Arroyo y un gabinete en baja: casi 30 renuncias en 19 meses

En los dos últimos dos meses hubo seis cambios y otros tres en el primer semestre, sumadas a las más de 20 en el primer año de gobierno. Varias de las desvinculaciones ni siquiera de comunicaron. “Va a haber más cambios”, insiste el intendente.

04/09/2017
Arroyo y un gabinete en baja: casi 30 renuncias en 19 meses
(Foto: archivo/QUÉ Digital)

Entre secretarios, subsecretarios, directores, titulares de entes del Estado municipal y funcionarios de menor jerarquía, en lo que va del 2017 el intendente Carlos Arroyo movió cerca de 10 piezas de su gabinete, que sumadas a las casi 20 desvinculaciones que se produjeron en su primer año de gobierno, suma casi 30 renuncias en los casi 19 meses que lleva al frente de la Municipalidad de General Pueyrredon.

Esta semana se confirmó que el director de Inspección General, Luis Melo, y el director de Cooperativas, Álvaro Fanproyen, ya no forman parte del gabinete. Fue el secretario de Gobierno, Alejandro Vicente, quien confirmó sus salidas “por decisión del intendente”, ya que oficialmente nada comunicó el Municipio sobre estos cambios.

Con respecto a Fanproyen, su continuidad había sido puesta en duda a principios de agosto, al igual que la de el secretario de Producción, Ricardo De Rosa, aunque de éste último no hubo confirmación hasta el momento y su cargo se encuentra “en suspenso”.

A su vez, aunque por motivos de salud, quien también dejó el gabinete en los últimos días fue Leandro Saaied, quien se desempeñaba dentro de la Secretaría de Seguridad desde la anterior gestión de gobierno.

A mediados de julio, en plena campaña rumbo a las PASO, el cierre de listas provocó una fuerte polémica dentro del gobierno municipal. El armado de la lista de Cambiemos llevó a que el intendente le pidiera la renuncia a Vilma Baragiola y luego a Guillermo Volponi, quienes encabezan la nómina que se impuso en las elecciones del pasado 13 de agosto.

Pero además, algunos de los asesores de la exsecretaria de Desarrollo Social fueron apartados de sus cargos. Tal es el caso de Walter Allóquien desde hace muchos años acompaña como secretario y mano derecha a Baragiola en cada uno de los cargos políticos que ella ha ocupado, fue removido de su cargo, el de Director de Parque Automotor y Protocolo. Su desplazamiento del cargo fue confirmado por distintos actores del Ejecutivo, aunque nadie lo hizo de manera oficial.

“Va a haber más cambios”, insistió recientemente el intendente, tras confirmarse la salida de Vilma Baragiola para liderar la campaña de Cambiemos.

Hacia atrás en el tiempo, en abril de este año, el intendente también echó a Diego Grimaldi, quien se desempeñaba como director coordinador del Ente Municipal de Deportes y Recreación (Emder).

Casi en simultáneo, el director de Educación del Municipio, Daniel Marino, presentó su renuncia tras haber sido designado en ese cargo por el intendente Carlos Arroyo dos meses atrás.

En marzo, a su vez, el jefe comunal echó al jefe de compras de la Municipalidad, Oscar Rossi, quien se desempeñó en ese cargo durante 12 años. Sin embargo, el funcionario recurrió a la Justicia y se ordenó por la vía legal su reincorporación.

A principios de año, la directora general de Educación, María Teresa Capurro, fue la primera del 2017 en sumarse a la lista de funcionarios que renunciaron al gabinete municipal. Capurro había ingresado a la gestión hacía nueve meses, pero su relación con la Secretaria de Educación, Ana María Crovetto, no fue la mejor en ese tiempo y ese habría sido uno de los motivos -entre otros- para dejar el cargo de directora general.

A los casi 10 funcionarios que renunciaron en lo que va del 2017, se suman otros 20 que dejaron sus cargos en el primer año de gobierno de Carlos Arroyo. En 19 meses, entre secretarios, subsecretarios, directores, titulares de entes del Estado municipal y funcionarios de menor jerarquía, se acumulan cerca de 30 desvinculaciones.

 

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios