Caso Gianelli: Sadop quiso participar del juicio, pero lo rechazaron

El gremio de docentes privados, con un documento en el que respalda a Analía Schwartz y denuncia “violencia escolar” y una “inusitada proliferación” de denuncias por abuso infantil, intentó ser parte del juicio bajo la figura de “Amigo del Tribunal”.

21/02/2017
Caso Gianelli: Sadop quiso participar del juicio, pero lo rechazaron
(Foto: archivo / QUÉ Digital)

El Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop) que apoya, respalda y defiende a la maestra de música imputada por abuso sexual infantil y corrupción de menores Analía Schwartz fue rechazado por los jueces como partícipe del juicio -que comenzará el próximo jueves- bajo la figura de “Amigo del Tribunal”. En el documento presentado, el gremio denuncia que la situación del Colegio Gianelli se enmarca dentro de “violencia escolar”, de una “inusitada proliferación de denuncias por abuso” y que a las familias denunciantes deberían hacerles un “informe socio-ambiental”.

Amigos del Tribunal (amicus curiae) es una figura legal cuando un tercero, ajeno al juicio, ofrece voluntariamente su opinión, generalmente una opinión técnica o científica para colaborar con el proceso.

Los damnificados rechazaron que Sadop participara del juicio ya que, particularmente el abogado que representa a 11 familias, Cristian Prada, consideró que no aportaba ningún tipo de informe técnico o científico para colaborar a resolver el conflicto. “El sindicato sostiene que las denuncias de abuso sean tenidas en cuenta como violencia laboral contra los docentes, querían participar para politizar el caso”, insistió Prada. Los jueces resolvieron en sintonía con la postura del letrado y no permitieron que el sindicato fuera parte del litigio.

En el escrito que Sadop presentó ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) Nº 1 para aportar su visión como especialistas en la educación aseguran que “la confianza que reinaba entre las instituciones y la comunidad parece haberse resquebrajado ante la inusitada proliferación de denuncias por abuso sexual infantil dentro del ámbito escolar”. “En los últimos años los docentes venimos sufriendo un fenómeno de persecución o señalamiento, que va desde cuestionamientos constantes hasta agresiones verbales y físicas, y lo más grave, denuncias por abuso”, advirtieron.

“Creemos que así como se ha vilipendiado la inocencia de una docente, también se lo ha hecho con el conjunto de la sociedad docente, llegando a solicitarse el procesamiento por encubrimiento del personal docente y auxiliar docente”, expresaron desde Sadop y agregaron: “Estamos frente a un ataque a la docencia general, ya que se infiere que, de ser ciertos los hechos denunciados, nos encontraríamos ante todo un plantel de docentes y no docentes abusadores, encubridores, ineptos o ciegos para el desempeño de sus tareas”.

Gianelli-tribunales

Entre los argumentos que utilizaron desde el sindicato para defender a Schwartz, mencionaron los casos de Fernando Melo Pacheco y el de la docente de Tigre Viviana Caliva, ambos declarados inocentes en los respectivos juicios por abuso. “Es nuestro anhelo que la Justicia también haya capitalizado esas enseñanzas para evitar que una vez más, un inocente tenga que padecer la pérdida de su libertad, que su buen nombre y honor sean mancillados, que lo persiga la condena social por el resto de su vida”, sostienen.

Desde Sadop, en su pedido para ser “Amigos del Tribunal”, recomiendan que exista “un protocolo de procedimiento a la denuncia y/o agresión de los padres, exigiendo un informe socio-ambiental a la familia”. “¿Por qué el procedimiento de denuncia no establece un accionar claro y la balanza de la Justicia nos mide con distintas varas? ¿Por qué si la prioridad es el derecho del niño, no se investiga denunciado- denunciante?”.

“Ciertamente los docentes trabajamos con miedo, porque en cualquier momento puede aparecer una denuncia por abuso, y de allí no hay retorno”, consideran desde el sindicato y aseguran: “Los docentes somos víctimas de una caza de brujas, estigmatizados como potenciales abusadores y avasallados como trabajadores. Somos víctimas de violencia institucional y nuestro rol se encuentra desvalorizado”.

Esto es una forma de violencia escolar“, expresan desde Sadop y apuntan también a los dueños de los establecimientos privados, que según el sindicato son “responsables en su rol de empleador de asegurar condiciones de seguridad de los trabajadores a su cargo, debiendo ayudar al Estado a fijar políticas integrales, mediante normas que reglamenten las acciones a seguir”.

La docencia vive con temor la falta de respuestas del Estado. Exigimos recuperar las instituciones educativas como un espacio donde los padres tengan la confianza suficiente para poder dialogar con los docentes. Para eso la Justicia y el Gobierno deben dar respuestas rápidas, hacer primar la cordura y actuar con responsabilidad cuando surgen estas denuncias, si de verdad la Educación es una prioridad”, finaliza el documento entregado por Sadop para ser parte del juicio contra Analía Schwartz, algo que fue rechazado por el Tribunal.

Ver más: , , , , , , , ,

Comentarios