“Somos una expresión joven de la política con larga trayectoria”

Matías Maciel y Facundo Villalba encabezan las listas de concejales y diputados provinciales del Frente Popular respectivamente. Coincidieron en que “no alcanzaba con estar en la calle peleando”.

06/08/2015
“Somos una expresión joven de la política con larga trayectoria”
(Foto: QUÉ Digital)
Gonzalo Gobbi

Autor: Gonzalo Gobbi

redaccion@quedigital.com.ar @gonzalogobbi

Matías Maciel y Facundo “Apache Villalba”. Ambos son jóvenes, se conocieron a partir de su militancia y hoy son parte de la propuesta de gobierno y del modelo de país que impulsa el Frente Popular, que tiene a Víctor de Gennaro como precandidato a presidente.

Villalba encabeza la lista de precandidatos a diputados provinciales, mientras que Maciel lidera la nómina de aspirantes a concejales en Mar del Plata que tiene a Alicia Reyley por primera vez como precandidata a intendente.

El “Apache”, como más se lo conoce a partir de su trabajo territorial en los barrios de Mar del Plata, era apenas un adolescente cuando comenzó a militar en la escuela primaria por los derechos de los estudiantes. “Estaba terminando la escuela en el 2001, tenía 13 años y veía a otros compañeros que ya venían peleando por el mobiliario, la calefacción y los derechos de los estudiantes, los mismos problemas de la educación que hoy siguen existiendo”, cuenta al abrir la entrevista con QUÉ.

A mediados de los ’90 Maciel se encontró militando en una comisión juvenil de la sociedad de fomento del barrio Libertad “contra el hambre, la droga y la destrucción de la educación pública”.

En su desarrollo como dirigentes, ambos tuvieron cerca la crisis que dejó el menemismo y también “el espejo de las luchas del movimiento piquetero y de los secundarios que se se organizaban” a partir del estallido social del año 2001.

Siguen siendo jóvenes, pero ambos acumularon una rica experiencia en el campo político que les permitió comprender que “no alcanzaba con estar en la calle peleando, sino que también teníamos que plantearnos ser una alternativa de gobierno”.

En el Frente Popular que lleva como precandidato a presidente a Víctor De Gennaro encontraron ese cuadro político que por separado buscaban y que los unió en esta campaña en la que el domingo tendrán su “bautismo de fuego” con objetivo claro: conquistar la mayor cantidad de votos posibles para dar la gran pelea electoral en octubre.

-¿Qué los llevó a integrar la lista del Frente Popular?

Villalba: conformamos una lista junto a trabajadores, estudiantes, militantes barriales y referentes de la lucha de género. Tenemos a una joven precandidata a vicepresidente, Evangelina Codoni, que la elegimos nosotros. Están también Pamela Arhia, que viene del movimiento estudiantil y Rubén Larrosa, que fue docente nuestro cuando estábamos en la Univerisdad. Pero al mismo tiempo tenemos a dirigentes con experiencia como Alicia Reyley que es una compañera con muchos años de trayectoria en ATE y la CTA y dirigentes jóvenes como Matías Maciel, Agustina Marchetta o Laura Ruocco, todos militantes que desde hace años vienen luchando en diferentes ámbitos. Pero el Frente Popular no nace como un acuerdo electoralista sino como el producto de haber compartido un montón de peleas y de haber hecho un proceso en el cual no alcanzaba con estar en la calle peleando, sino que también teníamos que plantearnos ser una alternativa de gobierno.

Maciel: somos una expresión nueva y joven de la política con experiencia y larga trayectoria. Creo que en la ciudad hace falta esa expresión. El Frente Popular tiene grandes posibilidades ser el instrumento de un movimiento popular que en Mar del Plata es muy grande. No somos un frente de izquierda pero hay sectores de izquierda que nos acompañan, como así también espacios que quedaron desencantados con el peronismo o incluso con el radicalismo porque encontraron ahí más de lo mismo y se unieron en este gran frente.

-Los jóvenes son tal vez quienes más sufren el problema del desempleo, algo que en Mar del Plata es evidente ¿Cómo plantean resolverlo?

Maciel: Mar del Plata tiene grandes condiciones para resolver el problema estructural del empleo. Pulti tiene una frase de campaña que es “Sumar”. Nosotros creemos que hay que “reclamar”, más que sumar. Hay que reclamar el dinero de las retenciones que se llevan por la exportación de la pesca, que son 800 millones de pesos en el país y Mar del Plata tiene el puerto que agrupa casi el 50% de la exportación. Con ese dinero se podría resolver el tema del desempleo.

-¿Cómo proponen reinvertir esos fondos?

Maciel: nosotros proponemos un fondo que permita renovar la flota pesquera, de la cual hoy solo un tercio tiene menos de 30 años, el resto conlleva un riesgo importantísimo. Entonces un fuerte polo naval e industrial podría ser la salida generando miles de puestos de trabajo en una industria que puede ser desencadenante de empleo. También hay que financiar una draga estatal, porque el problema de la draga es histórico y se terminan contratando dragas extranjeras con dinero del Estado cuando tenemos la posibilidad de construir estas dragas en los astilleros que tenemos.

Villalba: además hay que generar valor agregado, que se puede lograr prohibiendo la exportación de pescado entero o con poco valor agregado. Pulti viajó 12 veces a Buenos Aires por el tema del Puerto pero nunca planteó estos temas. Él discute las consecuencias, las migajas, pero nosotros creemos que hay que cambiar el camino.

