Hay unos 30 puntos de venta de droga por barrio en Mar del Plata

El dato pertenece a la Fiscalía de Estupefacientes, que recibe alrededor de 60 denuncias por semana y realiza casi 4 causas diarias. La lucha contra el narcotráfico es tema en los discursos políticos, pero eso no condice con el presupuesto para combatir el problema.

16/11/2014
Hay unos 30 puntos de venta de droga por barrio en Mar del Plata
(Fotos: Lucho Gargiulo)
Juan Manuel Salas

Autor: Juan Manuel Salas

jmsalas@quedigital.com.ar @juasalas

Los políticos, ya sean opositores o del gobierno actual, señalan al narcotráfico como uno de los principales problemas en Argentina, pero a pesar de ser tema en cada discurso, a medida que el consumo y la comercialización mutan y aumentan, los recursos que la Fiscalía de Estupefacientes y la división de drogas de la Policía Bonaerense poseen parecen estar congelados hace años.

En 2006 se creó en la ciudad la Fiscalía de Estupefacientes, ya que las investigaciones por temas de drogas dejaron de ser solo cuestión de la Justicia Federal, se desferalizó el problema. En ese entonces, según datos de la fiscalía, Mar del Plata tenía alrededor de tres “kioscos” de droga por barrio. Hoy ese número asciende a unos treinta puntos de venta por barrio.

En 2006, la división de narcóticos de la Policía Bonaerense tenía 20 personas y 2 autos para utilizar encubiertos en investigaciones. Hoy tiene 19 agentes y esos 2 mismos autos, pero que ya casi no sirven para las investigaciones ya que, además de problemas de motor, son conocidos en casi todos los círculos de la comercialización de droga de la ciudad.

La Fiscalía de Estupefacientes recibe unas 60 o 70 denuncias por semana, que pueden ser llamados anónimos al 911 –una de las medidas incorporadas tras la desferalización de la lucha contra el narcotráfico-. Además, la fiscalía procesa casi 4 causas diarias. Su estructura está compuesta por dos fiscales, cuatro letradas y otros tres empleados.  Dos fiscales y sus ayudantes para llevar adelante las investigaciones que refieren a drogas en Mar del Plata. Según el fiscal Marcelo Blanco, esto es “insuficiente”.

FISCAL MARCELO BLANCO DROGAS

Marcelo Blanco, responsable de la Fiscalía de Estupefacientes

Hace unos meses el gobernador Daniel Scioli anunció la emergencia en inseguridad. No solo no otorgó más personal policial ni vehículos a la división de narcóticos de la policía, sino que, explica el fiscal Blanco, “varios operarios con experiencia se han ido a otros departamentos de la policía y fueron reemplazados por personal administrativo que los pasan a operaciones”.

“Ahora se ha anarquizado la venta de estupefacientes”, dice Blanco y explica que antes había puntos de ventas estáticos en los barrios, “bunkers” los llama, y que hoy se “dinamizó” porque creció la demanda. “Al narcotraficante ya no le interesa tanto tener exclusividad en la venta, es como que se ‘terciarizó’ la venta de droga”, explica.

“Ahora –dice el fiscal y vuelve a remarcar el presente- hay deliverys legales e ilegales que llevan droga a la puerta del consumidor. Están también los que llamo ‘cuentapropistas’ o ‘monotributistas’, que disponen de cierto dinero, van a donde está el que tiene la droga acaparada y compra por su cuenta. Si una persona compra unos 2000 pesos de cocaína, luego lo fracciona, lo estira y le pueda dar una ganancia del 100%. Por eso se secuestra mucha droga de muy baja calidad, con elementos de estiramiento muy peligrosos”.

En la ciudad, dos de los barrios que están en el eje de la problemática del delito referidos a las drogas son Libertad y Belgrano. El fiscal aclara que “no es que se venda más droga en los barrios que en el centro, sino que en esas zonas la venta y el consumo es más visible y más ostentosa”.

El fiscal Blanco considera que la situación en la ciudad se agravó desde finales de los 90, “no solo porque empezaron a instalarse vendedores de droga, sino porque pre existieron los delitos comunes”. Con los años esos “delitos comunes” mutaron a “delitos referidos de drogas”, porque, según el fiscal “la ecuación económica financiera es más importante y con menos riesgos penales para quien vende droga”.

“Hoy –explica Blanco, puntualizando el presente problemático- una persona que roba con un arma de fuego tiene una pena mínima de 6 años y 4 meses mientras que la pena mínima para la venta de droga es de 4 años”. La ecuación ganancia contra riesgos.

Si bien la cocaína y la marihuana son las drogas que más se venden, en la ciudad también hay un circuito ilegal para las drogas de diseño, aunque, según explica el  fiscal Blanco, “las drogas sintéticas tienen que ver una realidad sociocultural diferente, ya que es una droga cara, puntual y específica que se consume principalmente en fiestas electrónicas”.

DROGAS DENUNCIA

Ejemplo de una denuncia anónima recibida en la Fiscalía de Estupefacientes

Por otra parte, Mar del Plata presenta una problemática extra en el verano por ser una ciudad turística: en enero hay un 50% más de causas referidas a drogas. Según el fiscal, en la estación ferroautomotora, puede haber unos 15 o 20 aprehendidos por día, la mayoría con marihuana o drogas de diseño.

El consumo de droga muta y hay muchas drogas que “técnicamente” no son drogas porque no están incorporadas al listado que debe actualizar el poder ejecutivo año a año y tienen gran potencia narcótica.

“Una de las preocupaciones de hoy –asegura el fiscal- es la venta de cocaína de mala calidad, porque es altamente nociva y genera mucho más daño,  ya la cortan con polvo de tubo fluorescente, vidrio cristalizado, antiparasitarios y otros elementos”.

La lucha contra el narcotráfico es un tema de agenda de discursos, pero al parecer no de medidas concretas. La Argentina, según un estudio de la ONU, es uno de los países con mayor consumo de cocaína por habitante. Además ahora, según el fiscal, es un país donde se produce droga, pero no materia prima. Hay cocinas que elaboran la última de la cocaína. “En Mar Del Plata, en la experiencia de esta fiscalía, no existen cocinas ni laboratorios de droga”, dice Blanco ahora, mientras el delito referido a drogas muta, el consumo se acrecienta y los recursos económicos y humanos se mantienen congelados.

LOS NÚMEROS

Desde el 1 de enero de 2011 al 15 de mayo de 2014 la Fiscalía de Estupefacientes registró 4567 causas, casi 4 por día.

700 por tenencia para consumo.

2300 por tenencia simple.

1410 con fines de comercialización.

26 por expendio ilegal de medicamentos.

137 por siembra y producción de marihuana.

Ver más: , , , , , , , ,

Comentarios