El Martillo: conmoción tras los enfrentamientos

Luego de los asesinatos, tres casas y tres autos quedaron incendiados. El fuego tuvo que ser apagado por los propios vecinos. En la calle hay restos de sangre, piedras y las huellas de una batalla.

08/05/2017
El Martillo: conmoción tras los enfrentamientos
(Fotos: QUÉ Digital)

En medio de un ambiente de conmoción y preocupación, los vecinos del barrio El Martillo comenzaron la semana tras varias horas de violencia, que derivaron en tres homicidios y tres casas y vehículos prendidos fuegos. Ante la violenta situación, fueron los propios habitantes de la zona quienes debieron apagar las llamas, ya que durante la madrugada ni la policía ni los bomberos estuvieron en el lugar, al menos durante el momento de mayor tensión.

Las dos cuadras de las calle Sicilia entre el 7100 y el 7300 parecían este mediodía el resultado de una batalla. Avanzar implicaba ver una casa quemada con un auto afuera también con los restos de haber sido prendido fuego, otro auto completamente incendiado en la esquina y una vivienda destrozada, todavía con humo, sin puertas, sin ventanas y con un tanque de agua que seguía perdiendo agua. Afuera, otro auto consumido por las llamas.

De acuerdo al relato de los vecinos, la situación comenzó durante la tarde en la casa de Sicilia al 7100. Esa fue la primera en quedar incendiada. Luego, por la noche, la tensión se trasladó a la casa de Nelson Alderete, el joven de 25 años apuntado por ser el asesino de los dos menores de edad y que terminó también asesinado: fue degollado y luego su cuerpo se prendió fuego en el interior de la vivienda. La casa contigua, también sufrió las consecuencias del fuego. Los vecinos contaron que ellos mismos apagaron las llamas porque en medio del caos los bomberos nunca llegaron.

ENFRENTAMIENTO EL MARTILLO 06
ENFRENTAMIENTO EL MARTILLO 07
ENFRENTAMIENTO EL MARTILLO 03
ENFRENTAMIENTO EL MARTILLO 04
ENFRENTAMIENTO EL MARTILLO 05

Cerca del mediodía de este lunes, los restos de las casas y los autos eran tomados por algunos vecinos que intentaban recuperar lo que pudieran. Como muestra de eso, las partes de un auto incendiado parcialmente era cargados en un carro de caballo.

Afuera de la casa de Alderete, y con una cinta de peligro que cruzaba de ancho a ancho de la calle sobre una enorme mancha de sangre que quedó sobre el asfalto, el Grupo de Apoyo Departamental (GAD) seguía en el lugar pero ya se preparaba para la retirada. En la zona ya no había patrulleros y todos los destrozos quedaban desparramados en dos cuadras que parecen el resultado de una terrible batalla, que dejó como saldo tres muertos y un herido grave.

Ver más: , , , ,

Comentarios