Jóvenes desaparecidos: hay una denuncia cada dos días

Según los datos que maneja la Oficina de Protección Integral de la Víctima, el promedio anual ronda los 145 menores que se van de sus hogares. “Necesitamos del compromiso de la policía y de la Justicia”, expresaron desde la dependencia.

29/07/2015
Jóvenes desaparecidos: hay una denuncia cada dos días
(Foto: archivo / QUÉ Digital)

La aparición del cuerpo sin vida de Pablo Bello puso en agenda, una vez más, las dudas existentes respecto a cómo se desarrolla la búsqueda de las personas desaparecidas. Las críticas de la familia Bello hacia la Justicia en cuanto a la “falta de compromiso” hablan de la necesidad de que haya un abordaje integral de esta problemática.

Según los datos que maneja la Oficina de Protección Integral de la Víctima, dependiente del Municipio, cada alrededor de dos días se radica una denuncia por la desaparición de menores en el Partido de General Pueyrredon. En concreto, el promedio anual es de 145 chicos que se van de sus hogares aunque, claro está, muchos de ellos son hallados días después del inicio de la búsqueda.

Para Gastón Herrera, responsable de la Oficina, desde que en noviembre del año pasado comenzaron a articular acciones concretas para abordar estos casos, la problemática ha ido creciendo. “Inicialmente empezamos improvisado, pero luego pudimos organizarnos; es un tema complejo porque las familias están desesperadas”, apuntó, en diálogo con QUÉ, en la radio.

En ese sentido, Herrera precisó que actualmente hay seis adultos mayores desaparecidos, de los cuales por el momento no hay rastros. A su vez, y en cuanto al abordaje de los casos, el funcionario fue crítico con las fuerzas policiales y las autoridades de la Justicia en relación a la falta de compromiso que muchas veces existe en este tipo de situaciones.

“Nosotros cuando arrancamos notamos que ante una denuncia por averiguación de paradero era muy poco lo que se hacía, porque se ponían excusas e incluso se les decía a los familiares que tienen que esperar entre 48 y 72 horas para radicar la denuncia”, afirmó y dijo que por eso el año pasado se pusieron en contacto con el Registro de Personas Desaparecidas para establecer los protocolos.

Entonces, y en cuanto a cómo deben proceder las familias, Herrera indicó que tienen que dirigirse a la comisaría de su jurisdicción y radicar la denuncia “ni bien se da la desaparición”. “Lo que vemos, en especial en lo que son los adultos, es que no hay un verdadero compromiso en la búsqueda, por eso nos desasnamos tanto con el tema de Pablo Bello”, apuntó.

Y luego continuó: “Nosotros ponemos mucho esfuerzo, pero necesitamos del compromiso de la policía y de la Justicia, porque son los fiscales los que tienen que encabezar la búsqueda”. Sobre esto último, el titular de la Oficina explicó que los funcionarios judiciales deben intervenir inmediatamente luego de que se radica la denuncia por averiguación de paradero.

“La averiguación de paradero es una denuncia que llega de modo urgente, pero lamentablemente no le prestan la atención que requiere”, sumó y cuestionó el hecho de que muchas veces se tengan prejuicios en relación a los motivos de la desaparición, cuestiones que luego “condicionan” el desarrollo de la búsqueda.

“Lamentablemente la excusa suele ser ‘se habrá ido con alguna mujer, habrá tenido problemas con la droga, serán estafadores’; pero lo que nosotros tenemos que hacer es dar contención, salir a buscar a esas personas y que ellas decidan si quieren volver, pero tenemos que saber dónde están”, sostuvo.

LOS MENORES Y LA CONTENCIÓN

Respecto a la situación en torno a los menores, Herrera dijo que desde la Oficina se ha hecho mucho hincapié en trabajar este tema, dado que “es una franja etaria que hay que cubrir por la terrible angustia de los padres”. “Vemos que se van en actos de rebeldía y la calle no siempre depara algo bueno; la estadística da que hay 145 menores que desaparecen en promedio por año, es decir, un chico cada dos días por distintas cuestiones se va de su casa”, graficó.

Finalmente, y en lo que hace al trabajo de contención, el funcionario municipal explicó que las familias entran en un estado de desesperación muy grande y que por eso es tan importante la asistencia. “Es algo muy difícil el no saber dónde está un ser querido, porque siempre uno se imagina lo peor”, subrayó y confió que para eso hay un equipo de psicólogos y profesionales que trabajan “a conciencia y con mucho compromiso”.

“El recurso humano siempre es escaso en estos casos y por eso estamos pidiendo más personal; ojalá no hubiera más víctimas”, completó y luego recordó a la población que quienes quieran o necesiten asesoramiento o ayuda pueden acercarse a Luro 2633, en el entrepiso, o comunicarse al las 24 horas al (0223) 153-051679.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios