Gato Peters, del estilo criollo al stand up: “Soy un artista itinerante”

El popular humorista regresa a Mar del Plata con “Habemus Gato (rían por mí)”. En diálogo con QUÉ Digital, cuenta más acerca de su nuevo espectáculo, del origen de sus relatos y de su relación con el stand up.

08/02/2018
Gato Peters, del estilo criollo al stand up: “Soy un artista itinerante”
(Foto: prensa Gato Peters)

Como cada temporada, el popular humorista Gato Peters regresa a Mar del Plata con un nuevo espectáculo. En diálogo con QUÉ Digital, contó más acerca de “Habemus Gato”, del origen de sus relatos y de su relación con el stand up.

El Gato Peters es un humorista reconocido a nivel nacional, y a la vez un sencillo habitante del interior que siempre regresa a su pueblo, un alumno que se fue a estudiar a la gran ciudad y volvió al origen. De esa experiencia surge su estilo criollo y los relatos que remiten a la cultura del campo y la llanura pampeana. “Miro la vida con esos ojos y las situaciones que me cuentan las pongo en esa óptica. Así que de eso se trata el espectáculo, de pasear por las costumbres con esta mirada”, aseguró.

“Habemus Gato (rían por mí)” se presentará este jueves y durante todos los jueves de febrero a las 22 en el Centro de Arte Radio City+Roxy+Melany (San Luis 1750). El llamado “standapero criollo”, de profesión veterinario, analiza el ser nacional por medio de anécdotas narradas con su estilo inconfundible, un humor simple y directo, pero a la vez sutil e irónico.

- Se te suele relacionar más con los antiguos cuentistas, pero ¿podrías definir tu género como stand up?

– Sí, creo que es una técnica esto de presentar un monólogo sin otro recurso que la palabra, los silencios y los gestos. Aunque yo tengo una guitarra para acompañar los paisajes que describo y ponerle un toque de llanura bonaerense que me ayuda a encontrar el tono de los relatos y la cadencia de la voz. Me gusta que se me relacione con lo criollo, aunque termino hablando de los smart tv y las series de Netflix. Narro costumbres, que a veces son muy contemporáneas, como la parrillada de vegetales, y también las costumbres ancestrales de los pueblos.

En este nuevo espectáculo los personajes tradicionales de Peters aparecen como desde hace 40 años, pero con historias renovadas vinculadas a la actualidad. “Me baso en historias que la gente me manda, hechos que han sucedido por disparatados que parezcan, y junto a los libretistas que colaboran conmigo, les damos forma para el monólogo, vemos cómo secuenciarlos, cuál es el final de cada uno y el tono de voz que les asignamos. Las técnicas son muy empíricas, muy intuitivas, pero la permanencia de los shows dice que nos han dado resultado”, explicó el humorista.

A pesar de que se puede asociar a su público con un target de adultos, Peters consideró que su audiencia ha evolucionado y los jóvenes también se acercan a disfrutar de su humor. “La gente más joven es la que se me acerca a pedirme foto en los festivales populares y los que suben mi material a youtube”, dijo. Además, también adapta el lenguaje pensando en esa transformación: “Trato de poner mi experiencia de 30 años como docente al servicio de un texto, y cuando tengo que explicar un paisaje que los más jóvenes no vivieron, trato de hacerlo divertido para que no se aburran; con eso uno va logrando enhebrar generaciones”.

- ¿Qué modificaste durante tu carrera en la forma de hacer los shows?

– Claramente modifiqué la forma de comunicar. Uno sin darse cuenta va cambiando modismos y el ritmo, hoy tenemos otras expresiones y eso va formando parte de los relatos. En televisión usaba mucho la rima, pero los espectáculos en vivo tienen poco recitado, mucha prosa, mucho comentario ácido y satírico.

A pesar de sus 40 años sobre el escenario, o quizás gracias a eso, Peters conserva la capacidad de asombro. “La vigencia de estas cosas al primero que sorprende es a mí, hace tanto que doy vueltas que soy un artista itinerante, hago 150 fechas por año pero siempre en un pueblo distinto”.

Tras haber estado nominado a los premios Estrella de Mar como Mejor Espectáculo de Humor, y haber ganado el Premio Carlos como mejor humorista de la temporada en Carlos Paz, el humorista concluyó: “No vivo de premios, pero a mí y al pequeño equipo que me acompaña para hacer el show, nos viene muy bien”.

Ver más: , , , , , , , , , ,

Comentarios