“Hay que preguntarle a los vecinos fumigados qué sienten”

Los médicos municipales le enviaron una carta al secretario de Producción tras sus declaraciones respecto al uso de agroquímicos. Le piden que escuche a quienes hace años advierten los peligros de la aplicación de sustancias.

13/07/2016
“Hay que preguntarle a los vecinos fumigados qué sienten”
(Foto: ilustrativa / QUÉ Digital)

Cuando el secretario de Producción, Ricardo de Rosa, remarcaba, semanas atrás, la necesidad de escuchar “un poquitito más a las personas que saben” en lo que hace al uso de agroquímicos, lo cierto es que se refería a los técnicos y productores rurales, sin dejar lugar para ambientalistas y especialistas en agroecología. Y en ese contexto, los médicos municipales salieron a responderle al funcionario y le recomendaron que efectivamente escuche “un poquitito más” pero tenga en cuenta el conocimiento de quienes desde hace años advierten los peligros latentes de la aplicación de sustancias.

En concreto, y mediante una carta, los médicos nucleados en la Asociación de Profesionales de la Salud del Partido de General Pueyrredon advirtieron: “Hay que preguntarle a los vecinos de la zona rural de este Partido de General Pueyrredon, que son periódicamente fumigados, qué sienten cuando se desparraman los venenos cerca de sus casas, si tienen respuesta a sus dolencias, o por qué cuando hacen denuncias por incumplimiento de la ordenanza vigente los derivan a la Secretaría de Producción”.

En ese sentido, los profesionales destacaron la existencia de colectivos de trabajo docentes en las zonas rurales y graficaron: “Se les podría pedir que comenten cómo tienen que encerrarse cuando las avionetas fumigan los campos que los limitan por alambradas, y luego ocuparse de atender a los niños que tienen vómitos o dolor de cabeza”.

Y en esa misma línea, desde la asociación enumeraron la existencia de numerosos trabajos realizados por especialistas que dan cuenta información clave en relación a las distancias para la aplicación de agroquímicos, la existencia de sustancias en sangre y los peligros que implica “la exposición masiva y creciente a pesticidas”.

“Siguiendo con su inquietud -señor secretario- habría que preguntarle también a representantes del Poder Judicial”, señalaron y remarcaron la experiencia de la Asociación de Abogados de Pueblos Fumigados y del doctor Darío Ávila, quienes han llevado adelante el juicio del barrio Ituzaingó anexo de Córdoba, en el que el denunciante fue quien oficiaba de subsecretario de Salud.

En cuanto a las formas de producción, los médicos municipales le recomendaron a de Rosa que se interiorice sobre la agroecología y enumeraron las experiencias vigentes en la provincia de Buenos Aires. “Estos datos nos demuestran que quienes ganan son los que producen y venden los venenos, no el país, ni el productor. Y este no es un dato menor”, sostuvieron.

ATENCIÓN, DIAGNÓSTICO Y CONTROL

Finalmente, desde la Asociación de Profesionales de la Salud del Partido de General Pueyrredon denunciaron que tan solo en uno de los Centros de Atención Primaria de la Salud (CAPS) en los últimos tres años se han asistido a numerosos niños con diagnósticos compatibles con la exposición prolongada a agroquímicos.

“Seguramente el servicio de oncología del hospital Materno Infantil sabe del aumento de casos de la zona en los últimos años”, consideraron los médicos, quienes aclararon que “no hay un análisis que confirme como causa de los diagnósticos a los agroquímicos, pero sí está comprobado que la exposición a ellos puede causar cualquiera de esas enfermedades crónicas”.

Y sobre esto último, desde la entidad dijeron estar de acuerdo con de Rosa en relación a la necesidad de preguntarle a quienes más saben, pero no sin antes aclarar: “En lo que se refiere al daño para la salud y el ambiente, el mundo académico serio, ya ha demostrado por demás (los riesgos)”.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios