Personas desaparecidas: “Duele que la gente no se involucre”

Lo afirmó Laura, hermana del arquitecto Fernando Lario, a quien se lo busca desde hace casi 32 meses. Ante la escasa convocatoria que tuvo la concentración por los “desaparecidos en democracia”, aseguró que “la gente no participa porque tiene miedo”.

01/03/2015
Personas desaparecidas: “Duele que la gente no se involucre”

En Mar del Plata, las personas que se encuentran desaparecidas son más de las que el común de la gente cree. En Mar del Plata, de junio del 2014 al presente, desaparecieron cuatro personas. En Mar del Plata, hay un empresario desaparecido cuya camioneta fue encontrada en Los Acantilados, aunque no así su cuerpo. En Mar del Plata, Fernando Lario parecería haberse borrado del mapa hace casi 32 meses. En Mar del Plata, hay un joven de 22 años que sufre ezquisofrenia y su familia no sabe dónde está. En Mar del Plata, decenas de miles de personas participaron del 18-F por la muerte del fiscal Alberto Nisman. En Mar del Plata, menos de 60 personas fueron este sábado a una concentración organizada por los hombres y las mujeres que desde hace tiempo, no están.

Los familiares de personas desaparecidas cruzaron sus datos a través de las redes social y se sumaron a la convocatoria nacional. En la ciudad, acordaron encontrarse a las 18 frente a la Catedral, para una hora más tarde encender una vela, con el simple objetivo de pedir que se busque a estos marplatenses que se encuentran “desaparecidos en democracia”.

La acción se replicó en Capital Federal, Las Toninas, Posadas, San Luis, y también en Estados Unidos, Ecuador y México, ya que hay argentinos desaparecidos en estos países.

Laura Lario, hermana del arquitecto Fernando Lario, quien en pocos días cumplirá 32 meses desaparecido, fue la encargada de organizar esta concentración en la ciudad, con la ilusión de reunir a un nutrido grupo de personas y que la realidad que viven las familias de personas desaparecidas se haga visible.

“Vinieron menos de 60. Tengo mucha bronca y estoy muy dolida”, dijo Laura en diálogo con QUÉ una vez finalizado el encuentro en la Peatonal San Martín y Mitre, donde expusieron un cartel -que ella misma se quedó armando hasta la madrugada- con los rostros y los datos de las personas desaparecidas, bajo el título 28-F.

La acompañaron familiares del empresario Carlos Sansiviero, de quien no hay rastros desde noviembre del año pasado; allegados a Jonathan Nahuel Benítez, un joven que padece esquizofrenia y de quien nada se sabe desde agosto del 2014; y también familiares de Agustín Marquez, otra de las personas extraviadas.

Desaparecidos1

Los familiares de Jonathan Nahuel Benítez se sumaron a la convocatoria

Pero en la ciudad son más las personas en esta misma situación: Julio Marticorena desapareció misteriosamente en agosto del 2005; Luis Ángel Sánchez está ausente desde noviembre y Juan Carlos Herrera, de 65 años, fue visto por última vez en La Plata en febrero del 2014. Y claramente, hay más casos.

“Yo no se si la gente entiende lo que está sucediendo. No es joda el tema de los desaparecidos. Esto es en democracia. Pero yo siento que la gente no se involucra porque tiene miedo. Cada uno vive en su mundo y hasta que no vivís un hecho de este tipo, no se acercan. Pero también nos da mucha bronca que por Nisman haya 40 mil personas y por los desaparecidos menos de 60“, sostuvo Laura Lario.

Tal vez de los casos de personas desconocidas, en Mar del Plata el más conocido sea el de Fernando Lario, quien el 7 de julio salió de la Facultad de Arquitectura y desde entonces poco y nada más se supo sobre él. Su hermana está convencida de que Fernando no huyó y que tampoco se suicidó.

“Hablé con los familiares de algunos de los que desaparecieron hace pocos meses y me hicieron acordar a mí en los primeros meses de búsqueda. Al principio la Justicia te dice que te quedes tranquila, que seguro se fue por ahí y que no hables con los medios“, dijo Laura y luego aseguró: “Yo tuve la suerte de no darles bola y hablar con los medios. Porque si no fuera por los medios, ni te enterás quién es Fernando Lario o Julio Marticorena…yo no creo en nadie. Estoy odiada con muchas cosas”.

Pero a pesar de que a la marcha por Nisman hayan ido miles de personas, a Lario no le interesa que el tema los “desaparecidos en democracia” se politice. “Acá no queremos que esto se vuelva político. Nosotros levantamos un cartel, prendimos unas velas, tocamos una canción (‘Rezo por vos’) y estamos presentes. No nos interesa que se vuelva algo político, pero me da bronca que la gente no participe”, explicó.

Este sábado frente a la Catedral, con su remera blanca que expone el rostro de su hermano Fernando, Laura vio a quienes sí se acercaron a la concentración. Vio sus expresiones, escuchó sus miedos, sintió sus contradicciones: “Los noté como estaba yo los primeros meses. Tenés un lío bárbaro y estás como adormecido. Al principio se te cruza el amor con el odio. Por eso cuando convocas y la gente no viene y no te acompaña, te duele adentro”.

Ver más: , , , , , , , , , , , ,

Comentarios