Argen-pesca: volver a trabajar en negro tras la resistencia

A dos meses de levantada de la toma, Mary Gómez, líder de la protesta, contó que varios de sus compañeros debieron volver a emplearse bajo la precarización. “Queda la amargura de sentir que esto no sirvió para nada”, confesó.

31/05/2015
Argen-pesca: volver a trabajar en negro tras la resistencia
Mary Gómez, la líder de la toma que duró 68 días y de un conflicto que se prolongó durante cinco meses (Fotos: archivo / Lucho Gargiulo)
Joaquín Lledó

Autor: Joaquín Lledó

redaccion@quedigital.com.ar @joaquinlledo

Pasaron dos meses desde que el Ministerio de Trabajo de la provincia fue liberado, desde que los trabajadores de la empresa Argen-pesca lograron cobrar indemnizaciones, desde que terminó una larga lucha. Pasados esos dos meses la realidad que encuentran los trabajadores es la misma que antes de todo: la salida laboral más próxima es la del trabajo en negro y entrar otra vez en la misma rueda de explotación e injusticia.

Mary Gómez fue la voz en los medios –que lentamente se acercaron- y la voz ante los propios trabajadores que se unieron, se desunieron, y lucharon de distintas maneras. De los 91 que tomaron el Ministerio y consiguieron las indemnizaciones hoy quince se capacitan para formar una cooperativa mientras que el resto busca ganarse otra vez la vida y tiene que caer en las cooperativas del sector portuario que los siguen explotando.

Mary dice una y otra vez “la seguimos peleando”, se lamenta de que en definitiva todo el conflicto “no sirvió para nada”, entiende que “no hay soluciones” y cuenta que varios de los “compañeros de lucha” tuvieron que volver, por necesidad, al trabajo en negro.

Desde que la protesta de Argen-pesca tomó la dimensión que tomó, Mary Gómez supo que nunca podría volver a trabajar en una planta procesadora de pescado. A dos meses de terminado el conflicto ahora trabaja medio turno en una panadería y una vez por semana asiste a una capacitación, junto a catorce compañeros de toma, para la formación de una cooperativa.

Ese fue uno de los acuerdos al que se llegó en la negociación, y uno de los pocos que se cumple además del pago de las indemnizaciones, dice Mary. “Los que cobran planes y los que tienen asignaciones por hijo no pueden entrar, así que quedamos un grupo chico para crear esta cooperativa de criadero de cerdos”, cuenta.

“Son seis meses de capacitación y después hay que buscar un terreno que trataremos que nos ceda la Municipalidad para que el gobierno baje una plata para invertirla ahí. Es un proyecto a futuro digamos, pero es lo único que se está concretando en este momento”, suma.

Otro de los acuerdos alcanzados con algunas familias era que el Municipio, a través de Desarrollo Social, entregaría materiales de construcción para mejoras en precarias viviendas y “becas” para afrontar alquileres. “Teléfonos que te dieron y después llamás y te atienden contestadores”, resume Mary.

MARY ARGENPESCA

LA VUELTA A LA RUEDA

“Esto nos marcó realmente fuerte a la mayoría de nosotros”, suelta Mary mientras repasa algunos de los detalles del conflicto y cuenta que después de la levantada la toma estuvo una semana sin poder volver a su casa por haber sido amenazada.

Mary traza dos evaluaciones, una positiva y otra negativa. “Lo positivo es que si no hubiese sido por la ayuda de la Iglesia esto no se hubiese solucionado”, dice. “Y lo negativo es que se llegó a empujarnos a tener que volver  a trabajar en negro”, completa y así empieza a relatar cómo es la vuelta a esa rueda de explotación e injusticia que nadie parece estar dispuesto a romper.

“Muchos de mis compañeros ya han vuelto a trabajar en negro porque no hay otra forma. Las cooperativas siguen llamando a la gente como si nada hubiese pasado. Y queda la amargura de sentir que esto no sirvió para nada, porque esa es la realidad, no sirvió para nada”, afirma.

Mary repite que nada cambió y que la cooperativa que trabajaba en Argen-pesca, manejada por Rubén “Pomelo” Guerrero, sigue ubicando gente en otros saladeros, bajo la misma modalidad.

“Ya están llamando a algunos de mis compañeros para presentarse en ciertos saladeros para empezar a trabajar otra vez en negro como siempre, como si nada hubiese pasado”, reitera y sostiene: “Lamentablemente tienen que volver a lo mismo”.

ARGENPESCA MINISTERIO TOMADO

LOS RESPONSABLES DEL DESPUÉS

“El sindicato se está haciendo el desentendido. La secretaria general del SOIP (Sindicato Obrero de la Industria del Pescado) decía ‘Mary quiere mi lugar’. No, yo no quiero nada, Quiero que hagan el trabajo como corresponde para todos los compañeros del puerto, para que trabajen dignamente”, apunta Mary, que sólo en el comienzo del conflicto se apoyó en el sindicato y luego siguió el reclamo por fuera de lo llevado a cabo por el gremio.

“Los que tiene que proteger que son el Ministerio de Trabajo y el sindicato nos sueltan la mano y tienen intereses, por eso el trabajador se tiene que marginar a volver a trabajar en negro”, cuestiona.

Mary dice que las autoridades políticas “siguen haciendo miseria con el mango del trabajador”, cree que “esa corrupción va a seguir como siempre” y expresa que “es una pena porque es como que a nadie le importó lo que pasó”.

Entonces, concluye: “Sí se preocuparon por reforzar la seguridad en el Ministerio de Provincia para que otros trabajadores no tomen la misma decisión que nosotros. En eso sí se protegen, ahora en salir a controlar las plantas no se preocupan”.

Ver más: , , , , , , , , , , , ,

Comentarios