Instagram.

 LA CAUSA HOY 

El pastor evangelista Isaías Hurtado se encuentra detenido en el penal de Ezeiza, donde realizó un ayuno en protesta por más de 70 días.

El 21 de octubre la Cámara Federal de Apelaciones confirmó los procesamientos de Hurtado, su pareja -que fue excarcelada- Patricia Soledad Padilla Coronado, Luis Armando Cortez, Caleb Esteban Alday Maldonado y Joel Abraham Opazo Jara, todos acusados de haber utilizado –al menos desde julio de 2007- la figura de un ministerio religioso y mensajes de fe para captar y acoger a personas vulnerables (por su edad, estados de depresión, circunstancias familiares adversas, falta de contención, bajos recursos económicos y de educación) para congregarlas en reuniones y, a partir de allí, convencerlas de aportar sus recursos económicos a las arcas de la congregación nucleada en el Templo Sion y reducirlas a servidumbre.

La Cámara Federal de Apelaciones resolvió confirmar los procesamientos dictados en primera instancia por el juez Santiago Inchausti, con intervención del fiscal Nicolás Czizik, en relación a 21 casos de trata. Además, Hurtado continúa investigado por los casos de abusos sexual denunciados por las víctimas.

Los magistrados Alejandro Tazza y Jorge Ferro dieron cuenta al confirmar los procesamientos, de las “numerosas” pruebas de las que consta en el expediente, además de las declaraciones testimoniales de las víctimas, como la causa que tramitó en la justicia provincial, y las intervenciones telefónicas que “dejaron ver el continuo control y sujeción que Hurtado ejerce sobre las víctimas, tanto de forma directa, como a través de sus consortes”.

 ASISTENCIA A LA VÍCTIMA 

En paralelo al proceso penal, en el área de Coordinación de Asistencia del Ministerio Público Fiscal de la Nación de Mar del Plata trabaja con las víctimas de esta causa. La intención es convocarlas y ofrecerles un espacio para una entrevista, que se extienden de acuerdo a las necesidades de cada persona, al daño padecido. Se toma a la víctima como sujeto de derechos, y se realizan derivaciones para la asistencia psicológica o asesoramiento legal en caso que lo solicite.

Es necesario que cada uno y cada una sepan y sientan que tienen derechos como víctimas, en el marco del proceso de la investigación penal”, señaló la coordinadora del espacio, Mila Montaldo, quien es licenciada en Trabajo Social y especialista en Salud Mental.

 VÍCTIMAS QUE NO SE SIENTEN VÍCTIMAS 

RECLAMO PASTOR HURTADOUn grupo de personas que figuran como víctimas en la causa pidieron audiencia con los jueces para ser removidos como víctimas del caso, ya que apoyan al pastor Hurtado y consideran que la Justicia “manipuló sus declaraciones”.

“La Justicia dice que somos vulnerables y no es así. Queremos hacer un pedido formal para poder hablar con los jueces de la Cámara de Apelaciones”, le había dicho a QUÉ Atilio, uno de los hombres que figuran como víctimas, y agregó: “Nos sentimos culpables, porque la verdad es que si hoy Isaías Hurtado, nuestro padre, está preso es culpa nuestra porque nos ha brindado amor”.

Ver más: , , , , , , , ,

Comentarios