-Ambos buscan conquistar cargos legislativos ¿cómo se podria generar más trabajo desde las bancas que buscan ocupar?

Villalba: muchas de estas cosas se resuelven no solo desde Mar del Plata. Tanto la Nación como la Provincia deben resolver el tema del Puerto. Yo creo que ni los intendentes, ni el gobernanador ni el presidente pueden decir “esto a mí no me toca”. Estos son temas que debemos resolver entre todos. Necesitamos un proyecto político nacional porque necesitamos cambiar la ley nacional de pesca, porque si no no vamos a poder cambiar lo que ocurre en Mar del Plata. Y para eso necesitamos representación en el Congreso. Por eso para nosotros es importante haber podido conformar un frente nacional. Hay leyes que están y que por no aplicarse se pierden puestos de trabajo, como la doble escolaridad, que generaría 500 mil puestos de trabajo. Necesitamos que haya un gobierno del pueblo. Si no ocupamos los espacios de decisión, las cosas no se cambian.

Maciel: todo esto no se resuelve solo desde Mar del Plata sino que hay que promover un cambio de matriz productiva nacional para avanzar hacia un país industrial. Para eso hay que tocar las grandes rentas, en primer lugar la terrateniente, la financiera, la renta minera. A partir de ahí se puede generar una verdadera redistribución y un shock de empleo que le permita a la Argentina salir. Mar del Plata se tiene que sumar a ese proyecto que quien mejor lo encarna es Víctor De Gennaro.

-En materia de seguridad ¿que médidas hay que tomar para reducir el delito?

Villalba: los países que bajaron el delito no lo hicieron con más policías y cámaras de seguridad, sino disminuyendo las desigualdades sociales y apostando al financiamiento para las leyes que se sancionen y a elevar los estándares de vida de la población para achicar la brecha entre quienes más tienen y los que menos tienen. La cámara no sirve para prevenir el delito, sí como herramienta de prueba, pero lo que hay que ver es lo que pasa antes para que esa persona llegue a delinquir y en buena medida tiene que ver con no haber tenido otras posibilidades para desarrollarse como persona, obtener un trabajo y poder darle todo a su familia.

Maciel: pensamos que la seguridad es un problema integral y no que haya que aumentar la cantidad de efectivos policiales como mostró en su imagen de campaña el sciolismo. Esa política fracasó. En Mar del Plata tuvimos las tres fuerzas y el delito aumentó. Entendemos que tenemos que resolver el problema del hambre y de los jóvenes que ni estudian ni trabajan para que tengan acceso a un trabajo estable y en blanco que les cambie la situación y que les permita un camino diferente al que hoy el gobierno les propone. Hay que atacar el problema de la corrupción estatal porque el crecimiento del delito está muy integrado a una política que está bien planificado: primero aparece el delito como masivo y después las supuestas soluciones, que son más cámaras de seguridad con empresas que las venden, más policías, más patrulleros y con la transferencia de un gasto provincial al Municipio con la Policía local.

-Sin embargo el próximo gobierno deberá hacerse cargo de la Policía local que decretó Daniel Scioli ¿cómo creen que impactará en la lucha contra el crimen y el delito organizado?

Maciel: el Municipio y los vecinos vamos a tener que costear un gasto que antes lo tenía la Provincia, con lo cual van a aumentar los impuestos para sostenerla. Ningún país del mundo que tomó este tipo de medidas para combatir la inseguridad tuvo éxito. Por otro lado entendemos que las fuerzas de seguridad tienen que ser distintas. Las entidades gremiales y las organizaciones populares tienen que tener un control sobre esas fuerzas y sobre todo en cuanto a la formación. Pero por sobre todo hay 39 mil marplatenses que tienen un problema directo con el desempleo. 40 mil que están subocupados. El primer problema es resolver el empleo para discutir la inseguridad.

-Ambos desde sus respectivos espacios de miltancia han trabajado mucho sobre el tema de la vivienda. Hoy, con la situación de emergencia habitacional que existe en la Provincia ¿qué medidas hay que tomar?

Villalba: es fundamental que la gente viva en lugares que merezcan ser llamados hogares. Cada vez que llueve hay cientos de vecinos que tienen que estar pensando en que esa noche van a tener que salir a buscar a sus otros vecinos para armar un centro de evacuandos improvisados como pasa cada vez que llueve más o menos fuerte. Eso pasa en una ciudad que tiene una imagen turística, que tiene cientos de departamentos vacíos y que tiene más colectivos que pasan por el Casino que por los hospitales. La mayoría de los jóvenes no pueden ni soñar hoy con tener una casa propia. Antes nuestros viejos sabían que laburando, el día de mañana iban a poder acceder a la vivienda propia. Eso se terminó incluso para quienes tenemos la posibilidad de acceder a un trabajo fijo.

Maciel: según el último censo hay 12.500 familias que viven en villas y asentamientos en la ciudad. Son casi 50 mil personas en Mar del Plata bajo esa situación, lo cual es muchísimo. Hay que tocar esas grandes rentas para mejorar la distribución y generar ese fondo para resvolver algo prioritario como es el acceso a la vivienda. Hoy entendemos que de la única manera que eso se puede lograr es con un proyecto bien sólido de país como el que tiene Víctor de Gennaro dentro del Frente Popular.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios