Mar del Plata desaprobada

Resumen de la semana | QUÉ, en la radio

01/09/2018
Mar del Plata desaprobada
(Fotos: QUÉ Digital)

Mar del Plata es una alumna repitente que se llevó más de la mitad de las materias a marzo. Durante la primera etapa del año aprobó los exámenes rasguñando la nota justa pero en la etapa más difícil desaprobó impunemente.

Historia, política, economía, educación cívica… todas a marzo. También turismo, industria, salud, medio ambiente, empleo, educación y derechos humanos. Mar del Plata repite los errores de sus propios exámenes, empeora los desaciertos cometidos en viejos parciales y se equivoca incluso al copiarse. Sin que sus padres lo sepan arma mal los machetes y nunca aprendió a ratearse.

EDITORIAL  (10)

Dicen que la maestra de Mar del Plata gana poco, que vive haciendo paro y que sale a marchar y reclama cosas “innecesarias”: un aula con gas, un sueldo digno, un aumento en blanco, una jubilación más alta, un cielo raso que no se caiga, una ventana que cierre, una pared que no filtre humedad, una comida digna… Dicen que son excusas, que Mar del Plata no presta atención, que está distraída, que anda enamorada, que está en la edad del pavo, que se escapa al baño y que se queda de más en los recreos.

EDITORIAL  (8)

Solo si rinde bien todas las materias Mar del Plata podrá ir a la Universidad; pero si llega empezará a cursar solo si la facultad no está tomada y si el docente universitario no está de paro. Necesitará hacerse un chequeo médico y si cae en el Interzonal aprendió que pagará $300 un turno y que no habrá médicos ni insumos. No al menos sin antes acampar en la guardia.

EDITORIAL  (11)

Cuando termine la Universidad Mar del Plata podrá ir en busca de un empleo digno pero se conformará con el que encuentre, si encuentra. Será científica, si todavía quedan para cuando egrese. Será ingeniera naval si el Puerto funciona. Será obrera calificada si no cierran la fábrica. Será docente si todavía quedan lugares para dar clases. Será administrativa pública si el gobierno no cierra la dependencia ni despide a todos los empleados. Aprenderá idiomas para hablarlos lejos de casa. Manejará una empresa siempre y cuando el dólar baje a tierra por el helio que la elevó en un globo sonriente.

EDITORIAL  (5)

Mar del Plata estudia y se siente devaluada. Se siente corrida, se siente cambiaria. Piensa en verde y se envenena. Ve que el dólar está a 40 y piensa que no le alcanza para los útiles. Pide estabilidad y se da la cabeza contra el monumento. Saca la cacerola y nadie la escucha. Pide memoria, pero hasta a una de sus plazas le quitan el nombre.  

EDITORIAL  (6)

Mar del Plata toma nota del pizarrón pero aprende sin pensar. Incorpora de memoria conceptos que deberá rendir en marzo: inflación, arrepentido, conflicto, toma, saqueo, dólar, crisis, cuaderno, allanamiento, gatillo fácil.

EDITORIAL  (14)

A Mar del Plata no le explican y pierde el año. Pregunta, relee, hace dos veces las cuentas y el resultado sencillamente no le da. Tiene faltas de ortografía, no comprende textos, le recortaron las horas de ciencias sociales, no reflexiona, tiene mala letra y aprende solo de su propia historia.

EDITORIAL  (15)

Hace tiempo que se saca malas notas y sus padres están preocupados. Fue a particular, estudió de noche, se copió de un compañero, tomó la escuela, se sumó a un frazadazo y marchó por la educación pública. Cierra el cuatrimestre y la nota no le da. A Mar del Plata en cualquier momento le llega el boletín y se queda sin vacaciones. Dicen que espera el verano para ir a rendir todo, pero que si también la aplazan en turismo no pasará de año y el próximo se sentará cómodamente a repetir sus errores.

EDITORIAL  (1)

Ver más: , , , , , , , , , , , ,

Comentarios