Hombre descuartizado: “Se relevó todo y no hay nada firme”

A 21 días del macabro hallazgo del cadáver de Luciano Provenzano en Brown al 1700, el fiscal del caso habló con QUÉ. Informó que se hicieron allanamientos, se investigó su círculo íntimo y se analizaron las cámaras. “No hay ninguna hipótesis confirmable”, dijo.

27/11/2017
Hombre descuartizado: “Se relevó todo y no hay nada firme”
(Foto: archivo / QUÉ Digital)

Hace 21 días, el pasado 6 de noviembre, en Brown al 1700 se concretó uno de los hallazgos más macabros del 2017 en Mar del Plata: parte del cuerpo descuartizado de Luciano Provenzano, de 34 años, fue encontrado por tres cartoneros distribuido en varias bolsas de basura. En las tres semanas de investigación que lleva el caso se hicieron allanamientos, se estudió a fondo su círculo íntimo y se delinearon múltiples hipótesis. Sin embargo, partes del cadáver siguen sin aparecer y todavía no hay sospechosos por el crimen.

La investigación de uno de los casos policiales más macabros del último tiempo en la ciudad avanza día a día y el fiscal Alejandro Pellegrinelli sigue sin descartar ninguna hipótesis e incluso reconoció que “llama la atención” no poder contar con mayores certezas.

En diálogo con QUÉ Digital, el fiscal informó que a lo largo de estos 21 días “se hicieron varios allanamientos”. Uno de ellos, por ejemplo, en el edificio situado exactamente frente al punto en el que el cadáver fue hallado. Se tomaron testimonios y se envió a Policía Científica para levantar evidencia física. Sin embargo, el procedimiento tuvo resultado negativo.

Otro allanamiento de similiares características tuvo lugar la semana pasada en la galería Sacoa del centro de la ciudad. “Se está trabajando día a día y se hicieron estos procedimientos pero no hallamos nada para presumir que en estos lugares se pudiera haber concretado una maniobra de este tipo”, sostuvo Pellegrinelli.

Todos los allanamientos ordenados en el marco de la investigación del crimen de Provenzano tuvieron hasta el momento resultado negativo. “Sigue sin resolverse y llama la atención. Se agotan instancias, posibilidades y alternativas. Hemos relevado todo, pero no hay nada firme”, reconoció el fiscal.

A través de las cámaras de seguridad en la zona tampoco pudo establecerse cómo llegaron las bolsas con los restos del hombre de 34 años hasta Brown al 1700. “No se puede ver con las cámaras cómo llegan las bolsas ahí y no hay ninguna hipótesis confirmable”, dijo y detalló que “la última vez que se lo pudo ver fue el domingo (5 de noviembre) en un boliche de la zona de Alberti y Córdoba, pero no se observó nada llamativo”.

HALLAZGO CUERPO DESCUARTIZADO  (5)

Para el fiscal, el caso de la muerte de Provenzano tiene la particularidad de contar con “una víctima con una vida que permite pensar en un montón de hipótesis diferentes (por sus problemas de adicciones y antecedentes penales) que se terminan reduciendo por las características especiales del agresor, por la forma en la que comete el crimen o bien se procede después del mismo”.

Así, se investigó el círculo íntimo de la víctima. “Se habló con gente de su entorno, con sus amigos, con su pareja, pero nadie ubica como posible sospechoso a alguien de estas características”, informó Pellegrinelli.

Las últimas medidas ordenadas por la fiscalía apuntan a revisar en profundidad las redes sociales de Provenzano, a los fines de ahondar en el detalle de su cuenta de Facebook, su Messenger y sus contactos y conversaciones en Whastapp.

Desde un primer momento, a los investigadores del caso les llamó la atención la precisión con la que se realizó la sección del cadáver, lo que marcó la posibilidad de que estuviera involucrada la mano de un profesional.

“La sección de cada una de las partes estaba hecha con mucha pulcritud y prolijidad, por llamarlo de alguna manera. No eran cortes torpes sino muy particulares”, informó el fiscal Alejandro Pellegrinelli tras el hallazgo.

Una de las líneas de investigación apuntó a la participación en el crimen de un profesional médico, pero hasta el momento tampoco se pudo establecer a un posible sospechoso.

Mientras tanto, a 21 días del macabro hallazgo, parte del cadáver de Provenzano continúa desaparecido. El destino de la cabeza, parte del torno y de al menos uno de sus dedos es incierto, ya que no fueron encontrados junto al resto del cuerpo en las bolsas halladas en Brown al 1700. Se presume que en la cabeza podría estar la herida que causó su muerte, ya que en el resto del cadáver no hay impactos de bala ni señalas de uso de un arma blanca, por ejemplo.

Sobre la ubicación de las partes del cuerpo no halladas, para el fiscal existen variadas posibilidades pero ninguna confirmación: “De la misma manera que encontramos eso ahí, pueden haber tirado la cabeza en otro lado o haber quedado en el Predio de Disposición Final de Residuos; no lo sabemos y seguimos trabajando pero no hay nada firme hasta el momento”.

Ver más: , , , , , , , , , , ,

Comentarios