La Vela: “Destilar salió confiando en las primeras impresiones”

Mandril, bajista de la banda, conversó con QUÉ Digital a días del regreso de la banda uruguaya a la ciudad para presentar su séptimo disco. Las entradas anticipadas para el show en Once Unidos están a la venta.

10/10/2018
La Vela: “Destilar salió confiando en las primeras impresiones”
(Fotos: archivo / QUÉ Digital)

La Vela Puerca regresa a Mar del Plata este sábado para presentar oficialmente su nuevo disco “Destilar”, en lo que será un show con una puesta en escena impactante, con luces e imágenes que acompañan cada tema. “Con el correr de las semanas se va haciendo más fluido, vamos aprendiendo de cada show, nos podemos soltar más y se pone cada vez más divertido”, señala para QUÉ Digital, antes de su llegada a la ciudad, el bajista de la banda Nico Mandril Lieutier.

La Vela Puerca presentará su séptimo disco “Destilar” en un innovador show que será este sábado en el Club Once Unidos a las 21. Las entradas anticipadas se encuentran a la venta en Conex (Olavarría 2967 y San Martín 3263) o virtualmente a través de www.velaentradas.com y www.plateanet.com.

La banda -integrada por las voces de Sebastián Enano Teysera  y Sebastián Cebolla Cebreiro; Carlos Coli Quijano en saxo; Alejandro Piccone en trompeta; Diego Méndez en teclado; las guitarras de Santiago Butler y Rafael Di Bello; las bases de José Canedo en batería y Nicolás Mandril Lieutier en bajo- produjo “Destilar” a contrarreloj.

“Lo decidimos en diciembre y el disco estaba re verde, nos pusimos las pilas para grabarlo en enero y nos propusimos sacarlo fresco como para ver qué salía. Creo que fue positivo porque salió un disco fresco, no tan pensado y confiando en las primeras impresiones”, cuenta el músico.

LA VELA PUERCA  (5)

Este nuevo disco pone una vez más en marcha la potente usina sonora de la banda uruguaya a lo largo de trece canciones inéditas. “Cada canción es un universo diferente, se termina y arranca otro distinto con su mundo propio, pero no es un collage de ritmos”, remarca el bajista de La Vela Puerca.

En ese disco, cada canción abarca distintas temáticas, que a la vez se hermanan desde la sensibilidad, compartiendo viejos y nuevos sonidos en la destilería de la banda. Filosóficamente, “Destilar” cuestiona la vida moderna intentando rescatar la esencia de la vorágine actual porque “la Vela no trata de decir las cosas como si tuviéramos la verdad revelada, es más bien nuestra opinión”, considera Mandril.

- De acuerdo al disco y la presentación ¿va mutando el show que presentan?

-Sí, se ensaya y al principio está medio verde. Pero después ya ni mirás la lista, sabés lo que se viene y uno se puede expresar mejor, se suelta más y no hay que estar pensando tanto. Fluye más, digamos.

- “Destilar” es un trabajo que muestra la evolución que tiene la banda…

– Sí, por suerte La Vela va evolucionando; este fue un disco hecho muy rápido. Estábamos en noviembre o diciembre del año pasado para grabarlo en marzo, íbamos a presentarlo en junio hasta que nos dimos cuenta de que iba a estar el Mundial y no iba a ser una buena fecha para sacar el disco. Por eso lo apuramos y lo sacamos en marzo.

Eso lo decidimos en diciembre y el disco estaba re verde, nos pusimos las pilas para grabarlo en enero y nos propusimos sacarlo fresco como para ver qué salía. Creo que fue positivo porque salió un disco fresco, no tan pensado y confiando en las primeras impresiones; más intuitivo.

Otra característica de este álbum es que no es un disco tan conceptual, al menos en el plano de la música: una canción no tiene nada que ver con la otra, en eso se parece a los dos primeros discos nuestros en los que cada canción es un universo diferente y se termina esa canción, termina ese universo y arranca otro distinto con su mundo propio; no es un collage de ritmos tampoco.

- ¿Por qué “Destilar”?

-Estábamos en Córdoba y el nombre se lo puso el Enano. Es un poco como si cada uno de nosotros aportara algo en esa destilería, en esa marmita y lo que destila son las canciones. La unión de cada uno de nosotros es un elemento que se junta y se fusiona y va goteando la esencia de lo que es el conjunto. Va un poco por ahí, por otro lado queremos defender un poco al alcohol, que le están dando tanto palo (risas).

- Cuando lleguen a Mar del Plata se encontrarán con que rige la “tolerancia cero”…

- Si, acá también (en Uruguay) el presidente está muy en contra del alcohol y en su discurso lo posiciona como si fuera un mal de hoy en día, del capitalismo y del imperialismo. Y en realidad, (el alcohol) nos acompaña desde los inicios de la historia de la humanidad. Esa no sería la razón más importante, pero hay como una guiñada ahí como diciendo ‘basta de tanta moralina barata’.

LA VELA PUERCA 18

 - ¿El hecho de que cada tema tenga una identidad propia les recuerda los inicios de La Vela?

– Sí y salió un poco de casualidad, esto de que cada tema tenga un universo propio no fue pensado, salió así y nos gustó. Y también nos gustó que no nos casáramos con un estilo sino que daba para hacer otras cosas, hasta canciones lentas. No hubo un matrimonio con un estilo.  Sin desmerecer a las bandas que mantienen un estilo fiel, hay muchos que lo hacen y me encanta y hay otras que van mutando, van haciendo de la canción lo que pide la canción y no van atados a un estilo.

Al principio parecía que íbamos a estar atados un poco al ska o al funk y decidimos desmarcarnos de eso abriendo la cancha para otros lados.

- Porque casarse con la idea no abre otros mundos posibles…

– Claro y salir de eso está bueno, da más libertad y da una riqueza que se puede utilizar.

- Hasta el arte de tapa muestra infinitas posibilidades…

– La hizo un amigo que es fotógrafo, dibujante y músico también. Lo llevamos a la grabación en Traslasierra, Córdoba, para que haga fotos y se puso a dibujar. Entonces le dijimos: ‘Bueno hacé la tapa, ya que estás acá empapado de todo esto’. Le tiramos como líneas de fábrica, destilería, múltiples elementos  y así se mandó y empezó a dibujar. Terminó en esa tapa y estamos muy conformes.

Tapa web pintar

- Con tantos integrantes, ¿cómo se organizan para ensayar? ¿hay asociaciones dentro de la banda?

-Por empezar si es difícil porque somos nueve caciques, cuesta organizar las energías dentro de una sala; cuando somos tres o cuatro se hace mucho más fácil la discusión, el arreglo y el intercambio de ideas. Entre todos es difícil, siempre hay uno haciendo ruido pero la hemos ido llevando. Y si se arman asociaciones me quedó hablando con el batero sobre la base, sin dudas trompeta y saxo conversan también, las guitarras conversan con el bajista y las dos voces arreglan entre ellos.

Ahora estamos haciendo ensayos por partes para no juntarnos todos y hacer tanto ruido y para hacer foco; de repente nos juntamos batería, bajo y una guitarra y así se hace más fácil. Y cuando nos juntamos todos suena mejor.

- Pero la batería y el bajo sin dudas son el pulso de la banda…

– Sí, eso lo tenemos que arreglar bien, también nos peleamos, obviamente. Somos todos de personalidades fuertes. No hay uno que afloje, es una pelea de caciques pero bien, la hacemos con respeto y con paciencia; es fundamental, la defendemos.

- En un punto, ¿las letras de “Destilar” no hablan un poco de eso?

– Sí, las letras fueron por ahí. Musicalmente, el disco no tiene una estructura, un hilo conductor pero las letras sí; como para rescatar puntos en común, ese es un poco el análisis. Tampoco íbamos a dar con un palo de que todo está mal, pero sí cuestionar y no agarrar todo lo que viene dado como cierto sino analizarlo un poco y ver qué sirve y qué no sirve. La Vela no trata de decir las cosas como si tuviéramos la verdad revelada, es más bien nuestra opinión.

- Y en este contexto, ¿cómo transitan ustedes la realidad o cómo los atraviesa a ustedes? 

– Ahí va, no como un profeta que tiene sus verdades o la verdad revelada…

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios