Choferes fantasmas: uno por uno, qué rol tuvo cada empresario

En la resolución en la que procesó a cinco empresarios y un contador, el juez Santiago Inchausti detalló de qué manera formaron parte de la defraudación al Estado.

12/07/2017
Choferes fantasmas: uno por uno, qué rol tuvo cada empresario
Uno de los allanamientos realizados meses atrás (Foto: archivo / QUÉ Digital)

En el marco del avance de la investigación de los “choferes fantasmas”,  la Justicia Federal procesó este miércoles a seis de los empresarios acusados de haber defraudado al Estado Nacional, y en su resolución, el juez federal Santiago Inchausti puntualizó qué rol jugó cada uno de los ahora procesados para falsear declaraciones juradas en las que figuraban empleados en blanco que nunca fueron contratados y así cobrar cerca de $16 millones de subsidios entre enero y febrero de 2016.

“Ante las constancias adunadas en esta investigación y con el grado de probabilidad que exige este estadio procesal, encuentro reunidos los elementos de convicción suficientes para afirmar que Juan María Inza Decaux (hijo), Diego Hernán Basílico, Juan María Inza Irisarri (padre), Federico José Pomero, José Alberto Ferraresi y Carlos Alberto Málaga han participado en la comisión del hecho en estudio”, sostuvo el juez en el procesamiento de los seis imputados, cinco de ellos empresarios y un contador.

Las cuatro empresas implicadas -25 de Mayo, Peralta Ramos, El Libertador y 12 de Octubre- funcionan a partir de un holding de hecho en el que la firma 25 de Mayo ha capitalizado y absorbido tácitamente a las tres restantes, sin perjuicio de que cada una funcione de manera independiente. Es decir, todas las empresas funcionan bajo el poder de Juan Inza.

En este sentido, el juez en su resolución puntualizó los roles que cumplieron cada uno de los seis procesados -a otros cuatro que habían sido imputados les dictó la falta de mérito- para la comisión del delito de defraudación en perjuicio de la administración pública por doce hechos en concurso real.

 Juan María Inza Irisarri 

Socio y subgerente de la empresa 25 de Mayo e integrante de la 12 de Octubre:

“Consistió en otorgar poder general amplio de administración en 2014 a su hijo Juan María Inza Decaux para más tarde con conocimiento de ambos haber rubricado las notas dirigidas a la Dirección Nacional de Fondos Fiduciarios de la Secretaría de Transporte del Ministerio de Transporte de la Nación para que dichas empresas fueran consideradas dentro de los requisitos estipulados (para recibir los subsidios) y daría con dicha firma el aval necesario por cada una de las empresas y por cada uno de los períodos -enero 2016, febrero 2016 y marzo 2016- y de esta manera suscitar un error en el organismo, para lograr con ello que éste dispusiera de manera perjudicial su patrimonio, dado que las cantidades de los empleados en nómina fue falsamente aumentada con la única finalidad de defraudar al Ministerio de Transporte de la Nación”.

 Juan María Inza Decaux 

Apoderado de las empresas 25 de Mayo, 12 de octubre y Peralta Ramos y gerente de El Libertador:

“Consistió en rubricar las notas dirigidas a la Dirección Nacional de Fondos Fiduciarios de la Secretaría de Transporte del Ministerio de Transporte de la Nación para que dichas empresas fueran consideradas dentro de los requisitos y dar con dicha firma el aval necesario por cada una de las empresas y por cada uno de los períodos -enero 2016, febrero 2016 y marzo 2016″.

 Diego Hernán Basílico 

Presidente de la empresa Peralta Ramos:

“Consistió en rubricar las notas dirigidas por los períodos enero 2016, febrero 2016 y marzo de 2016 a la Dirección Nacional de Fondos Fiduciarios de la Secretaría de Transporte del Ministerio de Transporte de la Nación para que dicha empresa fuera considerada dentro de los requisitos y dar con dicha firma el aval necesario para la empresa Peralta Ramos firmados también en conjunto con el contador público Federico José Pomero. Asimismo, operaba como representante en la cuenta bancaria, que posee la empresa en el Banco Santander Río”.

 Federico José Pomero 

Contador público para las empresas 25 de mayo, 12 de octubre, Peralta Ramos y El Libertador:

“Consistió en rubricar los informes especiales sobre el cumplimiento de las condiciones laborales para las cuatro empresas, las que acompañaban las notas dirigidas a la Dirección Nacional de Fondos Fiduciarios de la Secretaría de Transporte del Ministerio de Transporte de la Nación para que las firmas fueran consideradas dentro de los requisitos estipulados y dar con sus firmas el aval necesario por los períodos enero a marzo ambos inclusive del 2016″.

 José Ferraresi y Carlos Málaga 

Integrante de la empresa 12 de octubre SRL / Gerente de la 25 de mayo:

“Consistió en haber intervenido en las maniobras de la defraudación descripta como así también en el cobro de las sumas pagadas, por la Administración Nacional, al resultar ser autorizado a operar en las cuentas bancarias de las empresas El Libertador, 25 de Mayo y 12 de octubre  del banco Santander Río. Para más, ambos operaban dentro del proceso de pago de las transferencias efectuadas a la AFIP, a través de los VEP, que se confeccionaban a partir de los formularios 931 de AFIP que el propio Ferraresi cargaba on line, para las empresas investigadas, y que se presentaban luego ante el Ministerio de Transporte junto con los informes especiales sobre el cumplimiento de las condiciones laborales Nómina de Personal por cada una de las empresas y por cada uno de los períodos”.

En este sentido, el juez entendió que todos ellos “desplegaron estas conductas con la finalidad de suscitar un error en el organismo, para lograr que éste, mediante la concesión excepcional de la compensación prevista, dispusiera de manera perjudicial su patrimonio dado que las cantidades de los empleados en nómina indicados en los Formulario 931 y listados de nómina de personal, presentados por cada uno de los meses de temporada estival del año 2016 –enero, febrero y marzo-, fue falsamente aumentada para defraudar al Ministerio de Transporte de la Nación”.

De esta manera, detalló que los montos de defraudación fueron de más de $6 millones para la empresa 25 de mayo, más de $3 millones para la 12 de octubre, más de $800 mil para la Peralta Ramos y más de $1 millón para El Libertador.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios