Secundaria N° 58: sin edificio, sin aulas y con soluciones demoradas

La institución de calle Lebensohn 6854 está clausurada desde hace cinco meses por complejos problemas edilicios, por los que los 250 alumnos pasaron a cursar a oficinas del Emder, ahora abocadas a las finales de los Juegos Bonaerenses.

03/10/2017
Secundaria N° 58: sin edificio, sin aulas y con soluciones demoradas
(Foto: archivo/QUÉ Digital)

Los alumnos de la Escuela Secundaria N°58 viven desde hace cinco meses en un estado de incertidumbre permanente: su escuela está clausurada por complejos problemas edilicios, por lo que los instalaron en las oficinas del Emder, donde ahora no pueden tener clases porque las aulas improvisadas están abocadas a tareas relacionadas con los Juegos Bonaerenses.

Los problemas del edificio de la institución, ubicado en Lebensohn 6854, son de larga data. Desde hace alrededor de tres años que el estado de las instalaciones es paupérrimo, pero todo se agravó este año, después de un fuerte temporal: según denuncia la comunidad educativa, la escuela fue clausurada en abril porque se “electrificaron” las paredes, por las filtraciones de agua que padecen las instalaciones.

“Entra agua por todos lados y eso hace que quede afectado el sistema eléctrico. También se caen los cielos rasos por la humedad que ingresa, es una situación que viene hace tiempo”, aseguró su director, Martín Carrocera, quien detalló que son un total de 250 alumnos los afectados por la situación.

Con el edificio clausurado, desde el Consejo Escolar resolvieron trasladarlos a cuatro oficinas de prensa del Emder, que funcionan como aulas, al menos hasta la semana pasada, ya que desde el comienzo de las finales de los Juegos Bonaerenses esas oficinas pasaron a ser utilizadas para el evento deportivo juvenil y los alumnos quedaron a la deriva.

ESCUELA SECUNDARIA 58

En consecuencia, durante esta semana los alumnos rotarán entre las aulas que disponen en la Primaria N°36, ubicada en otro sector del edificio de calle Lobensohn, donde hay lugar para tres cursos de la secundaria, para no perder del todo las horas de clase, que a su vez complementan con módulos domiciliarios. “Nos preocupamos por tratar de que no se atrasen, pero no están con los profesores, no es lo mismo”, comentó el director.

Sin embargo, para éste última situación resulta menor en comparación a los problemas estructurales que arrastra la escuela desde hace tiempo: “Una semana más o una semana menos sin las aulas del estadio no es tan grave. El problema es que todavía no vino ni un obrero, y grave sería que el año que viene todavía no esté arreglada la secundaria”, agregó.

Mientras tanto, las autoridades educativas provinciales delegaron al Ente Municipal de Servicios Urbanos la realización de las obras, que acumulan cinco meses tramitándose: “La presidenta del Consejo Escolar dijo que ya está por hacerse el llamado a licitación. Estuvieron seis meses para lanzarla”, denunció Carrocera.

En cuanto a los posibles plazos para retomar las actividades en un edificio reconstruido, todavía no tienen precisiones, y menos aún en cuanto a lo que será de ellos en estas dos semanas sin aulas. “Yo pensaba que para esta época ya íbamos a estar en la escuela y ni siquiera sacaron la licitación pública, aunque dicen que están en eso. Yo ya no quiero ni hablar, pensaba que todo iba a estar solucionado pero todavía no empezaron a arreglar la escuela”, concluyó.

Ver más: , , , , , , , , , , ,

Comentarios