Incluir Salud: “¿A qué nivel de locura tenemos que llegar?”

Las familias de los chicos que perdieron la cobertura básica dentro del programa se reunieron con las máximas autoridades, pero siguen sin tener soluciones. “Esto se soluciona poniendo la plata”, advirtieron.

28/02/2017
Incluir Salud: “¿A qué nivel de locura tenemos que llegar?”
Una de las movilizaciones para exponer la situación (Foto: archivo / QUÉ Digital)

Cansadas y angustiadas. Así están ellas, las mamás en lucha, quienes desde hace tres meses piden soluciones y respuestas, pero solo encuentran evasivas y promesas que nunca se cumplen. “¿A dónde tenemos que llegar? ¿A qué nivel de locura tenemos que llegar las mamás para solucionar esto?”, se preguntaron, tras viajar a La Plata y Capital Federal para reunirse con las máximas autoridades, en el marco del conflicto por la pérdida de cobertura de sus hijos con discapacidad dentro del programa Incluir Salud.

Según relató Victoria, mamá de Abril y una de las impulsoras del reclamo, hasta el momento no han obtenido respuestas concretas y lo último que les prometieron fue la designación de un “intermediario” que mañana miércoles debería contactarlas con novedades. Sin embargo, la urgencia es mucha: “Siempre tenemos que esperar a mañana, pero los nenes necesitan las cosas ahora, ya”.

“Hace casi tres meses que estamos pidiendo una silla de ruedas y un botón gástrico, es lamentable. La semana pasada viajamos, hablamos con el defensor del Pueblo y nos consiguió un encuentro con la ministra de Salud y el titular de Incluir Salud”, precisó la joven mamá, quien también habló sobre la suspensión del programa Proepi –para niños con epilepsia- en el Materno Infantil.

En diálogo con QUÉ, en la radio, la mamá de Abril contó que la ministra dijo “no estar al tanto” de lo que sucedía y prometió comunicarse mañana al Materno para solucionar el problema. “Se comprometieron, les dimos tiempo hasta mañana, porque más no podemos esperar. Van a poner un interlocutor que mañana miércoles se va a comunicar con nosotros para conocer nuestros pedidos, pero ellos ya los conocen: hay mamás que hace tres años están esperando un botón gástrico”, graficó.

Consultada sobre la raíz del problema –algunas empresas proveedoras de los insumos básicos para que los chicos puedan subsistir suspendieron las prestaciones por deudas del Estado-, para Victoria la solución es simple: “Esto se soluciona poniendo la plata. El gobierno tiene que poner lo que tiene que poner, porque para eso hacemos todo lo que hacemos los argentinos. El Estado vive del aporte de los ciudadanos”.

En ese sentido, también lamentó la falta de compromiso de muchas de las autoridades, quienes “se tiran la pelota el uno al otro”. “Hoy el principal problema son las deudas del Estado con los proveedores de insumos; estamos angustiadas, llegamos hasta acá cansadas y es imposible no querer tirar la toalla, pero están los nenes de por medio”, admitió.

Sobre esto último, Victoria se mostró escéptica en relación a la llegada de respuestas, pero dijo que esperarán a mañana. “Yo no sé si mañana se solucionará, pero no se me ocurre más qué hacer ¿A dónde tenemos que llegar? ¿A qué nivel de locura tenemos que llegar las mamás para solucionar esto?”, se preguntó y dijo que en Mar del Plata hay unas quince familias afectadas por esta problemática.

Finalmente, y ante el desinterés y la desidia del Estado, Victoria se refirió a la tarea que llevan adelante las mamás, quienes no solo cuidan a sus chicos, sino que también reclaman por los derechos no reconocidos. “Tener un chico enfermo en tu casa y saber que no podés darle lo mínimo para tener una mejor calidad de vida es lo peor que te puede pasar como madre. Y para atender a los chicos hace falta mucha plata”, completó.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios