Los búnkers de los candidatos: esperar como los votaron

Tres hoteles y tres locales partidarios fueron utilizados para aguardar los resultados que reflejaron el clima de derrota, festejo e insatisfacción, según cada caso. Así vivieron el cierre del domingo en el que Mar del Plata eligió.

23/10/2017
Los búnkers de los candidatos: esperar como los votaron
(Fotos: QUÉ Digital)

En cada elección, los búnkers son lugares de espera. Son refugios para el encuentro, el festejo, lo insólito, la derrota y la insatisfacción. Este domingo fueron el escenario en el que los candidatos cerraron un largo camino tras la campaña y la votación. El búnker de cada uno de los candidatos, los mostró acorde a los resultados.

Independencia y Castelli. A 30 metros de una estación de servicio y con dos puestos de choripanes cerca de la puerta de entrada del local, Cambiemos festejó la victoria de estas elecciones legislativas por amplio margen. El largo salón blanco, el mismo usado en las PASO, con televisores led para seguir los resultados y una gran pantalla en el fondo, recibió a todos los medios de comunicación que cubrieron la votación, a la espera de que Vilma Baragiola hiciera uso de la palabra.

Los enojos exacerbados por la anticipada visita de Carlos Arroyo (casi dos horas antes de lo que internamente habían previsto y organizado), la sonrisa enorme de Baragiola, el saludo de Emiliano Giri, el centro de cómputos ubicado junto al local con teclados inquietos y desgastadas teclas de F5 por la ansiedad de escrutinio, el sector vip en el que los candidatos se refugiaron antes y después del festejo, las pulseritas de colores para establecer el nivel de acceso a la intimidad del lugar y la alegría mezclada con los nervios de quienes acompañaron a Vilma en la lista y por primera vez accederán a una banca en el Concejo, más allá del resultado triunfal, también fueron parte del búnker en el que reinó el clima festivo desde temprano y hasta cerca de la medianoche.

BUNKER CAMBIEMOS

En el Hotel República, de Córdoba casi Moreno, el clima fue totalmente el opuesto. El frente del edificio está en obra y Acción Marplatense desarmó rápido el escenario elegido nuevamente como búnker: pasadas las 21, solo unos pocos militantes permanecían en el lugar. Marcelo Artime se retiró temprano tras reconocer su disconformidad con el resultado, con una derrota que dejó sin refuerzos en el Concejo Deliberante al partido que gobernó durante ocho años Mar del Plata.

Gustavo Pulti no apareció. Rostros largos, de desilusión en busca de respuesta, mientras los números superaban con decimales apenas el 4% para AM, frente a casi el 50% de Cambiemos. Boletas tiradas en el suelo y un grupo de no más de 15 personas fue todo lo que quedaba en el búnker a minutos de las 22.

BUNJER ACCION MARPLATENSE

En Salta casi Maipú, el Hotel 23 de Mayo estaba rodeado de vehículos y de militantes con la “casaca” puesta. Unidad Ciudadana reconoció con euforia la cantidad de votos que obtuvo y celebró su “gran elección” en el estacionamiento interno del hotel, devenido en búnker y escenario en el que hablaron los integrantes de la lista, comandados por Marcos Gutiérrez y Fernanda Raverta, con una gran pantalla de fondo.

Fue, sin dudas, el búnker más concurrido, a sala llena. Vasos de gaseosa salían cargados sobre una bandeja constantemente desde una pequeña oficina convertida en cocina, mientras en las puertas los bombos con el rostro de Cristina Fernández se golpeaban para sonar con ánimo de victoria. Se escuchó y se repitió el nombre de Santiago; en más de una oportunidad ni hizo falta decir su apellido: Maldonado se volvió bandera. De principio a fin, el “Vamos a volver” se coreó fuerte y repetidas veces, al igual que el nombre de Cristina y de Néstor, con las manos bien arriba y los dedos en ve.

BUNKER UNIDAD CIUDADANA

En 14 de Julio y 3 de Febrero las cañas gastadas con banderas del Frente de Izquierda reposaban aún tibias tras la marcha por Santiago Maldonado del día anterior junto al escalón de la entrada. Artesanos, estudiantes, militantes y por supuesto el candidato Alejandro Martínez celebraban la elección con una ronda de mates, mezclada con cervezas, hamburguesas y papas fritas en el primer piso de la casa transformada en búnker.

Casi. Desde el 2013 la izquierda no superaba ampliamente el 5% de los votos, pero esta vez el haberle ganado a Acción Marplatense y a la lista del PJ se festejó prácticamente como un triunfo, entre carpetas, boletas, pósters de Néstor Pitrola y todo el material de campaña. El “violento” episodio policial que vivió Gustavo Vicini y otros referentes del PTS y el FIT no dejó de ser analizado y criticado hasta cerca de la medianoche. El búnker de la izquierda, siempre, sin excepción, es el más intimista, cálido y abierto tanto a la risa como a la reflexión, donde a pesar de no poder ser, se renuevan las fuerzas para seguir en la lucha hasta vencer.

BUNKER IZQUIERDA

Desde Independencia y Falucho, en la base de Cumplir -la misma que en las PASO-, se oían los festejos de Cambiemos. Dentro del local con una gigantografía de Florencio Randazzo, los resultados se recibieron con serenidad. Fernando Maraude, permanentemente acompañado por su equipo de prensa, celebró el saldo de su campaña, extenuado, acalorado después de una jornada intensa y ya entusiasmado con el camino que abrió rumbo al 2019.

No alcanzó. “No perdimos ni ganamos, nacimos”, dijo Maraude, entre mesas de plástico, sillas con el nombre de Randazzo, gruesas pilas de boletas, el mate, botellas de gaseosas, amigos, militantes e incluso referentes de otros partidos que se acercaron a saludar y a felicitar al candidato por su esfuerzo.

BUNKER CUMPLIR

En el “Presidente Perón” de Tucumán y Rawson, hubo alivio. Los resultados que 1País había obtenido en las PASO daban margen para evadir que la campaña hubiera sido en vano. Ariel Ciano posó para las fotos, atendió con paciencia a cada periodista y se mostró satisfecho junto a Mercedes Morro, la anfitriona y segunda candidata de la lista de Massa. Ambos serán a partir del 10 de diciembre los concejales del renovado massismo.

Cerca de las 22, los resultados fueron suficientes para salir a comunicar la conquista de dos bancas. Minutos después, el búnker volvió a ser el salón de desayuno del hotel del gremio de Gastronómicos. Rápidamente, el escenario de festejo se cubrió de mesas, manteles, platos y copas para la cena de los turistas hospedados, quien cenaron con un gran cartel de Sergio Massa y Margarita Stolbizer atravesado en el medio del salón que seguramente permanecerá hasta el desayuno.

BUNKER 1PAIS

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios