Producción, área “fundamental” para Arroyo, dividida y entre cajas

La Secretaría de Desarrollo Productivo tiene nuevo titular, pero el personal está dividido en al menos 5 oficinas. Para el intendente el área “es muy importante para Mar del Plata”, pero hoy está desestructurada, con documentos en bolsas y cajas.

09/01/2018
Producción, área “fundamental” para Arroyo, dividida y entre cajas

En plena temporada y durante 10 días la Secretaría de Desarrollo Productivo estuvo sin secretario, es decir, sin un funcionario que tome decisiones que involucre -entre otras cosas- la generación de puestos de trabajo. Recién ayer asumió el nuevo titular, un politólogo enviado por la gobernadora que Carlos Arroyo conoció recién horas antes de ponerlo en funciones. En el medio, el intendente encomendó la mudanza del edificio, pero el traslado implicó una división en al menos cinco oficinas desperdigadas por la ciudad que el propio Carlos Arroyo reconoció que “desde el punto de vista funcional no es lo mejor”. Hoy el área que para el jefe político de Mar del Plata es “fundamental para el Partido”, está literalmente entre cajas.

Hasta hace pocos días y durante años todas las áreas de la Secretaría de Desarrollo Productivo de la Municipalidad funcionó en un solo inmueble, ubicado en Falucho y Santa Fe. Después de la última toma del edificio, que se extendió por 15 días en reclamo de puestos de trabajo y terminó de la mano de un fuerte operativo policial para echar a los integrantes de la Coordinadora de Unidad Barrial (CUBa), hubo cambios en el sector.

Primero Arroyo echó el 28 de diciembre a Ricardo de Rosa, ahora exsecretario de Desarrollo Productivo. Con las vallas todavía colocadas, el intendente ordenó en pleno enero la mudanza del edificio para que allí se instale la Secretaría de Educación, a cargo de Ana María Crovetto y de la pareja del intendente y subsecretaria de Educación, Susana Rivero. “Fue la mujer la que quería la casona de Falucho”, indicaron fuentes de Desarrollo Productivo a QUÉ Digital.

La dependencia y el personal de las distintas áreas de la misma quedaron desperdigados en por lo menos cinco inmuebles: un sector fue a parar a la Plaza del Agua, donde funcionaba la oficina de Derechos Humanos que recientemente Arroyo ordenó trasladar a un subsuelo; otro sector -que abarca el asesoramiento industrial y Agroindustria-, lo llevaron al Distrito Descentralizado “El Gaucho”, en Juan B. Justo y México, donde se tramitan licencias de conducir; otros trabajadores fueron enviados a una oficina ubicada en Belgrano al 4500, donde entre otras cosas se tramita el programa “Argentina Trabaja”; otros terminaron una oficina en Alvear y Solís, de dificultoso acceso que antes utilizaba el Ministerio de Trabajo; los demás fueron a parar en un sector de el Torreón del Monje, a metros del mar.

Las oficinas están hoy literalmente entre cajas. Tal como se observa en la imagen que acompaña esta nota, elementos de trabajo, carpetas, expedientes y documentos quedaron guardados en bolsas y cajas de cartón a medio embalar

“La Producción ocupa un rol fundamental dentro de nuestro Partido”. La frase salió ayer de la boca del intendente Carlos Arroyo. Fue en su despacho, minutos después de tomarle juramento a Mássimo Macchiavelo, el enviado de la Provincia para hacerse cargo de la Secretaría de Desarrollo Productivo; otro hombre “recomendado” por Vidal que ingresa al gobierno municipal, tal como ocurrió meses atrás en Hacienda con Hernán Mourelle.

Desde esta semana Macchiavelo se hace cargo de Desarrollo Productivo. Desde el Municipio no supieron precisar en cuál de las cinco oficinas en las que está dividida se lo encontrará trabajando.

El intendente sí habló de la mudanza. Reconoció que trasladar una oficina a por lo menos cinco inmuebles “desde el punto de vista funcional no es lo mejor”, pero consideró que “desde el punto de vista económico para los contribuyentes, sí”.

“A mí tampoco me parece muy bueno tener que subdividir o dividir secretarias en distintos lugares”, agregó Arroyo luego de tomar la decisión que admitió no compartir al 100%, pero de inmediato recurrió a la “herencia” del gobierno anterior para justificar los traslados: “Yo recibí una Municipalidad quebrada con una cantidad enorme de alquileres por todos lados de inmuebles que realmente la Municipalidad no está en condiciones de pagar”.

Entre cajas, sin todos los elementos de trabajo, con el personal desperdigado en cinco inmuebles alejados entre sí y con un nuevo secretario enviado desde Buenos Aires por Vidal está “funcionando” hoy la Secretaría de Desarrollo Productivo, el área del cual depende fundamentalmente depende atraer inversiones, generar puestos de trabajo y combatir el desempleo de Mar del Plata, distrito que sigue ocupando un lamentable lugar en el podio de las ciudades con mayor cantidad de personas desocupadas de la Argentina.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios