Puerto: los armadores de buques de altura, preocupados y en alerta

Es ante una iniciativa de la Subsecretaría de Pesca de la Nación que, según expusieron “limitará el acceso al caladero, disminuirá horas efectivas de pesca, reducirá la cantidad de kilos por cajón y acotará el total de capturas por buque”.

05/05/2018
Puerto: los armadores de buques de altura, preocupados y en alerta
(Foto: ilustrativa / QUÉ Digital)

Desde la Cámara Argentina de Armadores de Buques Pesqueros de Altura se declararon en estado de alerta ante el avance de un plan de manejo que -en los términos que está impulsando la Subsecretaría de Pesca de la Nación para su discusión en el Consejo Federal Pesquero- perjudicaría directamente a los buques fresqueros de Mar del Plata, según expusieron.

Es que, de acuerdo a lo que detallaron, “como está planteada la iniciativa limitará el acceso al caladero para este tipo de flota, disminuirá horas efectivas de pesca, reducirá la cantidad de kilos por cajón y, además, acotará el total de capturas por buque, agudizando la crisis económica que viene afectando al sector”.

En ese sentido, desde la entidad que nuclea a los armadores de los buques pesqueros de altura recordaron que en los últimos años “el langostino se ha transformado en una de las pocas alternativas rentables para los barcos de la ciudad”, y cuestionaron el hecho de que se pretenda modificar resoluciones vigentes “que han permitido una explotación exitosa y creciente”.

Al respecto, también advirtieron que en la actualidad rige una resolución que “ya fija una serie de límites a la operatoria, las cuales han funcionado en pos de sostener la calidad del recurso que llega a tierra”.

Así, puntualizaron que, por ejemplo, “los barcos fresqueros tienen un límite máximo de operación de 96 horas, contadas entre el inicio efectivo de la pesca hasta su finalización” y además destacaron el hecho de que se debe realizar a bordo de las embarcaciones un tratamiento adecuado “que mantenga la calidad y frescura del producto en cajones con hasta 18 kilogramos de langostino”.

Ante esta situación, desde la Cámara Argentina de Armadores de Buques Pesqueros de Altura entendieron que “cualquier alteración de las reglas de juego a veinte días del inicio de la temporada en aguas nacionales afecta no solo a la seguridad jurídica de las empresas, sino también a su competitividad e inversiones”, además de generar “problemas con las tripulaciones” y distorsionar “contratos cerrados con frigoríficos del sur y la logística”.

“De avanzar en el seno del Consejo Federal Pesquero una resolución que cerciore los derechos a los buques fresqueros de Mar del Plata, le producirá un quebranto a la flota y le imposibilitará integrarse a la pesquería por resultarle antieconómico”, apuntaron, antes de completar: “Esto desabastecerá a las plantas de tierra que no cuentan con barcos propios, contradiciendo el espíritu de la Ley Federal de Pesca”.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios