Demanda millonaria contra una concesionaria de autos

Es por “incumplimiento contractual” en un plan para acceder a un 0 kilómetro de la marca Chevrolet. Defensa al consumidor falló en favor del demandante y multó a la empresa por $43.000. El usuario inició una demanda judicial por  $1.390.000 por daños.

06/03/2016
Demanda millonaria contra una concesionaria de autos
(Foto QUÉ Digital)

Un abogado que había sacado un plan para acceder a un auto 0 kilómetro en la agencia Comar demandó a esa firma por “una serie de infracciones contractuales” entre las que figura la demora en entregarle el vehículo una vez que fue adjudicado. Defensa del Consumidor, por este caso, multó a la agencia por $43.000 y ahora el denunciante fue a la justicia y pide $1.390.000 por daños y perjuicios. 

El abogado Marcos Romero, quien mes a mes pagaba un plan para acceder a un auto 0 kilómetro, se encontró con una serie de trabas para que la agencia Comar le entregara el vehículo. Según detalló el letrado, la agencia, durante 2013, no le permitió licitar por el coche y, una vez que le fue adjudicado por sorteo en enero de 2014, no le permitieron confirmar esa adjudicación. 

Al respecto de lo sucedido, Romero sospecha a que esa demora en entregarle el auto se debió a que “entre diciembre de 2013 y febrero de 2014 hubo un aumento de entre el 30 y 40%“. “Las agencias retuvieron unidades, esperaron los aumentos oficializados y en febrero dijeron ‘ahora sí tenemos coches'”, señaló.

Fue promediando febrero de 2014 cuando desde Comar le avisaron al abogado que había autos disponibles. Trámites mediantes -pagar el auto con un 40% de aumento respecto al 2013, elegir entre tres colores, entre otros-, desde la agencia le informaron que en unos 15 días le entregarían el vehículo. 15 días que se volvieron más de 6 meses.

La cuota subía todo los meses, cuando habían dicho que la cuota no subiría“, recordó el abogado y agregó: “Buscaba adelantar cuotas, quería cancelarlas. Y cuando adelantás cuotas son las ‘puras’, no te deberían cobrar ciertos gastos administrativos y veo que la cuota pura era igual a la cuota que pagaba mensualmente“.

Otra de las “irregularidades” que notó Romero fue que, al momento de pagar el traslado del vehículo, la empresa le cobró $11.680 de gastos de flete, cuando, al sacar el plan, le habían dicho que eran $5.000. “Me dijeron que si no ponía esa plata no me traían el auto, una estafa”. dijo.

Además, te exigen que el service lo hagas en concesionarios de ellos. Estás pagando casi el doble por un cambio de aceite y filtro, porque sino no te cubre la garantía. Van cerrando un monopolio con esto. Hay fallos que dicen que la garantía es independiente a dónde se haga el service, ya que tiene que ver con fallas de fabricación”, explicó el letrado.

Romero llevó sus quejas contra Comar y Chevrolet a Defensa del consumidor, donde fallaron a su favor y multaron a la firma con $43.000. En esa instancia, el demandante exigió recibir la suma de cinco canastas básicas de categoría hogar tres, una cifra cercana a los $100.000.

Con ese antecedente administrativo favorable es que Romero demanda a Comar y Chevrolet en la vía judicial, por una serie de daños y perjucios que incluyen “daño moral, lucro cesante y privación de uso“. La demanda fue presentada por la millonaria suma de $1.390.000.

“En Mar del Plata hay antecedentes por daño punitivo. Una multa civil que se le aplica a las empresas cuando tienen conductas graves para persuadirlas para que no lo hagan de nuevo.  Es una forma de frenar la corrupción de las empresas”, finalizó el abogado.

Ver más: , , , , , , , ,

Comentarios