Espejo de tela, “la omnipresencia de la materia textil en la vida”

Texturas, colores y entramados integran la nueva propuesta del Museo MAR. Doce artistas forman parte de la exhibición curada por Constanza Martínez, que se podrá disfrutar hasta el 15 de agosto.

03/06/2018
Espejo de tela, “la omnipresencia de la materia textil en la vida”
(Fotos: QUÉ Digital)
Alina Rodríguez Martín

Autor: Alina Rodríguez Martín

redaccion@quedigital.com.ar @AlinaNahime

Cuando las palabras texto y textil se encuentran etimológica e iconográficamente en un relato aparece “Espejo de tela”, la última muestra emplazada en el Museo MAR, a cargo de la curadora Constanza Martínez, quien seleccionó a doce artistas que trabajaron libremente sobre una temática -la tela- para conformar un entramado de imágenes y texturas que se entremezclan en el espacio y se bifurcan en diversos relatos. La nueva exposición ya está abierta al público y se podrá disfrutar hasta el 15 de agosto, con entrada libre y gratuita.

La propuesta del ciclo Jóvenes CuradoresEspejo de tela” reúne obras de Daniel Romano, Ana Wingeyer, Leo Chiachio, Daniel Giannone, Guillermina Baiguera, Guillermina Lynch, Mónica Van Asperen, Alejandro Bovo Theiler, Ariadna Pastorini, Miguel Ángel Cárdenes, Rosa Skific y Ruth Corcuera.

En la muestra, Martínez propone una recorrida por el arte contemporáneo argentino a través de un grupo de artistas que exploran el uso del textil y sus múltiples relaciones de espejo y proyección en la vida. “La muestra si bien hace un año que la estoy armando y preparando, como soy historiadora del arte es gente que fui conociendo a lo largo de mi carrera y siempre me interesó su vínculo con el textil”, señaló para QUÉ Digital la curadora.

MUSEO MAR MUESTRA  (17)

En este sentido, la artista habló sobre la esencia de esta propuesta y el concepto logrado: “La idea no es una muestra que hable sobre el quehacer textil sino que es una reflexión acerca de los usos y costumbres; acerca de la omnipresencia de la materia textil en nuestra vida, de cómo no nos podemos deshacer nunca de la tela y de cómo eso está y opera en diferentes niveles desde el inconsciente”.

El ciclo Jóvenes Curadores es una iniciativa que tiene como objetivo abordar áreas específicas del arte contemporáneo, creando un nuevo espacio de producción y reflexión a través de diversas muestras.

El Museo MAR (Félix U. Camet y López de Gomara) puede visitarse los días de semana de 9 a 17 (excepto los miércoles) y fines de semana y feriados de 12 a 20, con entrada libre y gratuita. Durante su etapa de exhibición, “Espejo de tela” tendrá actividades especiales junto a los artistas que integran la muestra, de la que podrá participar el público en general, sin ningún costo.

- ¿Cómo fue la selección de artistas?

– Fue una elección medio debida. La muestra si bien hace mucho que la estoy armando y preparando desde hace un año, como soy historiadora del arte es gente que fui conociendo a lo largo de mi carrera y siempre me interesó su vínculo con el textil.

- ¿Qué idea prima al momento de seleccionar las obras?

– La idea de la omnipresencia de la materia textil en nuestra vida, de cómo no nos podemos deshacer nunca de la tela y de como eso está y opera en diferentes niveles desde el inconsciente, como podemos ver desde la obra de Romano donde dos personas se visten igual conociéndose o no pero sin saber terminan saliendo a la calle vestidos igual; nos pasa muchas veces cuando uno tiene a alguien muy próximo que se encuentra y se reconoce en el otro y siempre es a partir de la tela. Hasta Caperucita, por ejemplo, en la obra de Rosa Skific, donde también opera desde una cosa más desde el imaginario.

La investigación en la obra de Ana Wingeyer que habla de la mirada y de cómo reconocemos la tela en otros, de cómo el mundo animal también produce tela y cómo la reconocemos en esas casillas de polillas. Los volúmenes que proyectan esas telas están en la obra de Ariadna Pastorini.

MUSEO MAR MUESTRA  (22)
MUSEO MAR MUESTRA  (2)
MUSEO MAR MUESTRA  (16)
MUSEO MAR MUESTRA  (11)
MUSEO MAR MUESTRA  (9)
MUSEO MAR MUESTRA  (4)

La ancestralidad y el punto cero como lo arqueológico del textil, esto que nos acompaña desde tiempos inmemoriales. Todo lo que es el quehacer y el tiempo que se ve reflejado como una expresión en la obra de Chiachio & Giannone, como una escala humana y minuciosa. O como un punto y aparte del tiempo que vivimos ahora en la obra de Guillermina, que es bordado pero está en otro tempo, que es como mucho más detenido que el de Chiachio & Giannone.

