ARA San Juan: “Está totalmente probado que no salió en condiciones”

Así lo reveló una de las abogadas que representa a once familiares de los tripulantes del ARA San Juan. Tras el último allanamiento en la Base Naval, las hipótesis que manejan y los detalles de la causa.  

29/07/2018
ARA San Juan: “Está totalmente probado que no salió en condiciones”
(Foto: Gaceta Marinera)

Pasaron más de ocho meses desde la desaparición de submarino ARA San Juan. En ese tiempo, se sucedieron los reclamos de los familiares, hubo protestas, hubo destrato por parte del gobierno y mientras se desarrollan las reuniones de la comisión bicameral en el Congreso de la Nación –donde poco a poco van surgiendo detalles respecto a lo sucedido-, avanza la causa judicial con trámite en Caleta Olivia y bajo la instrucción de la jueza federal Marta Yañez.

En ese marco, la abogada Valeria Carreras –del estudio encabezado por Fernando Burlando, en representación de once esposas y once hijos e hijas de los tripulantes- dialogó con QUÉ Digital acerca de los avances judiciales, las hipótesis que se barajan y los pasos a seguir. “Está totalmente probado que el submarino no salió en condiciones”, advirtió.

A la espera de que este lunes se retome la actividad tras la feria por el receso invernal –y luego de un nuevo allanamiento, a mediados de mes, en la Base Naval Mar del Plata en busca de documentación vinculada al submarino, a los tripulantes y a las contrataciones-, Carreras puntualizó que se espera la citación de nueve testigos durante agosto.

“Hubo un último allanamiento en la Base Naval de Mar del Plata llevándose las cajas con las constancias de los partes e informes psicológicos y de contrataciones por compras de suministros; así que entendemos que se debe estar sobre una línea de hipótesis vinculada con el perfil de los tripulantes y sobre los certificados médicos presentados por algunos testigos que no declararon en la causa”, expuso.

BASE NAVAL SUBMARINO ARA SAN JUAN 02

En ese sentido, la letrada explicó que parte de la documentación secuestrada tiene que ver con la investigación en relación a la falta de elementos que tenía el submarino, “porque los expedientes que se acercaron a la causa demuestran que, por ejemplo, (el submarino) no tenía la pirotecnia para hacer como la señal de balizas cuando estás en superficie”.

“El submarino utiliza otros elementos que generan una mancha fosforescente sobre el agua; eso no llevaron, no lo tenía. Estaba hecho el pedido, pero no se habían comprado. Y no hablo de un mes, hablo de que el expediente tenía 12 meses de trámite, no por falta de presupuesto sino por burocracia”, graficó, en relación al estado del navío al momento de zarpar, en 2017.

Para la abogada, lo cierto es que las autoridades de la Armada Argentina permitieron que el submarino saliera “sin el elemento que permite pedir auxilio, entre otras herramientas, que si vamos a buscarlas faltan o eran deficitarios”. “Entonces –reflexionó- no se debió autorizar esa zarpada. Y aparte la ley es para todos, si no podemos salir con una lancha sin bengalas, entonces tampoco debería haber salido el submarino. En esto está totalmente probado en la causa que el submarino no salió en las condiciones que debía salir. Y esto tiene que ver con la falta de controles y de mantenimiento”.

 UNA MISIÓN SECRETA Y DOS ATAQUES PREVIOS  

Consultada respecto a las hipótesis que hablan de ejercicios militares en la zona de las Islas Malvinas o de un posible ataque por parte de otro navío, Carreras no descartó ninguna de las teorías e incluso dijo que ambas posibilidades fueron y son tenidas en cuenta en el marco de la investigación en curso.

“La otra hipótesis que trabajamos es a qué se lo mandó al submarino. Porque vos podés tener una nave que puede flotar, pero eso no la habilita a hacer maniobras de adiestramiento o ejercicios más bruscos o que demanden más motores u otro tipo de preparación; a eso creemos que también se lo expuso, porque realmente el submarino no podía ser enviado a una zona tan conflictiva o con un mar tan brusco y tampoco tal cantidad de días de navegación”, señaló.

Puntualmente en relación a la existencia de una misión que implicara espionaje en la zona de las Islas Malvinas, la abogada aseguró que “en la causa hay algo de eso”. “Nosotros representamos a la esposa del único tripulante de inteligencia. Pudimos aportar las órdenes y la jueza logró allanar el Centro de Integración de Inteligencia Táctica Atlántico (CIAT), donde encontró los objetivos militares que tenían que observar y entre esos objetivos militares estaban buques británicos y la Royal Air Force (Real Fuerza Aérea Británica)”, confió.

BASE NAVAL FAMILIARES  SUBMARINO ARA SAN JUAN MARCHA 5 MESES  (8)

Y en ese sentido, explicó que esa orden de observación “puede haber sido tomada como una agresión (por otro buque) teniendo en cuenta que un submarino no es una embarcación común, es una nave de guerra, está diseñada para no ser vista ni detectada”.

“Nunca se descartó esta hipótesis, porque está probado en la causa que en julio hubo un submarino nuclear que los acechaba y en julio debieron evadir un ataque directo de un buque coreano ¿Habrán podido esta vez? No se descarta para nada, sabemos que no salió en condiciones, pero no sabemos qué pasó realmente”, evidenció la abogada del estudio de Fernando Burlando.

Finalmente, y a la espera de novedades, la profesional detalló que pese al paso del tiempo en la actualidad solo se sabe “que hubo una anomalía, pero no sabemos si fue una explosión o implosión; esa pericia no fue ordenada pese a que la pedimos”. “Por eso tenemos que encontrarlo, porque ahí vamos a saber qué pasó, cómo pasó y va a haber paz para los familiares”, concluyó.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios