El secuestrador que se quiso escapar de la cárcel

Maximiliano Goncebate fue condenado a 20 años de prisión en mayo. El mes pasado planeó una fuga junto a otros internos del complejo penitenciario de Ezeiza, pero fue descubierto.

26/09/2017
El secuestrador que se quiso escapar de la cárcel
(Foto: archivo / QUÉ Digital)

El líder de la banda de secuestradores VIP que fue condenado el mayo pasado a 20 años de prisión planeó un intento de fuga del Penal de Ezeiza, pero fue descubierto por las autoridades. Así se desprende de un reciente fallo judicial en el que, por ese motivo, no autorizaron que el hombre fuera trasladado al Centro Universitario Devoto a cursar distintas materias.

El intento de fuga de Eduardo Maximiliano Goncebate quedó plasmado en una reciente resolución del juez de Ejecución Penal Federal Néstor Parra.

El pasado 18 de agosto el Tribunal Oral Federal de Mar del Plata fue notificado de un traslado de Goncebate desde el Complejo Penitenciario Federal I de Ezeiza al II de Marcos Paz. Los motivos reseñados por las autoridades penitenciarias fueron claros: “Evitar la preparación de un intento de fuga, suceso que ocurriría durante los festejos programados para el Día del Niño”. Es que de acuerdo a ese informe, Goncebate fue señalado junto a varios internos como “líderes de la planificación”.

De acuerdo a lo expuesto en la nota de la Dirección General de Régimen Correccional del CPF de Ezeiza, “fue desbaratado un intento de fuga que estaban planificando, entre otros, el condenado Goncebate, quien aparece sindicado como uno de los ‘cabecillas'”. Según lo reseñado por el fiscal general, ese suceso “ocurriría en el trascurso del fin de semana en el que se festeja el Día del Niño, aprovechando, en razón de esa fecha, la gran cantidad de asistencia de visitantes”.

En este sentido, se explicó que en el Penal “se realizaron diversos procedimientos para desbaratar la eventual fuga y arrojaron como resultado el secuestro de elementos de metal corto punzante, pinzas, alicate y dispositivos de comunicación electrónica, culminando con el traslado del nombrado (Goncebate) al Complejo Penitenciario Federal II”.

El caso fue tenido en cuenta por el juez Parra a la hora de decidir respecto a un pedido de la Jefatura de Estudios Superiores del Complejo Penitenciario de Marcos Paz para que se autoricen los traslados de Goncebate desde ese complejo penitenciario al Centro Universitario Devoto para que pueda cursar las asignaturas de Sociología, Principio de Derecho Latinoamericano, Álgebra e Historia Económica y Social Argentina.

“Es correcto que los derechos que no han sido limitados por sentencia condenatoria no deben ser restringidos, y que el privado de libertad tiene todos los derechos consagrados en nuestra Carta Magna y tratados internacionales incorporados a ella, pero lo cierto es que no puede escapar a la resolución del presente, que la modalidad propuesta para que el citado ejerza el derecho a su “educación” y curse las materias allí indicadas, no solo no se condice con la situación descripta sino que a criterio del suscripto tienden a la facilitar situaciones de fuga como las descriptas en los párrafos anteriores”, consideró el magistrado.

Asimismo, remarcó que los traslados solicitados “son incongruentes con la gravedad de los hechos denunciados por la administración penitenciaria”. De todas maneras, remarcó que “a fin de no menoscabar el derecho a la educación, deberá realizar sus estudios de grado, en su actual lugar de detención, debiendo la administración penitenciaria brindarle las herramientas tecnológicas a su alcance a fin de que pueda cursar las materias señaladas supra de manera virtual o a distancia, o se repliquen las clases que se impartan en el C.U.D. en vivo o diferido en su lugar de detención”.

El 12 de mayo pasado Goncebate fue condenado -la sentencia todavía no está firme- a la pena de 20 años de prisión por haber sido encontrado coautor penalmente responsable del delito de “secuestro extorsivo doblemente agravado por haber obtenido el pago del rescate y por la intervención de tres o más personas”. Junto a él fueron condenadas otras ocho personas también por haberlas encontrado culpables de formar una organización delictiva para cometer secuestros extorsivos en la ciudad entre 2012 y 2013.Los casos fueron tres: los secuestros de Rodrigo Cristino, Daiana Domenez y Guido Materia.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios