El cuento de Viglione

Un cuento del tío millonario con presencia en medios importantes para crear una imagen seria e inversiones internacionales falsas. El periodista especializado en mercados se encuentra detenido imputado por 26 casos de estafa por una suma cercana a los 730.000 dólares.

20/12/2016
El cuento de Viglione
(Foto: QUÉ Digital)

Noviembre de 2016 podría ser recordado como el mes del millonario cuento del tío o como el mes en que apareció una versión sudaca y marplatense de Bernard Madoff o como el mes en que el periodista y especialista en mercados internacionales Daniel Viglione se hizo tristemente conocido en todo el país por quedar detenido acusado de haber estafado al menos a 26 personas por una suma cercana a los 700.000 dólares.

El viernes 21 de octubre la familia de Viglione, preocupada ante una ausencia de más de 24 horas, había presentado una denuncia por averiguación de paradero. La policía empezó a buscar al hombre y en el transcurso encontraron personas que denunciaban que se había fugado de Mar del Plata con el dinero que le habían dado para que realizara inversiones y que ascendería a millones y millones de pesos.

Viglione había formado una imagen de periodista serio y especialista en mercado de divisas al haber trabajado en diferentes medios de la ciudad.

En radio participó en LU6, LU9KLA y otras emisoras de la ciudad. La última vez que estuvo al aire fue en Mitre (103.7), de manera independiente con su programa Economy Geeks, Daniel-Viglione-Radio-Mitreque lo hizo por casi dos años, de lunes a viernes entre las 16 y las 17, hasta que en agosto, por diferencias económicas con la emisora dejó de realizarlo. Además de haber participado en radio, Viglione fue docente de periodismo en DeporTEA y columnista freelance del diario La Capital.

Desde Economy Geeks Viglione hablaba de la economía del país y del mundo, los mercados y la bolsa. Hacía recomendaciones y se promocionaba como profesional de la materia. De esta manera captaba clientes para su actividad privada como inversor.

Además, organizaba charlas con especialistas de economía en hoteles 5 estrellas.

Hasta ahí un Viglione que públicamente se mostraba exitoso, serio, ganador. Alguien digno de confianza, alguien a imitar, alguien que conocía la buena vida y tenía el secreto, la lleva para ese mundo de dólares.

 COMPRA DE DIVISAS, PROMESAS DE GANANCIAS EXAGERADAS 

Según lo denunciado por las víctimas, Viglione prometía a los supuestos inversionistas unas ganancias de entre el 30 y 40 por ciento anual en moneda extranjera, valores muy por encima de lo que se puede conseguir depositando dinero en un plazo fijo en cualquier banco del mundo.

De esta manera, Viglione les pedía a las personas una inversión inicial mínima de 10.000 dólares, para con ese dinero  comprar divisas extranjeras en los mercados internacionales.

viglione

Planilla en inglés y español que Viglione les hacía firmar a los “inversores” cuando le confiaban su dinero.

Según lo declarado por las víctimas, Viglione les explicaba que las operaciones serían de compras de divisas pares en el Forex (Foreign Exchange / cambio de divisas). Por ejemplo, el periodista y especialista en economía les explicaba que invertiría primero en dólar y yen para luego pasar a otras dos monedas extranjeras e ir ganando con cada cambio.

A cada persona que le entregaba dinero a Viglione –las 26 personas que figuran en la causa aseguran haberle dado entre 10.000 y 60.000 dólares cada una-, él les daba un comprobante firmado y una planilla para que anotaran mes a mes los cambios. Además, les entregaba una clave para que entraran al banco America de New York.

Según explicó el fiscal de la causa, Fernando Berlingeri, las cuentas del supuesto Banco America de New York eran inexistentes, armadas por él mismo desde su sitio Economy Geeks, para que las personas al entrar en busca de su cuenta bancaria por ese portal se encontraban con planillas y números de unos beneficios económicos que nunca existieron. El Banco America de New York es una entidad para grandes inversores, no es una banca doméstica.

 VÍNCULOS CON CURATOLA Y EL ESQUEMA PONZI 

Daniel Viglione ha sido vinculado con Eugenio Curatola en el pasado, quien fue condenado por haber sido el gestor de una de las mayores estafas de la historia argentina en el mercado inmobiliario por una suma cercana a los 10.000.000 millones de dólares. Fuentes no oficiales aseguran que entre 2001 y 2004 Viglione era el nexo de Curatola en Mar del Plata y que “recomendaba” a ahorristas invertir en las empresas de Curatola.

Especialistas en economía consultados por QUÉ consideraron que Viglione pudo haber utilizado, al igual que Curatola en su momento o Madoff en Estados Unidos, el “esquema Ponzi” para concretar las supuestas estafas.

El esquema Ponzi es un sistema piramidal de inversiones que no resulta sostenible en el tiempo. Es una operación fraudulenta de inversión en la que se paga los intereses de los inversores con el propio dinero invertido o con el dinero de nuevos inversores. El esquema Ponzi funciona si crece la cantidad de nuevas víctimas ya que nunca se invierte realmente el dinero, sino que solo se redistribuye el dinero de un inversionista a otro.

Entonces, una persona le entregaba a Viglione dinero, supongamos 10.000 dólares. Viglione en los primeros seis meses le rendía una ganancia del 30 o 40%, generaba confianza con la persona que encontraba que invertir y ganar plata es cosa simple y segura, para que luego la víctima confiara cada vez más sumas de dinero y recomendara a sus conocidos a Viglione como un gurú del dinero fácil.

En las denuncias contra Viglione, hay personas que dicen haberle dado plata para inversiones durante más de 5 años.

 LA CAUSA HOY 

Viglione fue detenido en un hotel de Mendoza el sábado 5 de noviembre. Está acusado de 26 estafas e imputado por  “estafas reiteradas en concurso real”, delito que tiene una expectativa de pena que podría llegar a los 50 años. A la fecha, desde la Fiscalía de Delitos Económicos calculan que el dinero estafado llegaría a los 730.000 dólares, una cifra que podría ser mucho mayor ya que habría cerca de 200 víctimas, muchas de ellas que no pueden denunciar por no poder justificar la procedencia del dinero.

Si bien Viglione se encuentra detenido en Batán y el fiscal Berlingeri ya tramitó la prisión preventiva, hay otra imputada en la causa: María Larsen, socia de Viglione y quien es investigada por su posible participación en 19 de las 26 estafas. Larsen pasó de vender miel de abeja, a realizar “tareas administrativas” para Viglione, a ser propietaria del lujoso complejo turístico internacional “Luces de La Paloma” (en el balneario La Paloma, Uruguay).

Ver más: , , , ,

Comentarios