Pinos de Anchorena

Paro de mujeres: la calle de luto

En una jornada histórica para Mar del Plata, miles de mujeres marcharon de negro para decir basta, para recordar a todas las víctimas de la violencia de género, para pedir justicia por Lucía y por todas las Lucías.

19/10/2016
Paro de mujeres: la calle de luto
(Foto: Lucho Gargiulo / QUÉ Digital)

Multitudinaria. Triste. Pacífica. Histórica. Por Lucía. Por todas las Lucías. Por #NiUnaMenos. En el marco del Paro Nacional de Mujeres, la calle de Mar del Plata se vistió de luto y sobre ella marcharon miles de mujeres. Por ellas y por todas las que están ausentes. Por aquellas que ya no tienen voz; porque la violencia, la droga, el machismo, la burocracia judicial, el miedo, las condenas inconclusas y/o la ausencia del Estado las arrancaron del tiempo para volverlas bandera, reclamo, lucha, movilización, emergencia y dolor.

Las cifras en alza de femicidios, que son familias destruidas y no solo fríos números, y la violencia de género se volvieron insostenibles y miles de mujeres, impulsadas por el reclamo tras el femicidio de Lucía Pérez, realizaron este mediodía el Paro Nacional de Mujeres y, desde las 17, se congregaron en muchas ciudades del país.

En Mar del Plata, miles de ellas vestidas de negro, acompañadas también por hombres, se manifestaron en Luro y Mitre con una de las principales consignas instaladas por el #NiUnaMenos: Vivas nos queremos.

Según fuentes policiales consultadas por QUÉ, esta vez, más de 20 mil personas se sumaron a la marcha. A simple vista, la multitud se extendió a lo largo de unas diez cuadras, casi un kilómetro de asfalto.

En el marco de la masiva concentración la familia de Lucía y allegados decidieron no marchar y permanecer en la zona de la Municipalidad con el objetivo de no sumarse a las agrupaciones políticas que concurrieron con sus identificaciones.

En silencio, vieron partir a la movilización por la avenida Luro y tras retornar al punto de partida, acompañaron el reclamo solo con aplausos y rostros sin consuelo por el reciente femicidio que mantiene conmocionada a Mar del Plata, a sus calles; a la Argentina, a su gente; y a parte del mundo que también se hizo eco de lo ocurrido.

NI UNA MENOS PARO DE MUJERES LUCIA 08
NI UNA MENOS PARO DE MUJERES LUCIA 09
NI UNA MENOS PARO DE MUJERES LUCIA 17
NI UNA MENOS PARO DE MUJERES LUCIA 05
NI UNA MENOS PARO DE MUJERES LUCIA 14
NI UNA MENOS PARO DE MUJERES LUCIA 11

A fuerza de organización y persistencia, la consigna #NiUnaMenos conquistó su espacio en poco más de un año. El pasado 3 de junio, la lucha contra la violencia de género volvió a ganar la calle por segunda vez en forma pasiva. Este miércoles 19 de octubre, si de comparaciones se tratara, estuvo a la misma altura en cuanto a la convocatoria; aunque por encima en relación a lo que la marcha en sí misma expresó, en función del actual contexto social, con un nivel de violencia que no suelta el acelerador ni pisa el freno.

La movilización fue por Lucía Pérez. Por todas las Lucías. Se pidió especialmente por Yazmín, la beba de 11 meses violada y asesinada presuntamente por su padres. Los nombres son historias. Son víctimas y familias que no encontraron ni encontrarán consuelo. Pero la marcha fue por todas. Cada mujer víctima de un caso de femicidio u oprimida por la violencia de género estuvo representada en esta multitudinaria e histórica movilización por las cales de Mar del Plata.

Entre banderas contra los “crímenes de odio”, a favor de la aprobación de la emergencia nacional en violencia de género y en defensa de los derechos de la mujer en general, Mar del Plata -o al menos una parte significativa de ella- marchó, se volvió a expresar a un año y medio del primer #NiUnaMenos, todavía sin decisiones políticas contundentes a nivel nacional que atiendan integralmente al flagelo.

Pero entre las banderas, entre aquellas que muchas veces se han movilizado y otras para los que fue una novedad participar de este Paro Nacional de Mujeres, marcharon también derechos que no se cumplen, marcos legales que no llegan, condenas que no se aplican, políticas desactualizadas, denuncias acumuladas en escritorios, insultos, amenazas, golpes, gritos de ayuda, silencios y heridas que en algunas mujeres ya no pueden cicatrizar, porque para muchas ya es tarde.

Mujeres, hombres, abuelas, abuelos, adolescentes, niñas y niños vistieron de luto a las calles del centro de Mar del Plata. Sonó fuerte y alto el Himno Nacional Argentino desde el monumento al General San Martín en un cierre formal que se extendió después de hora. Las estrofas se cantaron con bronca, con angustia, con impotencia, con tristeza, con injusticia, con lucha.

Las víctimas que se vuelven bandera y fotografías arrancadas del tiempo volvieron a decir basta. Basta por todas, porque a las ausentes se las llora con un desesperado pedido de Justicia; porque vivas a todas las queremos.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios