La pasión de los hinchas también es parte del patrimonio

Las pintadas en apoyo a los equipos de fútbol y básquet marcan y delimitan un territorio. Aunque algunos las consideren vandalismo, no dejan de ser arte, identidad y cultura. Cuatro clubes, cientos de graffitis y una misma pasión.

22/02/2015
La pasión de los hinchas también es parte del patrimonio
(Fotos: QUÉ Digital)

Entre lo que algunos consideran arte y otros actos de vandalismo, está la pasión de los hinchas. Las pintadas en apoyo a los equipos de básquet y fútbol de Mar del Plata marcan y hasta delimitan un territorio. Cuatro clubes, cientos de graffitis y una misma pasión.

Al club hay que bancarlo dentro y fuera de la cancha. Salga victorioso o termine derrotado por goleada. Ascienda o pierda la categoría. Esa es la consigna que, a través de distintos mensajes y dibujos, se replica en garitas de colectivo, paredones, semáforos, cordones, paredes de casas y negocios, postes de luz y hasta sobre las veredas de toda Mar del Plata.

Las pintadas se mutiplican en los barrios que rodean a la sede o al estadio que utiliza cada club. Y cuando los mensajes del equipo contrario invaden “territorio ajeno”, la acción se paga por lo menos con la misma moneda.

Aldosivi es el dueño indiscutible del Puerto y la zona sur. El verde y amarillo de la camiseta del “Tiburón” se extiende desde los barrios que se ubican detrás del Faro hasta pasando Juan B. Justo. La avenida Mario Bravo, desde mucho antes de que el club conquistara el ascenso a Primera, es de alguna manera una galería urbana de arte futbolero para “aguantar” al equipo.

El oeste es tierra de Alvarado. Los barrios Don Emilio, General Belgrano, El Gaucho y Las Américas, así como la avenida Jara y los alrededores de la sede del club, llevan impregnados en sus paredes el azul y blanco del “Torito” de Mataderos. La eterna rivalidad con los del Puerto, es explícita.

PINTADAS ALDOSIVI
PINTADAS PEÑAROL
PINTADAS ALVARADO
PINTADAS QUILMES

Pero además de la popularidad de los equipos de fútbol de Mar del Plata, la ciudad tiene a dos de los mejores clubes de básquet del país y tanto Peñarol como Quilmes, cuentan también con sus zonas delimitadas por pintadas y graffitis.

Las del “Milrayita” se extienden tanto en los alrededores del estadio Polideportivo “Islas Malvinas” como en las plazas más cercanas a la sede del club, situada en Alvarado y Santiago del Estero. Los colores de Peñarol, aunque con una estética menos futbolera y más propia de la identidad del básquet, rodean a ambos escenarios deportivos.

Pero como las rivalidades del básquet también están expuestas en las calles, Quilmes no se queda atrás y en buena parte del norte de la ciudad, fundamentalmente en los alrededores del club Once Unidos, donde el “Tricolor” es local, el rojo, blanco y negro marcan el territorio del “Cervecero”.

Si bien es posible aproximar o señalar una zona para cada equipo, resulta imposible delimitar el fervor de sus hinchas.

Las pintadas de los principales clubes deportivos de Mar del Plata se extienden a lo largo de la ciudad, a veces en territorio “ajeno”, otras en lugares impensados, sin censura. Hace décadas está claro que el hincha llevará su pasión a donde sea; y aunque algunos las consideren actos de vandalismo, las pintadas no dejan de ser arte, identidad y cultura.

Ver más: , , , , , , , ,

Comentarios