Arte callejero: “Se está hablando, se tiene que consensuar”

Tras las denuncias de artistas que aseguran que el Municipio no les permite actuar en el espacio público, la secretaria de Cultura no brindó mayores detalles ante la consulta aunque aseguró que se evaluará trasladarlos a otras zonas.

15/09/2017
Arte callejero: “Se está hablando, se tiene que consensuar”
(Foto: archivo / QUÉ Digital)

En medio de las denuncias de artistas callejeros respecto a que no les otorgan los correspondientes permisos y a actitudes intimidatorias por parte de Inspección General, la secretaria de Cultura del Municipio, Silvana Rojas, aseguró que se evaluará un posible traslado de los artistas a los que no se les permite actuar debido a una supuesta conflictividad por “ruidos molestos”.

“Nosotros tenemos una jefatura de ferias y eventos en la calle donde están incluidos. Hay una nómina de 150 artistas registrados de diferentes rubros y tienen distintos sectores en los cuales tienen permitido realizar sus actividades o vender artículos”, dijo Rojas en diálogo con QUÉ.

Con respecto a las últimas denuncias de artistas como Gabriel Pace y Juan José Agüero, la secretaria de Cultura dijo estar al tanto aunque, en realidad, no brindó mayores detalles: “Estuve averiguando. Puede ser que hayan actuado en zonas protegidas de ruidos molestos, porque a veces no cantan solos sino que llevan equipos de música o de sonido”.

En ese sentido, sugirió que los artistas callejeros ya disponen de un espacio totalmente habilitado “donde pueden llevar sus instrumentos y cantar”, en el Espacio La Glorieta, en Plaza San Martín.

De todas maneras, señaló que “también se habló de posibles zonas de traslado para que puedan actuar y no molesten por el sonido, pero se está hablando y se tiene que consensuar. Podría ser algún sector de la costa. Esto es un equipo y dependemos de lo que diga Inspección General y también de los lugares que se puedan habilitar”, finalizó.

ARTISTAS CALLEJEROS PEATONAL (5)
ARTISTAS CALLEJEROS PEATONAL (3)

Días atrás QUÉ compartió la historia de Gabriel Pace, un “hombre estatua” que denuncia que el gobierno municipal “le sacó el lugar a los artistas” y que los inspectores lo sacan “de manera prepotente”. Según denunció, llegaron incluso al límite de intentar “secuestrarle el títere” que utiliza, por no tener permiso de Cultura, ya que la Secretaría dejó de otorgárselo por “no ser una estatua convencional”.

También se sumó el caso de Juan José Agüero, de 76 añosEs jubilado, cobra la mínima y tiene una disminución visual. Fue “cantor” toda su vida y desde hace años se instala de a ratos por las tardes en la Peatonal San Martín a interpretar tangos y canciones melódicas, intercambiando su arte por una colaboración que le permite cubrir sus gastos para compensar una jubilación que “no alcanza”. Según acusó, sufre el “hostigamiento” y la “prepotencia” del personal de Inspección General, que al verlo cantar le apaga el equipo delante de su público.

Ver más: , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios