Pinti, genio del monólogo: “Busco ser lo más evolucionado posible”

El prestigioso actor presenta esta temporada sus clásicos monólogos en “Otra vez sopa”. En una charla con QUÉ Digital habló sobre actualidad argentina, el presente de la cultura local y cómo se prepara antes de cada función.

11/02/2018
Pinti, genio del monólogo: “Busco ser lo más evolucionado posible”
(Fotos: QUÉ Digital)

Verborrágico por naturaleza, Enrique Pinti sube a escena de martes a domingo en el Teatro Bristol para hacer lo que mejor sabe. Durante una hora y media, el actor atraviesa la historia argentina en torno al “Otra vez sopa”, donde refleja el comportamiento del pueblo y sus dirigentes políticos a lo largo del tiempo.

“Cuesta mucho salir de ese ciclo porque tomamos impulso para salir y después siempre hay algún escollo que nos hace volver para atrás. Es impresionante cómo los temas se repiten y se repiten, acá y en todas partes del mundo”, afirma el humorista, emblema del humor político nacional.

-¿Y cómo se sale de ese ciclo?

-No tengo idea, para eso tenés que tener capacidad de gestión y yo sólo tengo capacidad de análisis como ciudadano observador. Pero de ahí a saber cómo se arregla, hay mucho. Eso está en la trama de la política, y son tantos los intereses que uno quedaría como un chorlito si trata de arreglar algo. Te chupa la burocracia y te inutiliza, no sé cómo se hace para salir”.

 UN POCO DE ACTUALIDAD  

A pesar de asegurar no tener idea de cómo salir del sistema cíclico, en su espectáculo Pinti demuestra tener en claro muchas cosas. Se admite más observador de la actualidad que la media y quizás eso marca la diferencia.

-En el inicio del espectáculo te referís a la violencia de género, un tema muy actual. ¿Vas modificando el monólogo de acuerdo de los sucesos de la semana?

-Agrego algunas cosas quizás, pero este tema está fijo en el espectáculo. Viene de siglos, y ahora se puso en agenda, gracias a Dios, se puede hablar y discutir. Cuento en el show una anécdota de mis tías jugando la lotería, diciendo que su amiga se merecía una buena paliza para que se enderezara, y es cierta; yo tenía ocho años y no le di valor, al contrario, estaba de acuerdo con ellas. Así nos educaron, así nos veíamos en el espejo de la sociedad. Yo trato de ser lo más evolucionado posible, lo más abierto posible.

PINTI (4)

-Muchos plantean que la violencia de género también es una cuestión generacional…

-No, se puede evolucionar tranquilamente y se puede aprender. El problema es que cuando uno es parte de una sociedad donde eso es una teoría instalada, es muy difícil expresarla; eso sentía yo desde joven cuando preguntaba qué tiene de malo que una mujer votara, o fuera médica o embajadora, me miraban mal. De la misma manera, y a veces de forma soterrada, sucedía con la sexualidad. La conducta sexual de ninguna manera define qué clase de persona es uno.

El artista habla mucho de la memoria de la sociedad, y asegura que “los pueblos importantes son los que no olvidan su pasado”. En ese sentido, la presencia del represor Miguel Etchecolatz en el Bosque Peralta Ramos resulta, al menos, desalentadora.

El otorgamiento de prisión domiciliaria “me cayó como una patada, creo realmente que son cosas que no tendríamos que permitir. Lo que decide la Justicia, bien o mal, debemos acatarlo, pero es tremendo que ahora los crímenes de lesa humanidad puedan ser condonados por una cuestión de edad; no le puede tocar las generales de la ley a gente que ha sido gestora de torturas y desapariciones”, asegura.

“Esto no debería suceder, pero una parte de la sociedad argentina tiene consciencia, y la otra no, y prefiere el olvido. Esto muestra también que una parte de la Justicia funciona de acuerdo a ciertos cánones que para mí no son aceptables”, opina Pinti.

 ANTE TODO, ACTOR 

Durante todo el día Pinti piensa en la función de la noche. No se lo ve ni por la playa ni por la pileta del hotel donde se aloja. Puede tener otros compromisos que ocupen su agenda, pero siempre piensa en su monólogo, que evidentemente en su cabeza dura mucho más que 90 minutos.

“Estoy siempre concentradito en la función, no de forma obsesiva ni enferma, pero sí, me concentro. Llego al teatro una hora antes, me siento en el escritorio y me quedo atrás del telón, no pensando qué voy a decir pero sí en algo que haya visto durante el día en los medios o en la calle”, confiesa el actor de 78 años, quien no le escapa a la vejez.

“Para mí es muy gracioso repetir el tema de mi edad, desde que cumplí 40 años ya decía que estaba viejo. Siempre hice humor con eso”, dice.

PINTI (3)

-¿Hoy te considerás dentro del género del stand up o del café concert?

-Creo que son lo mismo, pararse y hablar de lo que se te da la gana. La diferencia es que el standapero habla en general más de los problemas cotidianos, las parejas, las suegras, hombres y mujeres, costumbres; es más una crítica social. Yo me especialicé más en lo histórico, siempre con humor. Cada monologuista tiene una línea ideológica y la vuelca en el género. Cuando puedo voy a ver espectáculos de este tipo pero se complica porque suelen ser en horarios de trasnoche…y para esa hora sí que ya no estoy (risas).

 CULTURA MARPLATENSE 

“Deberían equilibrarse más los espectáculos gratuitos del verano con respecto a los privados porque se siente mucho en la taquilla”, lanza Pinti con respecto a la política cultural de la temporada. “Y para el resto del año, hay que tener todavía más cuidado. Los programas culturales no deben reducirse, porque esa es la forma que fuera de temporada se mantenga la actividad cultural de la ciudad. Enseguida se corta el hilo por lo más delgado”, opina.

-¿Cómo te fue en la temporada?

-La temporada fue más o menos, en mi caso no fue nada del otro mundo, pero tampoco me puedo quejar, es un espectáculo muy barato y estoy yo solo. Con Rottemberg pusimos los precios muy accesibles y la promoción para los residentes todos los días. Ante la cantidad de espectáculos en cartel (más de 260) es difícil pero funciona.

PINTI (2)

 UN 2018 EN LA PANTALLA CHICA  

Luego de finalizar la temporada en la ciudad, los planes laborales de Pinti no ponen pausa. En los próximos meses prevé estrenar la serie “Del Cabildo al shopping” en la Televisión Pública, grabada en 2017.

“Estoy corrigiendo el material; narro monólogos desde un dormitorio muy barroco, donde me despierto y cuento la pesadilla de ese día. Cada programa refiere a una parte de la historia argentina: la fundación de Buenos Aires, las Invasiones Inglesas, o que soy un periodista de los años 30 que debe entrevistar a Irigoyen y a Sarmiento; todo contado en formato de animación”, explica el actor. Serán catorce programas basados en un libro que publicó el artista en 2001, y que se espera vean la luz en la primera mitad del año.

Pinti no le escapa a las polémicas ni a los temas más sencillos, y cuando habla parece tener respuesta para todo. En “Otra vez sopa”, el artista muestra cómo con solo una voz, una silla y un escritorio se puede decir mucho.

Ver más: , , , , , , , , , ,

Comentarios