Pinos de Anchorena

Museo Eva Perón: jirones de su vida, a minutos de Mar del Plata

Funciona hace 14 años en el Complejo Chapadmalal y es monumento histórico nacional. Conserva y reconstruye en fotos, objetos y colecciones inéditas parte de la vida y el legado de Evita y Juan Domingo Perón. QUÉ recorrió el museo.

20/03/2017
Museo Eva Perón: jirones de su vida, a minutos de Mar del Plata
(Fotos: QUÉ Digital)
Gonzalo Gobbi

Autor: Gonzalo Gobbi

ggobbi@quedigital.com.ar @gonzalogobbi

Desde hace más de 14 años una reconstrucción de valor histórico nacional de parte de la vida de Eva Duarte de Perón está perfectamente conservada y expuesta al público en el kilómetro 19.5 de la Ruta 11, dentro del Hotel Nº5 del Complejo Turístico Chapadmalal. El de Evita, es el único museo nacional asentado a minutos de Mar del Plata aunque muchos desconozcan su existencia.

Una mujer que con tan solo 18 se volvió recepcionista dentro del complejo a fines de los ’60 profesionalizó su pasión por el coleccionismo y su interés por la vida de Eva Perón, y varias décadas más tarde creó a pulmón y a través de la voluntad de muchos el espacio que frente al mar reivindica a la mujer que se volvió legado y leyenda popular internacional y a quien la directora del museo define como la ejecutora de “una etapa feliz de los argentinos”.

Aquella joven empleada devenida en museóloga es Silvia Daria, quien recibió a QUÉ en las puertas del Museo que creó y dirige desde el 18 de enero de 2003. Lo primero que cuenta, aclara y remarca es que el lugar -todo el Complejo Turístico Chapadmalal (con sus 9 hoteles y 16 casas) construido entre 1946 y 1948-, funcionó bajo la órbita de la Fundación Eva Perón, que es monumento histórico nacional y además una réplica idéntica del complejo en Embalse Río Tercero, en la provincia de Córdoba.

MUSEO EVA PERON (13)

Silvia Daria, directora del Museo Eva Perón

Edelmiro Juan Farrell había pensado inicialmente a estos hoteles para los empleados estatales. Pero el proyecto prosperó en forma mucho menos elitista. “Perón tenía un lema: ‘La Argentina es de todos y todos merecemos conocerla’, por eso la convirtió en ciudad o complejo turístico”, aclaró Silvia Daria. La aclaración, lejos de ser casual, tiene relación directa con los siguientes pasos del recorrido.

El recorrido comienza a través de fotos y recortes de diarios que hablan de Evita. Algunas imágenes muestran a la esposa de Juan Domingo Perón en Mar del Plata, una de ellas en el balcón del segundo piso del Palacio Municipal. Otras junto al General; muchas rodeadas de niños y también de abuelos.

MUSEO EVA PERON (3)
MUSEO EVA PERON (10)
MUSEO EVA PERON (7)
MUSEO EVA PERON (2)

La tarea del coleccionista es infinita y se vale, como en este caso, del esfuerzo por reconstruir la historia pedazo a pedazo. “Mucha documentación se destruyó en el 55. Buena parte del material lo han donado y yo me he movido bastante para conseguir y recuperar cada elemento de valor histórico que guarda una relación con Eva Perón y con la historia del turismo social en Argentina”, continuó.

Detrás de la galería con recortes e imágenes, una gran foto de Evita se completa hacia el suelo con el vestido blanco que utilizó en el Teatro Colón en el pre Festival de Cine de 1951, año en el que visitó el Complejo, unos meses antes de morir, con solo 33 años. En 1951 y gracias a Eva Duarte de Perón, las mujeres emitieron su voto por primera vez en Argentina. En Mar del Plata, 35.623 mujeres fueron a votar, según los registros históricos.

“EVA SE PREOCUPABA POR QUE TODOS TUVIERAN LO MEJOR”

El Museo replica parte del cálido hospital que se había montado en el Complejo de Chapadmalal para asistir a aquellos turistas que requirieran asistencia médica en sus vacaciones. Pero también, las mesas del comedor de los hoteles con un lujo hoy inexistente al menos al alcance popular.

Una de las mesas de delicada madera cubierta con un mantel donado por el general Perón expone varios juegos completos de la vajilla de alpaca que cualquier persona que visitara el hotel podía usar. Por decreto, Perón impulsó las vacaciones con “descanso físico, psíquico y espiritual y fuera del lugar de residencia”.

Los lujosos utensilios “los utilizaban los chicos de los Juegos Evita o cualquier persona que fuera al complejo. Los nueve hoteles tenían esa vajilla. Eva se preocupaba por que todos tuvieran lo mejor”, remarcó la directora del Museo, que circunstancialmente modifica la muestra para exponer todo el material bien conservado en distintas épocas del año, porque en verano e invierno está abierto al público con entrada libre y gratuita.

MUSEO EVA PERON (11)
MUSEO EVA PERON (5)
MUSEO EVA PERON (8)

Maletines de los empleados del complejo, antiguos teléfonos, un conmutador, una máquina de escribir utilizada por Perón en 1973 (una vez que viajó a Chapadmalal para buscar a Isabel Perón, quien pasó tres meses allí durante el gobierno de Lastiri), un viejo tocadiscos, cartas, mesas, sillas, alfombras de los ‘50 y máquinas de coser con las que se hacía toda la ropa blanca del Complejo aparecen también en el recorrido por el Museo Eva Perón. Hay un valioso pedazo de historia argentina bien guardada en Chapadmalal.

ARTE PARA REIVINDICAR

Entre enero y febrero del verano 2017 el Museo recibió más de 7600 visitantes. Fue récord, a pesar de la escasa difusión que tiene el lugar. A lo largo de los años, la mayoría de las visitas añoraba ver en persona los vestidos de reconocidos diseñadores internacionales que Eva utilizaba. “Nunca nos los quisieron dar para exponer”, contó la directora.

 

Yo llegué muy alto porque nadie fue capaz de seguir la farsa como la seguí yoEva Perón

Esa “farsa” aludía básicamente a entender cómo seguir el juego del lujo y la ostentación de la oligarquía para llegar a los más altos miembros del poder. “Me di el gusto de insultarlos de frente”, dijo Evita alguna vez y también escribió: “Yo no me dejé arrancar el alma que traje de la calle”.

Para comprender cómo y por qué hoy sí hay réplicas de estos vestidos a pesar de que nunca se los prestaron al Museo, primero hay que hacer un paréntesis. Silvia Daria se encarga de explicarlo y darle forma:

“Cuando era muy chica en enero me llevaban a los Toldos. Mi tío contaba que había ido a la escuela con Eva Perón. Pasábamos por la casa en un sulky. “Esta es la casa de Eva”, me decía bien bajito mi tío. No entendía por qué me lo decía así, casi susurrándo. Me explicó que nadie tenía que escucharlo. Y para un chico, una nena en este caso, que te digan no escuchés, el resto de tu vida de trabaja la cabeza. Me generaba ganas de investigar su vida, por qué no se lo podía nombrar. Fue una pasión personal”.

Si no poder nombrarla la llevó a investigar a fondo la vida de Evita y a crear un museo nacional, el impedimento a la hora de tener los vestidos tenía que ser resuelto de alguna manera, “como fuera”, ya que con la insistencia no alcanzó.

Un invierno Silvia se tomó el trabajo de hacer un curso para aprender a trabajar el papel y tomando como referencia los modelos de los trajes que usaba Evita, los reconstruyó en papel y los volvió esculturas en miniatura que hoy están distribuidos en el Museo. “Me animé e hice varios incluso para unas muñecas españolas que nos regalaron, les hice réplicas de vestidos reales de Eva cuando fue a España en 1947”, explicó.

MUSEO EVA PERON (9)

Escultura de papel, réplica de uno de los vestidos de Eva Perón

Hay dentro del museo también obras de Carola Iacobini, una artista no vidente que le dio forma y vida a un busto de Eva Perón que está ubicado en la puerta de acceso. También hay obras de la artista Miriana Kieffer y por supuesto varias de las réplicas creadas por Silvia Daria.

“CUIDAMOS MUY POCO EL PATRIMONIO”

Cuenta la directora que el Complejo Turístico “nunca se cerró” a pesar de que en las épocas más oscuras del siglo pasado “le pusieron los tanques mirando a la administración”. Hijos y nietos de trabajadores del lugar han acercado fotos, cartas y elementos para que también sean parte del Museo en tiempos donde “cuidamos muy poco el patrimonio”.

Contra esa destrucción de lo antiguo, este museo perdido en el extremo sur de Mar del Plata y en las cercanías de Miramar conserva en vitrinas incluso los juguetes que la Fundación Eva Perón les enviaba a los chicos que escribían cartas para la época de Navidad y Reyes. Las vitrinas se iluminan con las arañas de bronce que cuelgan vistosamente en todo el salón, entre maderas traídas de Canadá y pisos ingleses.

MUSEO EVA PERON (14)

“La gente llora al recorrer, se emociona y nosotros nos emocionamos con ellos. Seguimos viviendo esa historia”, cuenta orgullosa Silvia Daria, la recepcionista devenida en coleccionista y directora del Museo Eva Perón de Chapadmalal, quien recuerda, revive y reconstruye jirones de la vida de Evita frente al mar.

-¿Qué representa para vos Eva Perón?

-Muchas cosas. Para mí representa principalmente una etapa feliz de los argentinos. Creo que la gente fue feliz.

 

DÍAS Y HORARIOS PARA VISITAR EL MUSEO

Temporada alta (octubre a abril): de lunes a viernes de 8.30 a 12.30. Domingos de 14.00 a 18.00.

Temporada baja (abril a septiembre): de lunes a viernes de 8.30 a 12.30. Feriados y fines de semana largos consultar.

Grupos y colegios: solicitar turno previamente para evitar inconvenientes al momento de llegar

Facebook: Museo Eva Perón

Sitio web: www.museoevaperon.com.ar

Teléfono: 469-9184

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios