Secuestradores VIP: piden 35 años de prisión para el líder

Esa fue la pena máxima solicitada por fiscal Juan Manuel Pettigiani. Para los otros diez acusados los pedidos van de 20 a 11 años, de acuerdo a la participación en uno o dos hechos. Para una imputada, requirió la absolución.

25/04/2017
Secuestradores VIP: piden 35 años de prisión para el líder
(Fotos: QUÉ Digital)

En el marco del juicio que se lleva adelante contra diez hombres y una mujer que están acusados de haber cometido en Mar del Plata al menos tres secuestros extorsivos entre diciembre de 2012 y agosto de 2013, el fiscal federal Juan Manuel Pettigiani pidió este martes durante su alegato 35 años de prisión para quien es considerado el líder de la banda, Eduardo Maximiliano Goncebatte, y para el resto de los acusados solicitó penas que van entre los 20 y los 11 años de prisión. Para la mujer, en tanto, requirió la absolución.

Después de casi dos meses de juicio -ya que el mismo empezó el pasado 6 de marzo- en el que once personas están acusadas de secuestrar y luego cobrar rescates por la libertad de Rodrigo Cristino, Daiana Domenez y Guido Materia, este martes comenzaron los alegatos de las partes.

En concreto, la fiscalía representada por Pettigiani pidió al Tribunal Oral Federal Nº1 que Eduardo Maximiliano Goncebatte -acusado de ser uno de los líderes de la banda y haber sido el encargado de negociar con las familias de las víctimas el pago de los rescates- sea condenado a 35 años de prisión.

Además, presentó los siguientes pedidos de pena, teniendo en cuenta la participación de los acusados en dos o un hecho: para Cristian Rondón y Cristian Gómez 20 años de prisión; para Leonardo Miguel Paritossi, 15; Jesús Véliz, 14; Roberto Ravainera, 13; Ulises Arbizu, 13; Juan Nicolás Laricchia, 12; Cristian Prieto, 12; Walter Salazar, 11; y para Natalia Leguizamón la absolución.

Por su parte, el abogado querellante de Guido Materia, Cristian Prada, acompañó al fiscal en los pedidos de condena de Goncebatte, Paritossi y Véliz y en su alegato reforzó conceptos vertidos durante el debate, como la importancia de las pericias fonéticas en que las víctimas reconocieron las voces de los secuestradores y el hecho de que la camioneta utilizada en el secuestro de Materia fue reconocida, como también fue reconocido Véliz.

JUICIO SECUESTRADORES (10) fiscal pettigiani

LOS SECUESTROS

El primero de los hechos investigados se produjo el 28 de diciembre de 2012. Rodrigo Cristino circulaba por la ruta 226, minutos después de las 4, cuando fue chocado por otro vehículo, que le provocó un trompo y lo obligó a detenerse. Enseguida, dos personas armadas lo redujeron y lo ingresaron a otro auto. Desde el celular, llamaron a su padre y también a su esposa bajo amenaza de muerte. Finalmente, pagaron $120 mil y 220 mil dólares de rescate.

El 28 de mayo de 2013, cerca de las 7:45, fue interceptada Daiana Domenez cuando sacaba el auto para ir a trabajar del garaje de su casa situada sobre la avenida Tejedor. Allí, fue abordada por tres personas que la obligaron a subir a un automóvil y le colocaron un pasamontañas al revés para impedir la visión. Hicieron que ella misma, desde su celular, les avisara a sus padres de la situación, y mientras tres de los secuestradores circulaban con la víctima en el auto, otros se comunicaban con su familia para pedir el rescate en dinero por su liberación, que finalmente se concretó pasado el mediodía, cerca del mercado frutihortícola. Tuvieron que pagar un rescate de $31 mil y unos 30 mil dólares.

El secuestro que cobró mayor trascendencia pública fue el que tuvo como víctima a Guido Materia, hijo de un reconocido empresario. El 27 de agosto del 2013, el joven concurrió a la universidad privada Caece -Olavarría entre Gascón y Falucho-. Cuando salió de cursar, pasadas las 10, fue a su camioneta que había dejado estacionada en Alvear casi Gascón y allí fue interceptado por un sujeto, que -junto a otra persona- lo ingresó violentamente a su vehículo. El hombre se sentó en el asiento de conductor y la víctima y el otro secuestrador fueron al asiento trasero. Allí, Materia fue golpeado y también se le exhibió una pistola 9 milímetros. Sentado detrás del asiento de acompañante, donde van las piernas, transitaron unas quince o veinte cuadras, hasta cambiar de rodado.

En medio de las negociaciones, fue llevado hasta una vivienda situada en De los Reservistas al 2100, donde permaneció -con ropa sobre su rostro- unas cuatro horas. Cerca de las 14, luego de que el abogado de la empresa de la familia Materia y la madre del joven depositaran en una obra en construcción el dinero acordado, los captores llevaron a Materia hasta Guanahani al 7200 donde lo abandonaron a bordo de un auto robado. En total, la familia pagó a los secuestradores 110 mil dólares.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios