Sedronar: cuando la lucha contra las adicciones es a pulmón

Los trabajadores que se desempeñan en Mar del Plata denuncian precarización laboral y falta de recursos. Todavía esperan por la construcción de una Casa Educativa Terapéutica y hoy funcionan en el CIC de El Martillo.

23/06/2016
Sedronar: cuando la lucha contra las adicciones es a pulmón
Joaquín (izquierda) expuso la situación que viven los trabajadores de la Sedronar en el Concejo Deliberante (Foto: QUÉ Digital)

Para luchar contra las adicciones hay que disponer de recursos. Y para eso tiene que haber decisión política. Sin embargo, en Mar del Plata la realidad refleja lo opuesto: los trabajadores que se desempeñan bajo la órbita de la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (Sedronar) denuncian precarización laboral, falta de recursos y piden un espacio físico para trabajar.

Es que, pese a los anuncios de las gestiones anteriores, todavía esperan por la construcción de una Casa Educativa Terapéutica y hoy funcionan en el Centro Integrador Comunitario (CIC) del barrio El Martillo, según expusieron este miércoles durante la reunión de la comisión de Calidad de Vida, contexto en el que relataron la realidad que atraviesan mientras hacen malabares para asistir a jóvenes y adultos con problemas de adicciones.

Los encargados de exponer la situación fueron Joaquín y Soledad, dos de los ocho trabajadores que se desempeñan en el Sedronar en conjunto con un grupo de operadores territoriales. Según comentaron, pese a que en 2014 el Municipio firmó un convenio con la Secretaría para la construcción de la Casa Educativa Terapéutica, y aunque algunos materiales llegaron a la ciudad, la obra nunca avanzó y actualmente el espacio físico es insuficiente.

En su momento -septiembre de 2014- el gobierno de Gustavo Pulti había anunciado que la obra se concretaría en 240 días y el monto a invertir sería de $21 millones, de los cuales casi la mitad iban a ser aportados por la Nación. Sin embargo, y pese a que fueron enviados $7,5 millones, además de materiales -según denunciaron desde la Unión Cívica Radical (UCR)- la obra no comenzó y la explicación de Acción Marplatense fue que existieron dos licitaciones fallidas.

Independientemente de esto, lo cierto es que hoy los trabajadores viven momentos más que difíciles que implican no solo la ausencia de recursos para poder brindar un tratamiento adecuado sino también falta de cobro de salarios. “Hoy lo que necesitamos son herramientas para poder hacer nuestro trabajo y un edificio”, explicaron y dieron cuenta del trabajo realizado.

En ese sentido, expusieron que en el último año recibieron 1400 consultas y actualmente trabajan con unos 70 pacientes regulares, a quienes brindan un tratamiento ambulatorio, orientado a ayudarlos a salir de un hábito de consumo, sin necesidad de una internación y en base a la Ley de Salud Mental. Además, trabajan en su mayoría con personas con derechos vulnerados, por lo que también se les brinda alimento y contención.

“Hoy en día mucho de lo que le damos a la gente sale de nuestros sueldos porque no hay recursos económicos”, advirtió Joaquín, a modo de ejemplo. En ese sentido, mencionaron la urgencia en cuanto a la normalización del cobro de los trabajadores y repararon en la importancia de que haya un trabajo articulado con las autoridades del Municipio.

EL ROL Y LA IMPLICANCIA DEL MUNICIPIO

Justamente en ese sentido, la exposición de los profesionales coincidió con la presencia de la secretaria de Desarrollo Social en la comisión, Vilma Baragiola, quien escuchó los reclamos y se comprometió a trabajar en conjunto. Incluso dijo que analizan la posibilidad de cederles un lugar en el Centro de Desarrollo Infantil (CDI) del barrio General Pueyrredon.

“Mucha gente define su identidad por el consumo de droga y a esa gente hay que acompañarla para que vea que es mucho más que eso”, remarcó el joven trabajador del Sedronar quien hizo hincapié en lo difícil que resulta trabajar en estas condiciones: “Hoy nuestro mayor problema tiene que ver con el espacio físico, porque ocupamos el CIC porque es muchísima la demanda”.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios