Bondi en educación

Resumen de la semana | QUÉ, en la radio

25/08/2018
Bondi en educación
(Fotos: QUÉ Digital)

Mar del Plata se puso la campera arriba del guardapolvo y salió esquivando barro y charcos hasta la esquina. Una aplicación en su teléfono le anticipó que el colectivo llegaría en 25 minutos y que no tenía rampa para discapacitados; hasta que llegó hizo frío y el esqueleto de la garita no ayudó a la espera.

PARO DE COLECTIVOS

¿Ya aumentó?”, le preguntó Mar del Plata al chofer ni bien subió. “Estamos en eso”, le respondió detrás de los lentes negros el conductor. El colectivo repleto le proporcionó a Mar del Plata una vista privilegiada hacia la calle al tener que viajar parada y colgada del pasamanos después de pagar un boleto que a la vuelta ya saldría más caro pero la frecuencia sería la misma.

A las pocas cuadras el colectivo se desvió del recorrido por una obra paralizada y otra vez por la protesta de un grupo de organizaciones sociales. En otra esquina estaban por despedir científicos y a mitad de cuadra se estaban quedando sin trabajo los empleados de Agricultura Familiar. Un poco más adelante, en la universidad no había clases y mucha gente la miraba y la abrazaba de afuera.

PROTESTA-AGRICULTURA-FAMILIAR-1

Mar del Plata pensó que se había perdido pero al pasar por la Terminal se ubicó. Justo unos minutos antes había quedado preso el concesionario de la nueva estación; mientras el empresario de la construcción que se ocupó de hacer un shopping en la vieja terminal ponía cara de arrepentido y el dueño del shopping miraba con desconfianza para todos lados.

El colectivo tuvo que volver a desviarse y Mar del Plata miró a ver qué pasaba. Parece que algunos no habían llegado a ir a defender la educación pública ni a marchar por el aborto o por las clases suspendidas en escuelas y universidades, así que organizaron una prolija protesta de indignados por la corrupción de los años pasados.

bb97f5e4ac-cfd515384a

De pronto, el colectivo frenó su marcha en la mitad de la calle. “Si los concejales no votan el aumento hacemos paro y arréglense como puedan”, les dijo el chofer a los pasajeros con tono amenazante. Hacía unos meses que no decía esa frase, pero se la acordaba fuerte y claro por haberla repetido durante años. Mar del Plata volvió a mirar por la ventanilla y agarró su celular.

AUMENTO DEL BOLETO MUNICIPALIDAD

“Che no hay clases, otra vez pérdida de gas”, salió en el Whatsapp de Mar del Plata0llegó al instante con el mismo sonido.

Mar del Plata supo que el aumento del boleto era un hecho y decidió bajarse y caminar. Una columna de estudiantes y docentes la encontró en el medio de la avenida con cartulinas y bronca. “La comida que llega es un desastre, nos sacaron el medidor de gas y hay un montón de escuelas que están igual”, le informó una adolescente que marchaba hacia el Consejo Escolar.

Al ver bien entre los carteles Mar del Plata comprobó que los problemas dejaban afuera a muy pocos, ni siquiera a los que van a estudiar para ser docentes, que ya los entrenan formándolos sin calefacción.

5ddf0986e0-cfd70a284e

Mar del Plata vio las llamas calentando una pava para servir el mate cocido. Vio frazadas, frazadazos y se acordó de las listas sábana sin acolchado. Mar del Plata se sentó y vio cuadernos en la televisión pero no lápices ni alumnos estudiando. Vio que aumenta el boleto y después selfies entre los que lo aprobaron y quienes lo cobran sacadas con filtro efecto fantasma.

Mar del Plata siguió a la masa hasta el Consejo Escolar y acompañó la toma del edificio. Mar del Plata se quedó en el Consejo Escolar. Está ahí todavía. Está rodeada de docentes y gente que quiere estudiar, sentada en el hall esperando algo: un boleto que pueda pagar, una boleta de gas que pueda pagar, una escuela con gas, un docente que gane bien, un trabajador que no lo echen, una calle sin pozos, un hospital con médicos, algo; al menos una semana sin paros ni nuevos escándalos.

TOMA CONSEJO ESCOLAR  (4)

Alguien vio pensativa a Mar del Plata y al pasar le recomendó al oído que por las dudas cargue más plata en la SUBE, que se abra a escuchar la crítica y que anote bien todo lo que espera en un cuaderno, por si alguna vez la que se arrepiente de no actuar es la política.

Ver más: , , , , , , , , , , , ,

Comentarios