Alvarado sufrió una dura derrota ante Gimnasia de Mendoza

El “Torito” cayó por 2 a 1 ante el Lobo mendocino y quedó a seis puntos de los puestos de clasificación con nueve por jugar. El fin de semana visita a Juventud Unida de San Luis.

26/02/2018
Alvarado sufrió una dura derrota ante Gimnasia de Mendoza
(Foto: archivo / QUÉ Digital)

Alvarado sufrió esta noche ante Gimnasia de Mendoza, en el José María Minella, una dolorosa derrota por 2 a 1 que lo complica de cara a lo que resta del Octogonal A del Torneo Federal A, en busca del primer ascenso a la B Nacional. La próxima fecha visita a Juventud Unida Universitario de San Luis.

Era un partido clave, ambos equipos lo sabían pero, a pesar de las intenciones del Torito, el que se fue con los tres puntos del Mundialista fue el Lobo. Así, el Alvarado quedó a seis puntos de los puestos de clasificación, con tres partidos por jugar, uno de ellos ante Juventud, uno de los protagonistas del certamen.

En el arranque, Alvarado salió con todas las intenciones de ahogar al rival, jugar en su campo así fue como consiguió, de pelota parada, un buen cabezazo de Martín Quiles que pasó rozando el palo derecho de Ezequiel Viola.

En contraste, después del cuarto de hora, la lesión de Pablo Saucedo cambió los planes de Giganti en el medio,precipitó el ingreso de Caro y el cambio de roles en el desarrollo: Gimnasia, que no llegó a Mar del Plata a especular, poco a poco comenzó a someter al equipo marplatense. El Torito no encontraba salidas prolijas y casi lo paga caro a los 14’, cuando sólo por Rago, que llegó antes que Alvarenga a un mano a mano, el partido continuó sin goles.

Ese control del partido por parte del Lobo mendocino se tradujo a los 33’ e la primera mala noticia de la noche para Alvarado: cuando parecía que Lucas Fernández la perdía con Mauro Castro por la banda izquierda, el volante alcanzó a puntearla para la aparición a la espalda de Gastón Martínez de Leandro Becerra. El delantero sólo tuvo que perfilarse para sacar el remate, vencer a Rago y poner el 1 a 0 ante la impaciencia de la gente que se hacía sentir.

Alvarado no pudo encontrar los caminos para herir a Gimnasia, menos aún el orden para evitar perder la pelota tan rápidamente como durante buena parte del primer tiempo, falencia que le quitó protagonismo al medio del plantel de Giganti, en consecuencia a Walter Erviti y así, a la fuente de creación de peligro del equipo marplatense.

En el complemento Giganti quiso agregar peso ofensivo y mandó a la cancha a Joaquín Susvielles, y lo logró. En la primera que recibió de espaldas, en media cancha, Coki logró darse vuelta, se impuso entre dos defensores y envió un pase entre líneas perfecto para Albarracín, pero el Fantasma definió muy mal cuando sólo tenía en frente a Viola.

No obstante, el oportunismo de Susvielles y la categoría de Erviti, hicieron que a partir de un tiro libre, Alvarado consiguiera el empate a los 11’: el exIndependiente ejecutó con total precisión al segundo palo, a la cabeza de Marcos Litre que la metió nuevamente en el área chica donde apareció Susvielles, y casi cayéndose puso el 1 a 1. La misma fórmula se repitió diez minutos después, con Erviti de frente y un pase entre líneas a Coki, quien no le dio dirección a un bombazo que terminó en el cuerpo de Viola.

Sin embargo, cuando parecía que Alvarado estaba a tiro del segundo gol, en el mejor momento del equipo marplatense, llegó una supuesta mano de Paulucci en el área: el penal que cobró Méndez Cedro y el tiro esquinado de Palacios Alvarenga desde los doce pasos que puso de nuevo en ventaja a Gimnasia.

Nuevamente con la obligación, Giganti eligió gastar el último cmabio en el ingreso de Francisco Molina para abastecer de centros a Susvielles y a 15’ del final casi le da resultado con un centro bajo hacia la puerta del área, donde apareció Litre con un bombazo que terminó en la pared lateral de la red.

Así, pese a las buenas intenciones de Alvarado, que buscó y buscó el empate, el Lobo supo trabajar la ventaja conseguida en dos situaciones aisladas, aprovechó la desesperación de Alvarado y la desazón que primó tras el gol de Alvarenga, y se llevó los tres puntos vitales para lo que resta del octogonal.

SÍNTESIS

Alvarado (1): Juan Francisco Rago; Martín Quiles, Federico Paulucci, Gastón Martínez y Mauro Castro; Martín Palisi y Pablo Saucedo; Marcos Litre, Walter Erviti y Gonzalo Lucero; Wilson Albarracín. DT: Mauricio Giganti.

Gimnasia de Mendoza (2): Ezequiel Viola; Diego López, Ezequiel Mondino, Yair Martín y Alan Barbero; Lucas Fernández, Agustín Brione, Patricio Cucchi y Jonathan Garay; Leandro Becerra y Pablo Palacios Alvarenga. DT: Marcelo Fuentes.

Cambios: 9’ Matías Caro por Saucedo; 45’ Joaquín Susvielles por Quiles; 73’ Francisco Molina por Albarracín (A); 74’ Pablo Cortizo pr Brione, 80’ Mateo Ramírez por Garay (G).

Amonestados: Alarracín, Paulucci (A); Mondino (G).

Goles: 33’ Becerra (G); 56’ Suvielles (A); 70’ Palacios Albarenga (G).

Árbitro: Gerardo Méndez Cedro.

Estadio: José María Minella.

Resto de la fecha: Desamparados 0 – Juventud Unida de San Luis 1; Deportivo Roca 4 – Ferro de General Pico 1; Estudiantes de Rìo Cuarto 1 – Villa Mitre 0.

Posiciones: 1) Estudiantes de Río Cuarto 12; 2) Gimnasia de Mendoza 10; 3) Juventud Unida de San Luis 10; 4) Alvarado 4; 5) Deportivo Roca 3; 6) Desamparados 2; 7) Ferro de General Pico 2; 8) Villa Mitre 1.

Próxima fecha: Ferro-Desamparados; Gimnasia-Estudiantes; Villa Mitre-Roca; Juventud Unida-Alvarado.

Ver más: , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios