“El tango vino a dignificar un poco la música argentina”

Hernán Pari, ganador del Estrella de Mar con “Un Gardel de película”, se presentará junto a Cecilia Pugliese, nominada a ese premio con “La Ñata contra el vidrio”, con Tango Premium, este domingo en el espacio Cuatro Elementos.

02/04/2016
“El tango vino a dignificar un poco la música argentina”
Juan Manuel Salas

Autor: Juan Manuel Salas

jmsalas@quedigital.com.ar @juasalas

Hernán Pari, ganador del premio Estrella de Mar con “Un Gardel de película“, y Cecilia Pugliese nominada por “La Ñata contra el vidrio”, se presentarán juntos con “Tango Premium”, el domingo desde las ventas en el espacio teatral Cuatro Elemento, Alberti 2746.

Hernán y Cecilia se debían un show así, juntos. Se tienen un enorme respeto personal y profesional, pero simplemente antes no coincidían. “Cecilia me parece muy talentosa, fue alumna de Luis Reales, que es una garantía y eso es un sello tanguero”, dice Hernán sobre su compañera en Tango Premium, que se pudo concretar después de algún encuentro casual en El Argentino, el bar que se volvió la capital del circuito tanguero en Mar del Plata.

“El nombre ‘Tango Premium’ se le ocurrió a Cecilia, porque ella estuvo nominada al Estrella de Mar y yo lo gané. A mí lo de ‘premium’ me suena a whisky y me gusta”, dice entre risas Hernán.

El show será con la banda que acompaño a Pugliese en “La Ñata contra el vidrio”. Cecilia cantará tangos de su autoría y Hernán hará temas de Gardel, canciones propias y también se sumará el titiritero Pepe García, con algún recitado desde sus personajes.

HERNAN PARI PRENSA

-¿Cómo ves el tango en la actualidad? 

-Hace un tiempo que las autoridades culturales argentinas le están poniendo el ojo a la música popular. Lo que pasa es que también hay mucha música basura dando vueltas y el oído dice basta. Y es como que el tango y el folklore vienen a dignificar un poco la música argentina.

-¿Por qué decís que el tango viene a dignificar la música argentina? 

-Es que el rock ha caído en una meseta bastante fea. Ya no son las épocas de Charly, de Soda, Spinetta o Sumo. Ha quedado poco, del 2005 para acá hay poco material. Las bandas se hicieron como más de culto y el tango pasó a dignificar la música argentina.

-Y eso que el rock nacional es un gran heredero del tango.

-Sí, claro. Hablando con los chicos de Mal de Parkinson, que somos muy amigos, decíamos que el primer punk del mundo fue Discépolo y era tanguero. Desde las letras, con sus partes contestatarias.

-Aullando entre relámpagos -empieza a recitar Pari- perdido en la tormenta, de mi noche interminable diez busco tu nombre.

-Discépolo se pelea con la Iglesia, con la existencia. Y “Cambalache” y Y”ira, yira”, son temas punk. Los rockeros en Argentina escuchan tango. Está en nuestro ADN, en la cultura. Pero el rock está en una meseta.

-Y si el rock decís que está en una meseta. ¿Con el tango que pasa? 

-Lo que pasa es que nosotros hubiésemos querido tener en el tango lo que fue La Negra Sosa para el rock. La Negra agarraba todas las canciones de todos los géneros y las cantaba. No hubo un tipo así en el tango. La Negra sobre todo cantó de compositores nuevos y eso en el tango no pasó. Pero hay veces que por historias de ego no se hacen, de apoco irá creciendo el género.

-¿Le hace falta renovación al tango?

-Sí, claro. Se tendría que abrir más la Orquesta Municipal. Tendrían que abrir más el juego. Son personas grandes con un currículum impresionante. Pero hay gente nueva y en algunos lugares claves podrían sumar. Gente nueva cantando, en el piano, darle bola a los arreglos de la gente de la orquesta. Tendría que haber una renovación, confío en que puede haber una renovación. Vayamos con lo nuevo. Que la orquesta se ponga a mirar a la gente que viene de abajo. Sino entramos en una meseta y no tenemos a la Negra Sosa.

UN GARDEL SUELTO EN COLOMBIA

Un video internet que se viralizó en Colombia. Un video de “En esta tarde gris” que fue vesto y escuchado por scoutings del Festival Internacional de Tango de Medellín. Así fue como un día, un día cualquiera, a Hernán Pari le llegó un mail con una invitación para cantar en el Festival de Tango de Medellín, que se hace cada año en junio, en el aniversario de la muerte de Gardel -quien falleció en un accidente aéreo en Medellín-.

Hernán no era fanático de Gardel. Lo conocía, claro. Había visto alguna de sus películas, escuchado sus canciones. Pero no era parte de su piel. Fue en Colombia, el año pasado, que eso cambió.

Hernán estaba en el hotel de Medellín, desayunando. Eran los días previos al Festival Internacional de Tango y empieza a escuchar que en la calle sonaba a todo volumen “Tiempos viejos“. Hernán se acuerda que salió corriendo a la vereda, para ver que pasaba y lo que vio fue a un auto, que iba por la calle escuchando a Gardel a todo volumen. Así se vive en Colombia el tango. Así se vive a Gardel en Medellín.

Días después, como buen turista argentino de bermuda y chomba, fue a la Casa Gardelando, donde se realiza el homenaje por la muerte de Garde. Miles de personas alrededor del monumento en una calle angosta como si fuera Caminito. El lugar rebalsaba de gente y Jorge Guillermo, un maestro del tango que grabó con Osvaldo Pugliese se le acercó y le preguntó si él era el de los videos de tango de internet. Fue extraño ese saludo y más extraño que Jorge Guillermo inmediatamente lo invitara a cantar un tango en el monumento a Gardel.

-Empecé a cantar “Por una cabeza” y 5 mil personas empezaron a cantar conmigo. Me puse a llorar, me emocioné. No puede ser que un pueblo tenga tanta devoción- dice Hernán.

Después de Colombia, de ese Festival en el que Hernán cantó, no se pudo sacar a Gardel de la cabeza. Llegó a Mar del Plata, le contó a su hermana la idea y lo que le contó fue la obra entera de “Un Gardel de película“.

Desde Medellín que Gardel es parte de la vida de Hernán Pari. Por sus padres, que se enamoraron escuchando tango en una calecita, que esta música bien porteña es la banda sonora de su vida. Por su mamá el tango “Volvamos a empezar” y por su papá “Trenzas“.

Si se le pregunta a Hernán cuál es el tango que más le gusta no responde, pero canta la segunda parte del verso de Castillo en “María“: “Sus ojos eran puertos que guardaban ausentes, su horizonte de sueños y un silencio de flor. Pero sus manos buenas, regresaban presentes, para curar mi fiebre, desteñidas de amor…

Ver más: , , , , , , , , , , ,

Comentarios