También la unión que hay entre el texto y el textil que etimológicamente se unen. Texto y textil o qué estás tejiendo o qué estás tramando o qué estás zurciendo. También son como verbos del textil que se utilizan en acciones y se ve cómo ese sonido tiene que ver con el gérmen en la obra de Mónica Van Asperen, que trabaja los textiles sonoros.

Y ni hablar de la selección del cine que hace Miguel Ángel Cárdenes: también ahí la tela manda, manda al personaje su contexto, lo enfatiza, subraya, aproxima. Esa es la idea demostrar la omnipresencia de la tela en nuestra vida, que está tanto próxima como lejana. Y es cotidianidad también.

- Mar del Plata tiene también una historia textil compleja…

– Tiene una historia impresionante, de hecho existe la carrera desde hace años y de alguna manera acá hay un homenaje a las grandes maestras y pensadoras del textil de Argentina. El texto que inicia la muestra es el de Ruth, una historiadora pionera en el campo textil en la historia argentina, usos y costumbres.

- ¿Al llegar al Museo MAR se te presentaron muchos desafíos de espacio?

– Todo el tiempo, igual es como que desde el momento que elegí a todos ya tenía seleccionado de antemano dónde iba a ir cada uno pero no sabía cómo se iba a cristalizar eso en el espacio porque es muy contundente. Creo que este espacio es único en la Argentina, es diáfano. La obra sale y todo el espacio está en pos de la obra y lo más importante fue el equipo de montaje que ayudó muchísimo a que todos se luzcan, que tengan su espacio, su momento, que las obras puedan dialogar y tengan su recorrido, y puedan reinterpretar esta idea que intento manifestar.

 “LO QUE ME INTERESA ES EL DECIR DE LA IMAGEN EN LA TELA” 

Al recorrer la sala blanca e impecable, el espacio cobra otra dimensión ante las instalaciones cubiertas de diversas telas, colores y texturas. Un cubo negro corta la dimensión tiempo/espacio y al ingresar comienza un nuevo relato, en este caso sobre el clásico “Caperucita Roja y el Lobo”, una intervención a cargo de Rosa Skific. “La muestra ‘Espejo de tela’ es distinta en cuanto a curaduría, donde lo textil está planteado desde la presencia en la vida y cómo interviene. Desde el hábitat de las polillas hasta tu mano y es muy interesante ese arco, las distintas miradas”, contó la artista.

MUSEO MAR MUESTRA  (5)

En el marco de la exhibición en el Museo MAR, el próximo sábado 16 de junio a las 16, Skific realizará un recorrido comentado junto a Guillermina Baiguera, Daniel Giannone, Leo Chiachio, Miguel Ángel Cárdenes y Constanza Martínez. Luego habrá un taller de bordado a cargo de Guillermina Baiguera, Daniel Giannone y Leo Chiachio y ese mismo día habrá una presentación audiovisual en el auditorio, a cargo de Miguel Angel Cárdenes. Todas estas acciones se mantendrán durante julio y agosto, con entrada gratuita.

Sobre su obra Skific, aseguró: “Es un trabajo que tiene un desarrollo largo en el tiempo. Empezó con un dibujito inocente de Caperucita con el lobo que la acosa y ella se muestra indiferente. Ese dibujo quedó y un día lo retomé para hacer una obra y empieza a crecer toda la fantasía entorno a este tema. Es inevitable seguir fabulando esta historia que nace desde el personaje, es un pretexto porque es una figura simbólica, el bosque es el contexto entre lo penetrable y lo impenetrable de todos los elementos que aparecen y me dan mucha información iconográfica”.

La instalación que forma parte de “Espejo de tela” ya pasó por otras muestras y fue montada de otra manera, con menos piezas. “Acá hay 67 piezas. Esta instalación específicamente tiene un trabajo de un año y medio porque antes la monté en mi taller, nada que ver con este clima, donde hasta las tanzas parecen gotas de agua”, enfatizó la artista, quien completó: “No lo trabaje psicoanalíticamente pero coincidí con esa interpretación de que Caperucita es lobo: su moño se transforma en cola y con cara de adolescente porque responde a su deseo. Ella también es lobo, el lobo es el instinto”.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios