“Mis sueños eran más chicos que lo que El Bordo me dio”

La banda liderada por Ale Kurz se presenta en GAP junto a De la gran piñata. “Haber llegado a donde llegamos y que la gente lo reciba así es ideal”, cuenta el cantante.

05/09/2015
“Mis sueños eran más chicos que lo que El Bordo me dio”
(Foto prensa El Bordo / Irish Suárez)
Juan Manuel Salas

Autor: Juan Manuel Salas

jmsalas@quedigital.com.ar @juasalas

Pibes de secundario armados de instrumentos y un puñado de canciones cantaron y gritaron sobre el descontento social, sobre el amor, odios y miserias. Así comienza la historia del rock y así también comenzó la historia de El Bordo, que lleva más de 15 años de constante crecimiento, cada día en el mejor día de la banda y que esté sábado, desde las 21, se presentará en GAP –Constitución 5780- junto a De la gran piñata.

Ale Kurz dice que “está muy bien” y que la “banda va bien”. El Bordo editó en 2014 el disco Hermanos, un álbum que caló bien hondo en los fanáticos desde el minuto cero. Viene de llenar lugares en Córdoba junto a los rosarinos de Cielo Razzo. El cantante dice que al momento de la llamada estaba “haciendo mezclas, laburando en shows, en cosas”.

Estamos preparando un disco, no puedo decir mucho más”, suelta Ale. “Siempre estamos proponiendo algo, cambiando, reconfigurando y eso para nosotros es manterse activos”.

-¿La canción “Hermanos” fue un homenaje a ustedes mismos?

-De alguna manera fue una canción que les escribí a los chicos de la banda. Yo estaba de viaje y fue una forma, después de tantos años, decirles: `Locos, los quiero mucho´. Y de alguna manera la canción es eso, decirles cuánto agradezco haberlos conocido y que me permitan formar este sueño tan increíble que es El Bordo.

-¿Tuviste algún tipo de vergüenza en hacer esa canción, por algún prejuicio social?

-No, yo no tengo ninguna vergüenza. Eso pasa porque la gente se fija todo el tiempo el cómo se ve para afuera. Yo hace mucho entendí que de todos modos me van a criticar y que mejor ser yo todo el tiempo. Que no voy a conformar nunca a nadie.

-¿Cómo recibió la gente las canciones de Hermanos?

-Los temas de Hermanos han llegado muy bien a la gente, desde los primeros shows vimos una respuesta alucinante. Cualquier tema del disco explota en vivo y es una alegría para nosotros haberlo logrado y de la manera que lo logramos.

-Esa manera fue grabarlo a cinta abierta. ¿Cómo fue ese proceso?

-Claro, grabamos a cinta abierta en Estudios Rompahonic y lo mandamos a masterizar afuera. Lo produjo Ale Vazquez. Haber llegad a donde llegamos y que la gente lo reciba así es ideal. Eternamente agradecidos con la gente.

-¿Grabarían de nuevo así?

-Creo que esto de grabar tocando todos juntos no lo dejaremos de hacer, además estamos trabajando en el posible estudio de grabación para el próximo disco y siempre buscando alternativas y cosas nuevas. Pero lo más probable será que trabajaremos en algo que nos sorprenda a nosotros y que nos motive.

El Bordo, gracias a un “boca en boca” sostenido por canciones y shows en vivo que generan comunión con el público se volvió en una de las bandas más convocantes de este nuevo rock nacional pos Cromañón, un nuevo rock nacional que hace mucho dejó buscar complacer a los próceres de la música y la crítica y planta bandera con identidad propia de barrio.

-¿Te imaginabas este presente cuando arrancaron en el secundario con la banda?

-Yo creo que lo del proyecto serio lo teníamos desde el primer día y eso es lo loco, que chicos de 15 años hayan tomado con tanto compromiso algo. Ni bien terminamos el secundario nos pusimos a ensayar más duro y a volantear, difundirnos, tratar de tocar de teloneros con todas las bandas. Siempre nos esforzamos un montón y nos lo tonamos en serio. Después, mis sueños eran mucho más chicos que lo que El Bordo me dio.

-¿Cuál era ese sueño con la banda al comienzo?

-Cuando a la noche salíamos a pegar carteles para difundir las fechas de la banda, en nuestras conversaciones decíamos: “¿Te imaginás el día que vayan doscientas personas a vernos?”. Ese era el sueño, pensábamos que el día que nos fueran a ver doscientos ya está. Ese era mi sueño y ahora tener la posibilidad de tocar en escenarios para mucha gente es un regalo, es un regalo que nos dio la música y la vida y por eso yo me esfuerzo cada día por ser mejor.

-¿Cuándo fue que dijiste “lo estamos logrando?

-Y me acuerdo en 2005 cuando arrancó el año y nos invitaron a tocar a Baradero. Fuimos a tocar a un festival y fue increíble la cantidad de gente que cantaba los temas nuestros. Veníamos de haber tocado en Cemento, los años anteriores habían sido difíciles con Cromañón y la verdad que veníamos tocando con una cantidad de público más o menos estable. Pero ese arranque de 2005 fue una explosión, algo increíble. Ver a tanta gente cantando los temas, sin tener canciones en la radio. El boca en boca fue muy fuerte.

-El boca en boca para que siempre fue clave para para la banda.

-Sí, siempre. El camino más fuerte es el boca en boca de la gente. El dar un buen recital, que esté tan bueno que den ganas de que la gente vuelva. Ahora tenemos la suerte de tener canciones que se difunden, pero la mejor manera será siempre el boca en boca y romperle la cabeza a todos en el vivo.

Ver más: , , , , , , , , ,

Comentarios