Morir en la calle: una misa al aire libre con reclamos al gobierno

El Obispado y las ONGs realizaron una misa en Luro y San Juan por las personas en situación de calle, tras dos muertes este mes. Exigieron compromiso político “digno y sostenido”. El nuevo parador que prometió Baragiola sigue sin abrir.

29/06/2017
Morir en la calle: una misa al aire libre con reclamos al gobierno
(Fotos: QUÉ Digital)

A partir de la muerte de dos personas en situación de calle durante el mes de junio, la Iglesia católica de Mar del Plata y las ONGs que asisten a hombres y mujeres en extrema vulnerabilidad social realizaron este jueves una misa al aire libre en la esquina de la estación Ferroautomotora en la que, “desde la fe”, reclamaron “un compromiso digno y sostenido de toda la sociedad y en especial de aquellos que nos gobiernan” a través de políticas públicas para revertir la exclusión social en la ciudad.

Minutos después de las 18, con una temperatura por debajo de los 8 grados y viento frío, más de un centenar de personas se reunió en la esquina de avenida Luro y San Juan, a metros del acceso a la estación, para celebrar una misa por las personas en situación de calle. “Jesús sin techo”, “Basta de personas en situación de calle” y “Donde nace la indiferencia, muerte tu presencia”, expresaban algunos de los carteles que llevaron.

Hace exactamente un año y también en el predio de la estación -aunque aquella vez bajo la lluvia-, la Iglesia llevó adelante una homilía similar en la que se le pidió a Dios “que le dé un corazón sensible a quienes nos gobiernan”. En 2016, unos 10 hombres murieron en situación de calle.

Este año, a principios de junio dos hombres murieron en la calle con la llegada del frío en tan solo cuatro días. Sus nombres y los de las víctimas del año pasado, quedaron impregnados en una bandera sostenida durante la misa, para mantenerlos presentes en la memoria y la conciencia.

La Noche de la Caridad y el Obispado convocaron a esta actividad religiosa y expresaron: “Esta misa, desde la fe, tiene un sentido positivo de hacer visible una realidad injusta que reclama un compromiso digno y sostenido de toda nuestra sociedad y de manera particular de aquellos que nos gobiernan”.

“Desde la fe reclamamos las políticas necesarias para que no haya más personas en situación de calle y el año que viene estemos celebrando otra misa con más nombres en la bandera”, manifestó el vicario Gabriel Mestre, que llevó adelante la homilía entre plegarias y canciones.

La Iglesia, en este caso, le reclamó al gobierno municipal de Carlos Arroyo, al Ejecutivo bonaerense que conduce María Eugenia Vidal y al Gobierno nacional de Mauricio Macri que “tiendan a solucionar los problemas más serios que tenemos con políticas dignas y sostenidas”.

MISA SITUACION DE CALLE  (8)
MISA SITUACION DE CALLE  (3)
MISA SITUACION DE CALLE  (6)
MISA SITUACION DE CALLE  (5)
MISA SITUACION DE CALLE  (1)

Algunos de los presentes llevaron también carteles alusivos al incumplimiento de la Ley Provincial Nº 13.956, que establece un programa de asistencia para personas en situación de calle.

Se pidió también por la urgente apertura del segundo parador de personas en situación de calle que la secretaria de Desarrollo Social, Vilma Baragiola, prometió -tras la muerte de Christian Saucedo,”Bin Laden”- que estaría funcionando a partir la semana pasada. La funcionaria incumplió la promesa y en el período más frío del año, el lugar elegido y ya equipado en la Laguna de los Padres sigue cerrado porque todavía no tiene gas, según pudo saber QUÉ.

Voluntarios de la Noche de la Caridad, Nada es Imposible, Cáritas -entre otras entidades de bien público- asistieron a esta misa realizada al aire libre. También lo hicieron defensores del Pueblo, la concejal Marina Santoro (autora del proyecto para crear un protocolo de asistencia), integrantes de Madres y Abuelas de Plaza de Mayo y dirigentes de distintos espacios políticos de Mar del Plata.

El vicario de la diócesis de Mar del Plata, Gabriel Mestre, remarcó en el cierre de la fría y nostálgica ceremonia que frente a la situación de extrema marginalidad en la que se encuentran hombres y mujeres en la ciudad, “la fe, el amor y la esperanza son la gran diferencia”.

No obstante, en un mensaje dirigido a las autoridades de gobierno y a la comunidad en su conjunto, aclaró y remarcó: “La fe no solo se entiende desde la perspectiva de lo doctrinal, sino también desde la práctica, a través de compromiso que asume cada uno”.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios