Prostitución, droga y robos en Don Bosco: “Vivimos con miedo”

Vecinos de la denominada zona roja advierten que el delito creció en los últimos dos años en el barrio. “La situación es grave; al salir a trabajar o llevar los chicos a la escuela convivimos con el narcotráfico y la inseguridad”, relató Diego, vecino desde hace 56 años.

25/03/2018
Prostitución, droga y robos en Don Bosco: “Vivimos con miedo”
(Foto: archivo/QUÉ Digital)

Debido al aumento del narcotráfico, la prostitución y los robos que advierten los vecinos del barrio Don Bosco en la denominada zona roja de Mar del Plata, el fin de semana se realizó una reunión en busca de exponer la situación para encontrar soluciones, ya que si bien hay presencia policial en la zona, “la situación se agravó en los últimos dos años” y hoy “se vive con miedo”.

Desde hace un tiempo, las calles, las puertas de las escuelas, casas, veredas y plazas del barrio Don Bosco dejaron de ser un espacio de reunión, encuentro, juego y esparcimiento de niños y adultos, para convertirse en un lugar “destinado al consumo de drogas”, principalmente cocaína.

Diego Scenna nació en Don Bosco. Lleva 56 años en el barrio y vive con “dolor y desilusión” la transformación que la zona ha tenido en los últimos años. En diálogo con QUÉ Digital, contó: “La problemática es grande. Hace tiempo que hay travestis, pero ahora se sumó el tema de la droga y también los robos, algo que nos tiene muy alterados a los vecinos”.

Cuando los vecinos salen temprano a trabajar o bien a llevar a sus hijos a la escuela, “a las 7 u 8 de la mañana el panorama es el mismo que desde las 18: autos que paran, intercambios, droga, gente intoxicada, travestis en la vereda; es imposible vivir así”.

El viernes los vecinos autoconvocados organizaron una reunión para tratar el tema. Se realizó en el Club Los Andes con la presencia de residentes de la zona, comerciantes, autoridades policiales, algunos concejales y representantes de la Defensoría del Pueblo.

Manifestaron que “son permanentes las escenas de violencia” entre travestis y sus compradores, como así también los conflictos en las puertas de sus casas, las extorsiones y “aprietes” que vivencian y los frecuentes hurtos a los transeúntes y robos a negocios y casas de los vecinos.

“Tenemos miedo de estar en la calle, de salir a hacer un mandado, de llevar a nuestros hijos a las escuelas. En Colón y México, por ejemplo, funciona un aguantadero en una estación de servicio abandonada, donde duermen personas ahí que por la tarde ya ves que están intoxicados”, siguió el vecino.

En el barrio Don Bosco funcionan la Escuela Municipal de Danzas, la Escuela de Artes y Oficios, la Escuela Especial 502, la Escuela Provincial Nº 15, la Escuela Secundaria Nº 4, la Escuela Secundaria de Adultos, la Escuela Modelo de Educación Especial, el Jardín de Infantes “Alfonsina” y el Jardín de Infantes “San Martín”.

En la reunión los vecinos plantearon sus miradas en busca de encontrar soluciones. “Presencia policial se ve, pero no cambia en nada la situación”, agregó Diego, quien además señaló que “comercialmente quedó muy limitado el barrio”, ya que “la gente no sale y los comerciantes abren y cierran con miedo”.

“En estas circunstancias no se puede vivir y es triste y doloroso que haya vecinos que estén por vender sus casas e irse del barrio para dejar de tener problemas. Necesitamos soluciones urgentes”, completó.

Ver más: , , , , , , , , , , , ,

Comentarios