“No se vayan sin verificar la zona de los posibles golpes de casco”

Luego de que desde Ocean Infinity anunciaran que, concluidos los 60 días de búsqueda, suspenderán el operativo, los familiares de los submarinistas emitieron un desesperado pedido: “No se retiren sin verificar esa zona”.

10/11/2018
“No se vayan sin verificar la zona de los posibles golpes de casco”
(Foto: ilustrativa / QUÉ Digital)

En el marco de la suspensión del operativo de búsqueda del submarino ARA San Juan a cargo de la empresa Ocean Infinity, y a poco de cumplirse un año del último contacto, los familiares de los 44 tripulantes le hicieron un desesperado pedido a la empresa: “No se vayan sin verificar la zona de los posibles golpes de casco que podrían haber sido un pedido de auxilio”.

Es que, la semana pasada, en un breve paso del buque Seabed Constructor de la empresa Ocean Infinity por el Puerto de Comodoro Rivadavia, y después de las idas y vueltas generadas previamente por la decisión y luego la marcha atrás de suspender rápidamente la búsqueda, desde Ocean Infinity les reafirmaron a los familiares de los tripulantes del submarino que completarían los 60 días operativos de búsqueda mínimos que fueron establecidos en el contrato. Hasta ese momento las tareas llevaban 48 días por lo que quedaban 12 por delante, una vez que el buque volviera a la zona de búsqueda.

Esos 60 días mínimos de búsqueda finalmente se cumplirán a fines de la semana próxima, exactamente para cuando se cumpla un año de la desaparición del submarino, que fue el 15 de noviembre de 2017. Y así se los confirmaron en las últimas horas desde la empresa a los familiares. Incluso, les dijeron a quienes están a bordo como veedores que el buque no retornará a ningún puerto Argentina y que, una vez finalizados los 60 días operativos, serán trasbordados a un buque de la Armada.

En ese contexto, y a través de un video difundido en las redes sociales, los familiares manifestaron su desesperación ante la noticia. “A días de retirarse el buque el pedido es urgente los familiares: que no se vayan sin verificar la zona de los posibles golpes de casco que podrían haber sido un pedido de auxilio por parte de los tripulantes, ya que los camaradas sonaristas declararon que es una manera de comunicarse en caso de urgencia”.

Al respecto, recordaron que el año pasado, cuando los sonaristas informaron acerca de los golpes, “desde Puerto Belgrano ordenaron que los buques se retiraran porque iba a ser verificada dicha zona; pero eso nunca sucedió”. Y en esa misma línea, se lamentaron: “En esos días se alistaban en el Hospital de Comodoro Rivadavia 44 camas con ropa y salvavidas, y se trasladaba la llave de cubierta para abrir la tapa del submarino”.

Ante esta situación, y a la espera de definiciones respecto a la continuidad de la búsqueda –resta una confirmación oficial por parte del Ministerio de Defensa en relación a la posibilidad de retomar el operativo en febrero- los familiares de los 44 tripulantes advirtieron: “Le rogamos a Ocean Infinity que no se retire sin verificar esa zona”.

 PARA LOS FAMILIARES, LA BÚSQUEDA FUE INSUFICIENTE 

“Estamos convencidos de que la búsqueda se realizó de forma insuficiente y nadie puede asegurarnos que si el buque contratado se va ahora, vuelva alguna vez. La promesa de que volverá en febrero no la creemos y tenemos motivos para hacerlo dado que Ocean Infinity intentó suspender la búsqueda antes de los 60 días incumpliendo el contrato firmado con el gobierno nacional”, denunciaron luego a través de un comunicado.

En esa misma línea, hablaron de mucho “dolor”, de una “profunda angustia” y de todo el camino recorrido en la búsqueda de verdad y justicia durante los últimos doce meses. “Hoy con claros fundamentos sostenemos que es insuficiente lo realizado. Que no alcanza con la mejor empresa, sino que lo fundamental es que se busque en el lugar correcto. Se rastrilló la zona con más probabilidades de éxito según la Armada, sin obtener resultado alguno. Ahora lo siguiente es evaluar otras teorías igualmente probables”, sumaron.

FAMILIARES SUBMARINO ARA SAN JUAN 8 MESES  (2)

Al respecto, ahondaron en los testimonios de los sonaristas que “tanto en la comisión bicameral como en los procesos judiciales” confirmaron que fueron detectados pedidos de auxilio desde el fondo del mar. “Los tres sonaristas coincidieron en que escucharon a sus compañeros golpeando el casco del submarino esperando que los escuchen desde la superficie. Esta situación fue comunicada a los superiores y la respuesta fue ‘que se alejen del área'”, cuestionaron.

Notablemente decepcionados y con bronca por las últimas novedades, los familiares de los 44 tripulantes del submarino criticaron el hecho de que pese a que los testigos del hallazgo pudieron marcar la posición satelital de los supuestos golpes, “esa zona nunca fue habilitada para el rastrillaje quedando en nosotros la sensación de que es ahí y no en otro lugar donde está el ARA San Juan”, según expusieron.

“Nos han dicho que el buque tiene que irse a África, que debe realizar reparaciones. Nosotros simplemente pedimos un poco más de tiempo y que nos saquen esta dolorosa duda. Esta profunda tristeza que nos queda por la incertidumbre de pensar que nuestros hijos estuvieron días pidiendo auxilio y nadie bajó a rescatarlos. Hemos pensado los peores escenarios y representa una tortura para nosotros no saber realmente qué pasó en ese momento crítico”, advirtieron duramente.

Y acto seguido solicitaron a la Armada Argentina, al ministro de Defensa Oscar Aguad, al presidente Mauricio Macri, a los miembros de la comisión bicameral y al pueblo argentino en general, “que no permitan la retirada del buque sin antes investigar de forma suficiente y transparente las zonas mencionadas”.

“Tampoco aceptamos la pretendida respuesta que ahora quiere ensayar la empresa sobre que va a inspeccionar el área donde se habrían escuchado ‘golpes de casco, de pasada’ en su trayecto hacia África: allí no estarán los familiares veedores supervisando las operaciones, por lo tanto no será transparente el procedimiento y las dudas van a persistir”, señalaron, para finalmente completar: “Es de público conocimiento el dolor que nos significó traer la empresa, no dejemos que se vayan y nos dejen en el desamparo de la eterna duda”.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios