Horacio Zeballos: “Hoy entro a la cancha y disfruto mucho más”

El tenista marplatense, distendido, en su paso por Mar del Plata, contó cómo su hija influyó en su carrera, y sobre todo en su gran 2017. Copa Davis, Juan Martín Del Potro y Roger Federer también tuvieron su espacio en el diálogo con QUÉ Digital.

28/01/2018
Horacio Zeballos: “Hoy entro a la cancha y disfruto mucho más”
(Fotos: QUÉ Digital)
Sebastián Alí

Autor: Sebastián Alí

redaccion@quedigital.com.ar @aliseba4

Horacio Zeballos tuvo un breve paso por Mar del Plata tras haber participado del Abierto de Australia y no perdió la oportunidad de pasar por el Edison Lawn Tenis donde, en diálogo con QUÉ Digital, contó los detalles del gran 2017 que vivió, cómo influyó su madurez personal, los detalles de sus encuentros con los poderosos del circuito y lo que espera para lo que viene. Copa Davis, Del Potro y Roger Federer, algunos de los nombres propios que ilustran esta entrevista.

No hacía mucho que había regresado de Australia y aún le costaba conciliar el sueño, y readaptarse al menos por unos días al huso horario local. A pesar de ello, no se le borraba la sonrisa de estar entre los suyos, en un gran momento personal y siempre escoltado por su padre Horacio (quien dejo “divertirse” cada vez que ve a su hijo dando una nota). Su sonrisa persiste incluso al usar parte de su corto tiempo en Mar del Plata para acceder a la entrevista, a metros de las canchas donde alguna vez él supo jugar, en el patio de su casa.

Llegó a la ciudad que lo vio nacer, no sólo para estar con los suyos, sino también para inaugurar la nueva cancha de fútbol en el club de su padre, donde en su niñez, además de entrenarse, los sábados por la mañana colgaba la raqueta por unas horas para pegarle con el pie a la número cinco. Y en su valija, además de miles de experiencias, trajo consigo la satisfacción de un 2017 que incluyó título, el mejor ranking desde 2013 y la mejor actuación en un Gran Slam.

Fue un año espectacular, uno de mis mejores años. Tuve la posibilidad de hacer un gran Roland Garros, de llegar por primera vez en mi vida más allá de la segunda ronda y llegar a la cuarta ronda de un torneo tan duro, era otro objetivo cumplido. Después también tuve otros torneos buenos y sobre todo la posibilidad de mantenerme, otro año mas, en un nivel tan exigente, fue un objetivo muy, muy importante que pude cumplir”, resumió.

En 2016 nació la primera de sus dos hijas, y desde ese momento, tanto Emma como su compañera Sofía Menconi, son una fija en cada gira junto a Cebolla: “El nacimiento de Emma tuvo que ver un montón con este momento. Ahora siento que tengo obligaciones mucho más importantes que el tenis y esas son las que realmente importan más allá del partido. Ganar, perder, eso ya queda de lado hoy en día. Hoy entro a la cancha y difruto muchísimo más e inconscientemente llevó a que mi rendimiento se elevara y hoy esté jugando mejor”, relató.

 LA REINVENCIÓN DEL TENISTA 

- ¿El tenista, cuanto más grande, más bueno es? Pienso en tu caso, en el de Federer…

– Hoy en día se ha perfeccionado muchísimo todo. El jugador en sí ha tenido que mejorar porque los chicos que vienen de más abajo están muy fuertes físicamente, entonces uno tiene que tratar de estar a la altura, te cuidás un montón con las comidas, con el fisico. Sumale a eso la experiencia que tenemos ya de tantos años en el circuito, eso es un arma muy importante para poder sacar el mejor jugador de uno.

 EL AÑO DE LA “SELFIE” 

A lo largo de 2017, enfrentó a Novak Djokovic y a Rafael Nadal, en Doha y en Conde de Godó, respectivamente. Tras haber sido eliminado por ambos, lejos de amargarse y consecuencia de la tranquilidad con que afronta la carrera en este tiempo, les pidió una foto a cada uno, imágenes que recorrieron el mundo. Ahora, en 2018, logró su cometido con el más grande tenista de todos los tiempos, aunque fuera de una cancha.

- ¿Una foto con Roger vale por un Grand Slam?

– Terrible. Me encantó. La humildad y la sencillez que tiene, es fabuloso. Estábamos en el vestuario y pobre, ¡no se había ni terminado de cambiar! Y le dije, ‘Roger, nos podemos sacar una foto’, y me dijo ‘sí obvio, pero esperá que me pongo los pantalones‘, porque venía de bañarse. Se puso los pantalones, se peinó rápido y se sacó la foto. Después me di cuenta que esa misma noche jugaba, así que yo quedé medio desubicado. Realmente es un genio.

- Antes te habías sacado con Nole y Rafa…

– Las selfies que me saqué son recuerdos que me van a quedar para siempre. En ese mismo Grand Slam uno de los días entré en calor con Djokovic, y poder ver su preparación, su entorno, estuvo muy bueno. Dos días más tarde me fue a buscar para ver si podía entrar en calor con él otra vez. Con Rafa fue un momento fabuloso que quedó plasmado en la foto, un torneo con muy buenos partidos en los que sentí que jugué muy bien y que lo disfruté un montón. Todo eso me llenó de orgullo, porque significa que estoy en el ambiente y me reconocen como un jugador más.

Roger Federer Zeballos

 NUEVO AÑO, NUEVOS COMPAÑEROS 

Tras haber conseguido aquel único e histórico título ATP ante Nadal en Viña del Mar 2013, no pudo volver a levantar un título individual, pero sí lo hizo en dobles y en siete oportunidades, cuatro de ellas con el chileno doblista Julio Peralta, con quien además el año pasado llegó a tres finales. Este año, en su primer torneo, en Brisbane, volvió a llegar a una final, aunque sorprendió que su compañero sea Leo Mayer.

- Con Julio Peralta tenían una pareja fija y lograron buenos resultados. Este año arrancaste acompañado de Leo Mayer y Pablo Cuevas, ¿cambiaste de compañero?

– Jugamos dos años juntos y la verdad que me nos fue muy bien. No quedaron las puertas cerradas, todo lo contrario, quizás en unos meses volvamos a jugar juntos. Él me pidió un tiempo para poder jugar con otro compañero doblista, para armar mejor su calendario y darle prioridad al dobles, y no tener que acoplarse a mí que, por más que me encanta el dobles, todavía sigo siendo singlista y me parecía un decisión correcta. Ahora arranqué jugando con Leo y con Pablo. Cuando jugás con otro singlista no estás obligado a jugar todo el año dobles, entonces como que estamos mucho más abiertos y seguramente juegue otros torneos.

 LA COPA DAVIS, LINDA COMO EXIGENTE 

- Te vamos a volver a ver en algún dobles o en algún singles de Copa Davis?

Por ahora no. Voy a ser papá nuevamente, por eso ellas van a viajar mucho menos este año conmigo y la Copa Davis me implicaría que, esas semanas de descanso que tengo del calendario del circuito, tendría que estar jugando. Entonces esa semana prefiero estar en casa, tratar de cuidar a mis hijas, ayudar en lo máximo posible a mi mujer y no estar viajando nuevamente a jugar una Copa Davis. Por más que es hermoso representar a Argentina y jugar con gente que te apoya, también es muy exigente, muy cansador y siento que este año me perjudicaría a nivel personal.

ZEBALLOS 02

- Asi y todo Daniel Orsanic, capitán del equipo argentino, te sigue buscando… 

– Sí sí, hablamos con él. Realmente tenemos una buena relación. Le expliqué mis motivos, fueron bien aceptados y les deseo que puedan volver rápidamente al Grupo Mundial.

 EL CHISTE QUE NO FUE 

2013. Serie de Copa Davis ante Alemania. Conferencia de prensa. Un periodista le pregunta al capitán Martín Jaite, a David Nalbandian y a Zeballos si habían recibido una felicitación de Juan Martín Del Potro por la victoria. El marplatense, en medio de un clima distendido, bromea y le pregunta irónicamente “¿De quién? No, no”. Pero el ninguneo de quien por aquellos días no estaba en el equipo, levantó revuelo periodístico.

-¿Volviste a hablar con Juan Martín Del Potro?

– Sí volví a hablar con Juan Martín, en los torneos nos hemos cruzado. Eso ya quedó atrás, en el pasado. Me quise hacer el gracioso, dije una boludez, quedó y obviamente afectó un poco la relación en un principio, pero ahora cuando nos cruzamos hablamos, está todo bien.

 MÁS ALLÁ DEL CIRCUITO 

- Cuando dejes el circuito, ¿pensás dejar un legado en la ciudad, venir acá, dar clases, estar con tu viejo en el club?

– Ya veremos. Hoy mi vieja me preguntaba qué pensás hacer? Y le dije que realmente no sé. Estoy muy metido en mi calendario personal, en el ATP, en tratar de seguir manteniendo mi nivel. Mi objetivo hoy en día es ir semana a semana, mantenerme en este nivel, seguir sumando puntos, no quiero pensar mucho en el futuro. El tenista en sí no sabe qué le deparará en seis o siete meses, por ahí te vas un poco de ranking y tenes que jugar otro tipo de torneos o por ahí al contrario, tenes que pasar a otro nivel. Seguramente haga algo relacionado con el tenis porque es mi pasión y lo que sé hacer. No me voy a poner a cocinar o a enseñar natación (risas). Cuando no me de más el físico, empezaré a jugar dobles solo. No te podría decir que en uno dos o tres años me voy a retirar, en verdad no lo sé, ojala sean varios más en el circuito.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios