Fútbol mixto: dos chicas, entre la ilusión y la negativa de la Liga

Micaela y Yamila son dos jugadoras de Los Patos y Al Ver Verás a quienes se les niega el ingreso a las categorías infantiles del fútbol local con el resto de sus compañeros varones. La palabra de sus madres y la respuesta oficial de la Liga.

05/08/2017
Fútbol mixto: dos chicas, entre la ilusión y la negativa de la Liga
(Foto: La Gazeta de Mar Chiquita)
Sebastián Alí

Autor: Sebastián Alí

redaccion@quedigital.com.ar @aliseba4

Micaela y Yamila no sólo tienen en común la pasión por el fútbol, sino que también padecen por igual la negativa por parte de las autoridades de la Liga Marplatense de Fútbol, quien no les permite jugar en sus competencias con el resto de sus compañeros varones, con quienes, sin embargo, pueden participar en otros torneos desde hace años. Dos historias, dos ilusiones y la misma negativa, solo por ser mujer.

Micaela tiene 10 años, juega al fútbol desde los 4 y hace 6 que lo hace para la filial de Los Patos en Coronel Vidal, a 60 kilómetros de Mar del Plata, donde vive actualmente. Con el equipo balcarceño, en el que es la única chica y la capitana de la categoría 2007, juega los torneos de la Copa Challenger, el Ezequiel Laurella de Independiente y el Torneo de Invierno de Kimberley. “Juega de ‘5’ y sus compañeros ya están acostumbrados a ella”, comentó a QUÉ Romina, mamá de Micaela, que encontró en Los Patos el lugar más cercano para que su hija pueda jugar al fútbol.

A partir de su caso, Romina conoció una historia similar en Al Ver Verás, el caso de una nena a quien tampoco le permitieron jugar con sus compañeros de salón al momento de pasar a la Liga. Su nombre es Yamila, tiene 6 años y juega hace 2 en fútbol de salón, también con varones, pero en el Duende. “En marzo, cuando la categoría 2010 subió a la Liga no le permitieron seguir jugando por supuestos problemas del vestuario o porque podrían golpearla”, explicó Pamela, mamá de Yamila, y agregó: “Fuimos a la Liga un jueves, cuando hacen reuniones de asamblea, y nos mandaron a hablar con un portero. No quisieron hablar ni darnos una explicación“.

futbol femenino

 

Además, Pamela también indicó que “cualquier torneo que no sea de la liga lo juega con los compañeritos. En la Liga nos ponen miles de excusas. Si vos la ves jugar, ella es igual que un varón”, comentó y advirtió: “Ahora nos contactamos con un abogado y con la mamá de Micaela para ver si se puede hacer algo”. Además, explicó que el club presentó la ficha de Yamila, en la que figura que ingresó en la Liga, pero la devolvieron: “No la dejan participar”.

Para Micaela y Yamila el problema comenzó al momento de pasar a jugar torneos organizados por la Liga Marplatense, a los 6 años, ya que se les negó el ingreso para seguir jugando con sus compañeros, con los que compartían una cancha cada fin de semana, ya sea en salón o en pasto. “Hace 4 años que Micaela no puede participar de la Liga con sus compañeros, pero sí juega el resto de los torneos”, explicó Romina y agregó: “Desde ese momento, todos los años los profes presentan notas al respecto porque cuando está por empezar el torneo, no les queda otra que separarla para que los chicos se puedan armar sin ella, ya sabiendo que no va a poder entrar”.

En ese sentido, Romina denunció que no obtiene respuestas firmes: “Este año yo salí a hablar porque me cansé. Me dieron la ficha para llenarla y de palabra me habían dicho que sí iba a poder entrar a la Liga, pero cuando presentaron los papeles me dijeron que no. Tengo bronca porque están jugando con su ilusión. Si no puede, no puede, pero hace 20 días me habían dicho que presente la ficha y otra vez la mandaron para atrás”. Sin embargo, desde la Liga dicen que “nadie presentó fichas” y que, por el contrario, “se le indicó que se incorpore a algún equipo femenino”.

futbol femenino 2

Pese a la insistencia por parte de las autoridades para que Micaela comparta equipo con otras chicas, el problema radica en que, al vivir en Vidal, “no sería fácil con sus diez años llevarla tres veces a la semana a entrenar a Mar del Plata, además del fin de semana a jugar”, comentó Romina y aseguró: “Lo único que quiero es que ella pueda jugar en el club donde está desde que tiene 4 años, con sus amigos, en su ciudad”. En el caso de Yamila, su madre asegura que buscaron clubes por toda la ciudad y que todos comienzan a trabajar desde los 9 años, por lo que no quieren que esté tres años sin poder jugar en pasto.

La negativa para que las chicas puedan participar en la Liga resulta un tanto incoherente, teniendo en cuenta que ellas ya participan activamente de otros torneos con sus compañeros. En consecuencia, tanto Micaela como Yamila, quedan relegadas a jugar únicamente en esas competencias, que se realizan en meses específicos del año, o simplemente pueden jugar amistosos, mientras sus amigos disfrutan de jugar a la pelota y competir en la Liga Marplatense.

 LA POSTURA OFICIAL: “NO ES UN CAPRICHO DE LA LIGA MARPLATENSE” 

Desde la Liga Marplatense aseguran que el tema “ya está terminado”, que las chicas no pueden jugar con los varones. En ese sentido, Roberto Fernández, titular de la casa madre del fútbol local, aseguró en diálogo con QUÉ que nadie se comunicó directamente con las autoridades y fue tajante: “El fútbol mixto no está permitido en FIFA por existir un ala apartada para fútbol femenino”.

En Mar del Plata, funciona desde 2013 la Fundación de Fútbol Femenino de Mar del Plata (Fuffema) que, nucleada en la Asociación del Fútbol Femenino de la Provincia de Buenos Aires (Affeba), lleva adelante los torneos femeninos en la ciudad en las categorías Sub 16, Reserva y Primera, con apoyo de la Liga, que cumple con su mandato de afiliación a la AFA y, por ende, a la FIFA.

Además, Fernández negó que la razón de la negativa tenga que ver con “problemas de vestuario”. “Actualmente juegan torneos que son organizados por los clubes, sin reglamentación clara. Acá, en el fútbol federado, no se puede”, apuntó.

“La FIFA reglamenta fútbol masculino y fútbol femenino. El fútbol mixto no está legislado porque, al existir la división, está entendido que no existe otra modalidad. No es un capricho de la Liga Marplatense”, explicó y agregó: “Tiene un fundamento científico que no pueda jugar y es la diferencia física, que en el fútbol federado es notoria. Es mentira que a esta edad no hay diferencias físicas”.

De todas maneras, tanto Micaela como Yamila no pierden las esperanzas de algún día poder participar en la Liga, y sentar un antecedente que podría cambiar la forma de ver el fútbol, sobre todo en categorías infantiles. Romina y Pamela desean que, de una vez por todas, sus hijas y el resto de las chicas puedan jugar con otros varones y poner fin a la incoherencia en la Liga: “Una vez que pueda jugar una nena, la integración va a quedar en manos de los clubes”.

MICAELA LOS PATOS (2)

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios