Belmonte contra todos: seis claves y cómo sigue el juicio

Un repaso por distintos puntos por los que atravesó la declaración del acusado de liderar la banda que vendía licencias truchas.

23/05/2018
Belmonte contra todos: seis claves y cómo sigue el juicio
(Foto: QUÉ Digital)

Por alrededor de tres horas se extendió la declaración de Juan Carlos Belmonte, el exjefe de la División de Licencias de Conducir de la Municipalidad que está acusado en el juicio -que se lleva a adelante también contra otras diez personas- de haber encabezado la asociación ilícita para vender licencias truchas. En ese tiempo apuntó principalmente contra funcionarios del anterior gobierno y en algunos tramos contra autoridades del Ejecutivo actual, intentó acreditar que él recibía órdenes de sus superiores, también reconoció haberse llevado dinero recaudado a partir de los trámite ilegales y acusó, por otro lado, al exintendente Gustavo Pulti y otros exfuncionarios de haber creado una empresa fantasma que ensobraba las licencias para recaudar.

La declaración de Belmonte todavía no terminó. Los jueces del Tribunal Oral en lo Criminal N°2, Néstor Conti, Roberto Falcone y Alexis Simaz, resolvieron este miércoles al mediodía pasar a un cuarto intermedio hasta este jueves a las 9 cuando será el turno de que el fiscal Marcos Pagella le realice a Belmonte las preguntas que considere pertienentes. En este sentido, ya adelantó que necesitará alrededor de dos horas.

La de este miércoles en el juicio constituyó una de las pocas declaraciones de Belmonte a lo largo del proceso ya que sólo lo hizo una sola vez: fue en 2015, ante el Ministerio Público Fiscal y en el marco de la causa por el carnet trucho del actor Federico Bal y no en la causa central que lo tiene como principal acusado. En ese entonces también implicó al exintendente Gustavo Pulti, al asegurar que sabía “todo” lo que pasaba en el Distrito Descentralizado “El Gaucho”.

Los funcionarios mencionados por Belmonte en esta declaración en el juicio no formaron parte de este proceso como así tampoco fueron citados como testigos ya que se encuentran imputados en una causa paralela, que hasta el momento y pese al paso del tiempo no registró avances significativos. Asimismo, cabe señalar que los acusados, en este caso de Belmonte, no están obligados por ley a decir la verdad al ensayar su defensa.

 CONTRA PULTI 

Apuntar contra el exintendente Pulti fue el principal objetivo de Belmonte, que se quejó de que en la causa no existan escuchas telefónicas mantenida entre ellos.

En resumen, a lo largo de sus tres horas de declaración, Belmonte dijo que la práctica con la que comenzaron las tramitaciones ilegales se basaban en que Pulti y sus funcionarios enviaban gente para que tramitaran su licencia de manera irregular –es decir, sin los exámenes correspondientes-. “Acá tiene las tarjetas enviadas por Pulti a las personas”, les dijo Belmonte a los jueces al presentárselas.

Asimismo, declaró: “Lo hice porque fui leal al partido y a él. Él no fue leal a mí y a mi familia”.

 CHEPPI SEÑALADO 

Belmonte inició su declaración con un relato de lo que habría sido, según él, uno de los primeros casos, y así involucró al exembajador Carlos Cheppi. Sostuvo que el primer caso fue “enviado por el exintendente Gustavo Pulti” y que fue “para quien fuera ministro de Agricultura y después embajador Carlos Cheppi“. A lo que sumó: “Creo que Cheppi fue sin saber, fue con la secretaria del intendente”.

 CONTRA ARROYO 

En un tramo de su extensa declaración, Belmonte también disparó contra el intendente Carlos Arroyo y su hijo, Guillermo Arroyo. “El actual intendente Carlos Arroyo y su hijo concurrió con la licencia vencida”, sostuvo, dijo haberle manifestado “que había que hacer todas las cosas”y  que le dijeron “que se deje de joder”. “Le firmé el teórico y otro compañero el práctico y se fueron con su licencia”, remató.

DECLARACION BELMONTE  (4)

 EMPRESA FANTASMA Y “UNOS MANGOS PARA EL VIEJO” 

Por fuera de la acusación central en la que se basa el debate, Belmonte también denunció que en aquel entonces el gobierno había creado una “empresa fantasma” que cumplía la función de “ensobrar” las licencias para luego repartirlas mediante el correo. “Era una empresa fantasma creada desde el Municipio por el intendente, por el señor (Ariel) Ciano, por Alveolite y por Iglesias“, acusó.

Y en medio de este relato también mencionó al intendente Arroyo y su hijo. Es que sostuvo que como había importantes tardanzas en la entrega de las licencias un día el jefe comunal -cuando era concejal- concurrió a interiorizarse de la situación a partir de los reclamos recibidos y Belmonte sostuvo haberle contado la situación irregular.

Finalmente, el relato lo cerró con una supuesta respuesta que le dio Iglesias, al reclamarle por qué habían denunciado la situación.
“(Iglesias) Me llamó a la oficina y me dijo ‘para qué hicieron la denuncia, para qué le dijeron a Arroyo'”, afirmó Belmonte y dijo que la respuesta de Iglesias fue: “¿Sabes lo que nos costó? Unos mangos al viejo y una bolsa de falopa del hijo”. Tras ello, Belmonte expuso: “Esas fueron las palabras; así era el poder de estos señores, así se movían dentro de la Municipalidad”.

 “ROBAR PARA LA CORONA” 

Durante la primera parte de su declaración, Belmonte afirmó: “Era bien sabido y me hago responsable de lo que voy a decir, que se robaba para la corona”. Y amplió: “Iba Iglesias y se encerraba conmigo, iba a buscar la de ellos, la que de recaudaba. Así con nombre y apellido. Y se la llevaban”, declaró y reconoció haber “aceptado” luego ese dinero.

Tras esa definición, su abogado Sergio Sosa Ortega, le pidió que amplíe esa acusación contra los exfuncionarios. “Iban a buscar dinero. Si no era Iglesias era Alveolite y si no yo mismo se la acercaba”, sostuvo en esa instancia para luego sostener: “La política valía y había que recaudar”.

Entonces, su abogado le preguntó: “¿Le entregó dinero a Pulti obtenido de licencias truchas?”. Y Belmonte respondió “sí”.

Por otro lado, su abogado indagó respecto a sus dichos de haber aceptado dinero entregado por los funcionarios y que provenía de la tramitación ilegal de las licencias. “Me mandaban dinero para que no haga esto que estoy haciendo hoy, que no declare”, dijo. “¿Compraban su silencio?”, le preguntó Sosa Ortega y Belmonte respondió: “Sí señor, compraba mi silencio”. Incluso Belmonte acusó de que cuando tuvo que ser operado -luego de ya haber sido detenido- el exintendente le “pagó 60 mil pesos”.

 15 MIL LICENCIAS TRUCHAS 

En otro tramo de su declaración, Belmonte aseguró que a su entender son más de 7 mil las licencias truchas tramitadas, número que se estableció en el marco de la investigación. “En Mar del Plata hay 10 o 15 mil licencias de esta forma”, afirmó y cuestionó: ¿Por qué no llamaron a las personas y les sacaron las licencias? ¿Que iba a pasar? Iban a decir que los mandaban el intendente e Iglesias”.

CÓMO SIGUE EL JUICIO

A la espera de que este jueves finalice la exposición de Belmonte a partir de las preguntas del fiscal, los jueces establecieron que a partir del lunes comenzarán a escucharse las declaraciones de los otros imputados que quieran hacerlo. Luego de ellos se proyecta que se pase a un receso para que las partes preparen sus alegatos.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios