“El acompañamiento”, la “locura” por cantar y las ansias de libertad

La obra de Carlos Gorostiza en torno al anhelo de un empleado metalúrgico por ser cantor de tango y el crucial encuentro con su amigo, se presenta en “El Telón Teatro Café”. José “Pepe” Amato habló sobre su primera experiencia como director.

13/02/2018
“El acompañamiento”, la “locura” por cantar y las ansias de libertad
Gonzalo Gobbi

Autor: Gonzalo Gobbi

redaccion@quedigital.com.ar @gonzalogobbi

“Viejo smocking de los tiempos

en que yo también tallaba…

¡Cuánta papusa garaba

en tus solapas lloró!

Solapas que con su brillo

parece que encandilaban

y que donde iba sentaban

mi fama de gigoló”.

(“Viejo smoking”, tango de Celedonio Esteban Flores y Guillermo Barbieri)

***

¿Quién no ha cantado alguna vez? ¿Quién no ha seguido un sueño más allá de las posibilidades de lograrlo? “El Acompañamiento”, obra escrita en 1981 por el dramaturgo argentino Carlos Gorostiza durante la última dictadura militar en Buenos Aires, recorre a través de la música y el tango la vida de dos hombres y la ilusión de uno de ellos por lanzarse como cantor en busca de un tema ausente por aquellos años oscuros de la Argentina: la libertad.

Esta divertida y crítica pieza teatral se está realizando este verano en Mar del Plata en “El Telón Teatro Café”, ubicado en España 1839, entre Rivadavia y Belgrano. Las funciones son martes de por medio y las de febrero serán el 13 (hoy) y el 27 siempre a las 21.

El tema central de la obra, que forma parte del denominado “teatro abierto”, es la libertad y lo orientación sin tintes políticos. Se trata de una propuesta dirigida al público general, que viene teniendo una “muy buena temporada en la ciudad”, según contó en diálogo con QUÉ Digital el actor y director marplatense José “Pepe” Amato.

Es su primera experiencia como director y el texto de Gorostiza lo llevó de ser dirigido a tomar las riendas de la puesta en escena. “La gente nos está acompañando en cada función, algo que nos alegra muchísimo y nos da ganas de seguir”, contó Amato.

El acompañamiento

“Tuco” y “Sebastián” son dos amigos de toda la vida. “Tuco” trabaja en una metalúrgica y “Sebastián” tiene un kiosco de cigarrillos y golosinas.

Después de una broma que le juega a “Tuco” un compañero de fábrica (“Mingo”) éste decide renunciar a su trabajo para dedicarse al canto. Para ello, se encierra en el altillo de su casa, armado con un cuchillo y aislado por completo de su familia y de la gente en general, esperando al “acompañamiento musical” que el Mingo “prometió” mandarle para ensayar y así triunfar en la televisión.

Dado que los intentos de la familia para alejar a “Tuco” de esa aventura son en vano, deciden recurrir a su mejor amigo (“Sebastián”) para que éste intente convencerlo de revocar su decisión y devolverlo a la cordura y al comportamiento social esperado por todos.

Aquí es donde comienza la acción dramática, en el momento que “Tuco” que está ensayando, recibe la visita de “Sebastián” con el objetivo de rescatarlo de esa “locura”. A partir de ahí y con el desarrollo de diversos diálogos y reflexiones, “Sebastián” encontrará en “Tuco” un espejo donde poder mirarse y poner en duda la aparente locura de su amigo.

Al respecto, el director de la obra en Mar del Plata -quien además interpreta el personaje de “Sebastián”- contó estar “muy conforme con el trabajo logrado” y sobre todo agradecido de haberse encontrado con esta pieza de Gorostiza que “cuenta en definitiva que la vida no siempre es tal cual como la queremos, pero que vale la pena seguir los sueños”.

“Viejo smoking”, tango popularmente conocido en la voz de Carlos Gardel (también interpretado por el gran Julio Sosa) es la canción que desvela a “Tuco”. La música en vivo le da un toque distintivo a la puesta.

A horas de la función de hoy a las 21, el director señaló que “el público toma el mensaje de la obra en función de lo que vive y se identifica con un personaje o con el otro, o bien con la obra en sí”.

El acompañamiento2

En este debut de Amato como director en la ciudad, explicó que la decisión de pasar a ocupar este rol surgió a partir de su experiencia como actor tanto bajo la dirección de Sergio Lanchas como de Mario Carneglia, ambos con obras en escena este verano

“Cada vez que me pedían una devolución como actor, yo veía otra cosa. Veía los hilos de cada director. Empecé a estudiar con Mario Carneglia, hice el curso de dirección con él y terminé descubrir lo que había notado con Lanchas: que el teatro es algo que amo y que hago con pasión y ese bichito de la dirección que se despertó me da muchas más ganas”, añadió.

Este martes a las 21 en España 1839 “El acompañamiento” volverá a dar función. La próxima será en dos semanas, el próximo martes 27 de febrero a la misma hora.

Ver más: , , , , , , , , ,

Comentarios