“Estamos buscando a los nietos y la Corte Suprema pone el 2×1”

En el cierre de la histórica movilización en Mar del Plata contra el fallo, la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo repudió el accionar de la Corte: “No pensábamos que en un país democrático llegara a una impunidad inclasificable como ésta”.

10/05/2017
“Estamos buscando a los nietos y la Corte Suprema pone el 2×1”
(Foto: QUÉ Digital)

En el cierre de la histórica movilización que este miércoles se vivió en las calles de Mar del Plata en enérgico repudio al reciente fallo de la Corte Suprema de Justicia de aplicar a condenados por crímenes de lesa humanidad la derogada ley extraordinaria del 2×1, la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo filial Mar del Plata, Carmen Ledda Barreiro, calificó a viva voz sobre la avenida a la decisión judicial como “una impunidad inclasificable”.

Desde la cúpula de una camioneta estacionada frente al Tribunal Oral Federal, luego de la lectura de varios comunicados y de un contundente mensaje de las Madres de Plaza de Mayo, la titular de Abuelas se mostró conmovida por la cantidad de gente que se movilizó en repudio a este fallo: “Valió la pena, la gente se sensibilizó. Sin lucha no se puede perder nada, aunque esto nos pegó duro”.

Ledda le habló a los miles de ciudadanos que participaron de la marcha convocada por decenas de agrupaciones y le apuntó a la Justicia: “No pensábamos que la Corte Suprema de Justicia de un país democrático llegara a una impunidad inclasificable como ésta”.

MARCHA NO AL 2X1 LESA HUMANIDAD 11

La presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo filial Mar del Plata recordó que en el TOF Nº 2 de Luro y Santiago del Estero “se realizaron muchísimos juicios en las que se aplicaron condenas y comenzaron los juicios por la verdad, que se llamaron así porque después del indulto de Menem empezamos a escribir una página inédita: la historia escrita por los vencidos y no por los vencedores”.

Cuando en agosto del 2011 Ledda Barreiro declaró ante el Tribunal Oral Federal Nº1 en el juicio por la megacausa “La Cueva”, su relato duró dos horas y media. Incluyó en él todos los detalle,  desde que una patota de la CNU comenzó a perseguir a su familia, pasando por el primer allanamiento en el que agredieron a su hijo menor, Fabián; la detención de su hijo Alberto, “Beto”; la desaparición de su hija mayor, Silvia; las torturas sobre su cuerpo que su marido Alberto fue obligado a presenciar; el miedo de muerte, los amigos que nunca volvieron y la búsqueda para reconstruir esa historia. Aún busca a su nieto.

Para cerrar esta histórica marcha, Ledda resumió en pocas palabras su propia historia: “No encontré a mi nieto como muchas otras abuelas. Los restos de mi hija no sabemos dónde están. Cuando los antropólogos entregan los restos de sus hijos a sus padres por fin se puede llorar a grito pelado la muerte de ese hijo. Estamos buscando a los nietos y la Corte Suprema pone el 2×1”, dijo y se generó un silencio frío entre la multitud.

Finalmente, volvió a recordar que el represor Juan Miguel Wolk “vive entre nosotros en Punta Mogotes sin juicio y con arresto domiciliario: él sabe dónde están los nietos”. “Estamos en lucha pero no estamos solas aunque quedemos pocas, el pueblo nos acompaña porque hay una juventud concientizada”, dijo entre aplausos que se extendieron a lo largo y lo ancho de la avenida Luro.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios