Otros 40 trabajadores a la deriva y sin ayuda: “Estamos solos”

Hace más de dos meses los obreros del Frigorífico Bermejo mantienen tomada la planta de Irala entre Bermejo y Acha en el Puerto. Los dueños de un día para el otro pararon la producción y los dejaron sin respuestas. Ninguna autoridad se acercó.

29/01/2017
Otros 40 trabajadores a la deriva y sin ayuda: “Estamos solos”
(Fotos: QUÉ Digital)
Joaquín Lledó

Autor: Joaquín Lledó

redaccion@quedigital.com.ar @joaquinlledo

Durante 2016 a José María Poletti se lo pudo ver en cuanto acto oficial hubo en Mar del Plata. Cada vez que algún funcionario nacional o provincial llegaba a alguna actividad se acercaba, hablaba con custodios y asistentes para poder acceder a ellos. En algunas ocasiones lo hacía con un puñado de trabajadores con sus vestimentas blancas. Repetía una y otra vez que si no lo ayudaban tendría que cerrar sus plantas portuarias y sus trabajadores quedarían a la deriva. En noviembre, Poletti cumplió con aquellas palabras. Empezó a vaciar el Frigorífico Bermejo, pero un grupo de trabajadores lo tomó y todavía permanecen sin ninguna respuesta, sin ninguna asistencia, con audiencias en el Ministerio de Trabajo que como en todos estos casos parecen estar dispuestas para no encontrar soluciones.

La historia tiene la misma esencia de numerosos conflictos que se suceden sin respuestas. El Puerto de Mar del Plata es tierra de nadie, o en realidad el poder está todo en los empresarios que de un día para el otro pueden irse, dejar a uno, diez, cincuenta o cientos de trabajadores a la deriva y no pasa nada. Lo injusto se volvió habitual y lo habitual hace años parece no importante a ninguna autoridad.

La historia de los 40 trabajadores del Frigorífico Bermejo cumple con los “requisitos indispensables” de estos casos: un empresario que durante año tuvo sus plantas con un gran desempeño –se trabajaba las 24 horas para mercado interno y externo-, advertencias de que la cosa estaba mal, falta de diálogo, pagos en cuotas, protestas, algo de violencia, cierre y ninguna respuesta para los trabajadores: ni despido ni continuidad, incertidumbre.

La toma en la planta ubicada en Irala entre Bermejo y Acha empezó el 15 de noviembre. La mayor parte del grupo de 40 trabajadores que se desempeñaban en el lugar en blanco tiene una antigüedad  de veinte años y otros alrededor de diez.

FABRICA TOMADA BERMEJO 10

 EL PASADO 

Los trabajadores recuerdan que Poletti compró Bermejo cinco años atrás al empresario chino Ho, el mismo que en 2014 desaparecería de la planta Arhehepez y dejaría a cientos a la deriva, que hoy le dan impulso a una incipiente cooperativa autogestionada.

La producción de Bermejo se destinaba a la exportación y al mercado interno. Poletti supo operar bajo las firmas Pequimar SA y Merlín Austral del Sur, y el frigorífico llegó a trabajar día y noche: se llenaban 20 contenedores por semana.  De un momento a otro, eso se cortó. La supuesta mala situación económica, Poletti la empezó a señalar a fines de 2015, según relatan Jorge y César -dos de los trabajadores que hace más de dos meses pasan sus días en la planta tomada.

El grupo de 40 trabajadores efectivos que hoy mantiene tomada la planta, era sólo uno de los que se desempañaban para Poletti ya que también estaban quienes hacían changas y las cooperativas, en negro, que también concretaron protestas antes de que estallara el cierre de Bermejo.

 EL CONFLICTO 

Los problemas de magnitud para los trabajadores por la falta de pago de las quincenas comenzaron en octubre: empezaron a abonarles en cuotas y lo último que recibieron en forma de “adelanto” fueron $1100.

Como los días pasaban y la plata no aparecía, los trabajadores decidieron ir a reclamar a la casa de Poletti y su mujer Etelvina Santandreu.  Cuentan los obreros que tras la manifestación, Poletti apareció en el frigorífico con un arma de fuego y amenazas, lo que valió una denuncia policial. Llegó noviembre y Santandreu -que siguió el diálogo con los trabajadores- les dijo que o conseguía un préstamo o vendía la planta. Pero ninguna de las dos cosas pasó.

FABRICA TOMADA BERMEJO 03

El jueves 10 de noviembre les dijeron a los trabajadores que para el martes tendrían respuestas. Pero las respuestas no estuvieron y cuando los obreros llegaron se encontraron con que habían empezado a sacar máquinas y herramientas. Pese a que Poletti le había dado la orden a la seguridad de que no dejara ingresar a los trabajadores, entraron y arrancaron la toma que se mantiene hasta hoy.

Desde aquel día los responsables aparecieron en dos oportunidades. Soluciones, ninguna. “Ni nos echaron como para poder garantizarnos el seguro de desempleo”, lamentan hoy los trabajadores y remarcan que ninguna autoridad se acercó en ningún momento. “Acá no viene nadie, estamos solos”, señalan.

En su constante intento de respuestas de los funcionarios, Poletti reclamaba el otorgamiento de un préstamo, pero una importante deuda de cargas sociales se lo impedía, recuerdan los trabajadores mientras remarcan que a ellos ningún funcionario local, provincial o nacional se acercó. En la Mar del Plata capital del desempleo, las autoridades ni se enteran de los casos.

La intervención del Ministerio de Trabajo está a la vista que no sirvió para nada como en cada conflicto laboral de este tipo. “En una audiencia dijeron que no tenían plata ni para mandar las cartas documento”, dice César.

Mientras tanto, el desafío se centra en resistir, pasar horas, días y semanas sin que nadie se interese por otro grupo de trabajadores que fue estafado. Sin embargo, entre rumores de un posible desalojo y un fuerte apoyo de las familias, dicen todavía no querer perder la esperanza.

FABRICA TOMADA BERMEJO 07

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios