La selección de fútbol, eliminada de Río 2016

Empató en el tercer partido de la zona de grupo con Honduras 1 a 1 y no le alcanzó para clasificar a la próxima etapa. Rulli atajó un penal y Correa falló desde los doce pasos para los dirigidos por Olarticoechea.

10/08/2016
La selección de fútbol, eliminada de Río 2016
(Foto: prensa Juegos Olímpicos)

El seleccionado argentino de fútbol fue eliminado en la primera ronda de los Juegos Olímpicos 2016 tras empatar con Honduras por 1-1 en el tercer y último partido del grupo D disputado en el estadio Mané Garrincha de la ciudad de Brasilia y no logró clasificar a los cuartos de final en Río 2016.

El delantero Antony Lozano, en el tercer penal del partido, convirtió el gol hondureño a los 29 minutos del segundo tiempo y Mauricio Martínez, a los 48′ de la misma etapa, marcó el empate que no le sirvió al conjunto nacional. Previamente, en la última jugada del primer tiempo, el arquero Gerónimo Rulli, figura en medio del desconcierto argentino, le atajó un tiro penal a Bryan Acosta y en la segunda parte, a los 10′, Ángel Correa desvió su tiro desde los once metros.

El equipo dirigido por Julio “Vasco” Olarticoechea finalizó en el tercer lugar del grupo D con cuatro puntos, producto del triunfo sobre Argelia (2-1) y de éste empate, pero por peor diferencia de gol quedó detrás de Honduras y Portugal, ambos clasificados a cuartos de final de la competencia.

Argentina se despidió de los Juegos Olímpicos a los que llegó con la ilusión de repetir lo obtenido en Atenas 2004 y Beijing 2008 (oro en los dos Juegos) pero ni el juego mostrado en los tres partidos ni el contexto del fútbol argentino ayudaron a que la historia termine bien.

Hasta junio pasado, el responsable del equipo fue Gerardo Martino, director técnico del seleccionado mayor, que renunció al cargo justamente por la constantes trabas que encontró a la hora de armar el plantel. En medio de la crisis del fútbol argentino, el “Vasco” Olarticoechea, ex director técnico del seleccionado femenino y del combinado Sub 20, asumió el desafío de tomar las riendas del equipo Sub 23 con la opción de incluir tres mayores.

Argentina igual pudo haber clasificado a los cuartos de final ya que en el primer tiempo tuvo situaciones para abrir el marcador e incluso el penal desviado de Angel Correa cambiaba el rumbo del partido, pero el destino quiso que la historia termine como empezó: mal.

Rulli, quien falló en el primer partido ante Portugal pero salvó al equipo en los otros dos partidos, logró atajar el primer penal que él mismo cometió pero en el segundo no le alcanzó para enmendar el error de Lautaro Gianetti, quien derribó al hondureño Alberth Elis de manera infantil en el área. No obstante, el arquero de Real Sociedad, que portó la cinta de capitán por la ausencia de Víctor Cuesta (expulsado), terminó siendo uno de los puntos altos del equipo.

Fuente: Télam

Ver más: , , , , , , ,

Comentarios