Guardavidas: “Quieren ajustar el salario y achicar el servicio”

El verano entra en su recta final y el Municipio todavía no resolvió los reclamos de los trabajadores, con quienes entraron en una conciliación obligatoria hasta el 6 de marzo. Un conflicto “desvirtuado”, guardavidas sin trabajo y salarios “mal liquidados”.

14/02/2018
Guardavidas: “Quieren ajustar el salario y achicar el servicio”
(Foto: archivo/QUÉ Digital)

Pasó enero, ya terminó el esperado fin de semana de carnaval y Mar del Plata ingresa en la recta final del verano 2018 sin que la situación de los guardavidas esté resuelta. El paro que anunciaron la semana pasada se suspendió cuando se dictó la conciliación obligatoria en el Ministerio de Trabajo y, mientras persiste el diálogo entre las partes, recién volverán a sentarse el 6 de marzo, cuando la temporada estará prácticamente cerrada.

El Sindicato de Guardavidas y Afines y la Unión de Guardavidas Agremiados (UGA) están unidos en el reclamo ante el gobierno municipal, que consta de 8 puntos, de los cuales solo tres fueron resueltos pero “no son los más importantes”, reconocieron desde los gremios.

La “mala liquidación” de los sueldos de los últimos meses, la falta de materiales básicos y necesarios para el trabajo de los guardavidas en las playas, el no reemplazo de trabajadores que se jubilan y la situación de algunos guardavidas que quedaron a la deriva a partir de la caída de la concesión de uno de los balnearios de La Perla son los reclamos pendiente de resolución.

Luego de que el Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires dictara la conciliación obligatoria a pedido del Municipio tras el paro que anunciaron los trabajadores a partir de la falta de respuestas a estos reclamos por parte del gobierno municipal, las partes entraron en una suerte de cuarto intermedio que concluirá el 6 de marzo.

“Habrá poco más de 15 días de un cuarto intermedio para tratar de conciliar entre las partes, pero si el 6 de marzo no dan respuesta, volveremos a decretar la medida de fuerza”, confirmó el secretario general de la UGA, Luciano Grimaldi, en diálogo con QUÉ Digital.

Sumado a la conciliación obligatoria, el gobierno denunció públicamente que los guardavidas “agredieron física y verbalmente” a dos funcionarios: el secretario de Hacienda, Hernán Mourelle y el secretario de Gobierno, Alejandro Vicente.

“Queda desvirtuado el conflicto, eso es lo que buscaban, porque las respuestas a los puntos de reclamo siguen sin estar”, dijo el dirigente gremial y en cuanto a las agresiones dijo que “hubo insultos, algún empujón y alguna botella de plástico que en un momento de calentura tiraron, pero no pasó a mayores, aunque sabemos que los insultos no están bien y que la agresión no lleva a nada”.

Recién el 6 de marzo volverán a encontrarse en el Ministerio, pero mientras tanto viene habiendo diálogo entre los guardavidas y el gobierno. “Yo estuve hablando con Mourelle en la Municipalidad y el 19 de febrero vamos a tener una reunión. Con Vicente podemos hablar más porque conoce la ciudad; mientras que Mourelle deja una bomba a punto de estallar en varios lugares y si se tiene que volver a Lanús se va a volver”, analizó Grimaldi.

Más allá de todo, el dirigente remarcó que “los problemas siguen” y que los trabajadores continúan cobrando sus sueldos con “una liquidación mal hecha” y cumpliendo con el servicio de seguridad en las playas de Mar del Plata “sin materiales necesarios para salvar vidas”.

“Detrás de todo esto lo que verdaderamente quieren es ajustar el salario y achicar el servicio de guardavidas. Mourelle nos ha dicho que para él el servicio no es sustentable, que hay muchos guardavidas. Pero sabemos que hay una normativa que nos ampara y ni siquiera hay la cantidad de guardavidas suficientes; lo que quieren es achicar el gasto del Estado”, completó el referente gremial de los guardavidas.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios