Pinos de Anchorena

Miles de marplatenses fueron a pedir trabajo a San Cayetano

El clima acompañó y miles de personas se acercaron este 7 de agosto al santuario del “patrono del pan y el trabajo. “La cantidad de gente que vino esta vez fue sustancialmente mayor a la de otros años“, afirmó el cura párroco.

07/08/2016
Miles de marplatenses fueron a pedir trabajo a San Cayetano
(Fotos: QUÉ Digital)

La tradicional celebración católica de San Cayetano convocó este año a una multitud de fieles que fueron a pedir trabajo o a agradecer tenerlo. Miles de personas asistieron a las distintas misas que se hicieron a lo largo de la jornada, aunque el momento de mayor convocatoria se dio cerca de las 15 para oír al obispo de Mar del Plata, Antonio Marino, quien destacó los “altos índices de desocupación” que se registran en la ciudad y el país.

En un año particular en el que la desocupación vuelve a ser un tema de preocupación colectiva, la cantidad de fieles que participó este domingo fue “sustancialmente mayor a la de otros años“, según Juan Pablo Cayrol, cura párroco de San Cayetano.

Cada 7 de agosto el barrio en el que está ubicada la iglesia se transforma para recibir a los miles de vecinos que participan de la celebración. La feria organizada para esta fecha se extendió tanto adentro como en las puertas del santuario, a la par de la multitud que hizo la fila durante horas para ingresar al lugar a pedir trabajo, agradecer tenerlo y bendecir las espigas, los rosarios, estatuillas del santo y demás artículos de santería.

SAN CAYETANO (2)
SAN CAYETANO (16)
SAN CAYETANO (14)
SAN CAYETANO (4)
SAN CAYETANO (10)

Puertas afuera, en la plaza ubicada junto al santuario y los alrededores, una amplia feria popular con distintas comidas y productos a la venta a precios accesibles volvieron a ser parte del color de la tradicional celebración.

Los puestos de venta de choripanes, hamburguesas, pan con chicharrón, churros, milanesas, bizcochuelo, pastelitos y tortas fritas llenaron la plaza y las calles aledañas, mientras que otros aprovecharon para comercializar gaseosas, ropa, jueguetes, gorros y discos a precios varios.

La necesidad de trabajo se percibió claramente este año y como señaló el obispo de Mar del Plata durante la misa central, “muchos hermanos carecen de lo necesario para vivir dignamente”.

Ver más: , , , , , , , , , , ,

Comentarios