“Le dijimos a Macri que los hundimientos son un negocio redondo”

Los familiares de los tripulantes de los buques hundidos San Antonino, Repunte y Rigel se reunieron con el presidente. “Le reclamamos específicamente que renovemos las cuestiones de seguridad”, explicaron.

13/07/2018
“Le dijimos a Macri que los hundimientos son un negocio redondo”
(Fotos: QUÉ Digital)

La primera actividad que tuvo el presidente Mauricio Macri al llegar este viernes al Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero (Inidep) fue un encuentro con algunos familiares de los tripulantes de los tres buques marplatenses hundidos en los últimos años: San Antonino, Repunte y Rigel. Tras la reunión, los familiares resumieron: “Hoy le dijimos al presidente que los hundimientos son un negocio redondo”.

Pasado el mediodía y tras arribar el Inidep, Macri recibió junto a algunos de sus ministros a un grupo de familiares de los tripulantes de los tres buques hundidos, y tras el encuentro valoraron que la reunión se produjo a partir de la insistencia y la lucha que mantienen los familiares nucleados en la multisectorial Ningún Hundimiento Más. “Es un avance importantísimo porque la lucha dio frutos, esto es a partir de la perseverancia de las familias”, entendió Gabriela Sánchez, hermana del capitán del Repunte.

En este marco, explicó que le reclamaron al presidente “que se renueven las cuestiones de seguridad” teniendo en cuenta el estado de los barcos y las complejidades que surgen en los momentos de búsqueda. “No puede ser que no podamos bajar a tantos metros, porque a tantos metros va Prefectura, a tantos la Armada y luego nada, no puede ser”, ilustró Gabriela en torno a la dificultad manifestada por Prefectura para descender hacia donde se encuentra hundido el Rigel.

“De una vez por todas tenemos que modernizarnos y que las medidas de seguridad existan“, planteó la mujer, tal como lo hizo en el encuentro cara a cara con Macri.

RIGEL MACRI EN MAR DEL PLATA  (1)

“El compromiso está, pero no es necesario llegar a esto”, planteó, por su parte Héctor Sanita, padre de uno de los tripulantes del Rigel. “Esto es un negocio, hundir un barco es un negocio porque ahora cobran un seguro”, afirmó.

Y, en esa línea, Gabriela Sánchez, completó: “Hace un año que estamos diciendo que los hundimientos son un negocio redondo, hoy se lo dijimos al presidente, hoy el presidente lo sabe. Se asombró bastante al escuchar la cantidad de irregularidades que pasan acá, se lo veía asombrado”.

La reunión con los familiares de los tres hundimientos se produjo dos días después de que lograran que el Ministerio de Transporte y el de Seguridad conformen finalmente una Comisión Nacional de Investigación de Siniestros Marítimos, independiente de Prefectura, que intervenga en los casos, y así evitar que la fuerza sea “juez y parte”.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios